OpiniónOpinión Internacional

Diplomacia multipolar

Las principales crisis en el sistema internacional como las de Siria, Irak, Palestina, África Central y Ucrania, demuestran que terminada la Guerra Fría con el derrumbe del Muro de Berlín, estamos en tiempos de un mundo multipolar. El equilibrio de fuerzas entre las grandes potencias ha creado nuevas situaciones y ha cambiado la geopolítica en este siglo XXI. Asia se ha convertido en el punto obligatorio de referencia en el orden económico, por eso el interés de la política mundial hacia el extremo Oriente y en general hacia el Pacífico. Hoy China es la segunda economía del mundo. En Asia esta la tercera parte de la población del mundo, el PIB por habitante se multiplicó por 16 pasando de 419$ a cerca de 7000$. Pero este fenómeno también se da con otras naciones emergentes como es el caso de la India, Brasil, Rusia, Sudáfrica, Turquía.

El sistema internacional hoy se caracteriza por el policentrismo con múltiples centros de decisión, que rompe con la tradicional hegemonía del Occidente, finaliza la tradicional división de capitales imperiales en países desarrollados y periferias dependientes en el Tercer Mundo. Esta multipolaridad implica una distribución internacional del trabajo y de la riqueza y obligará también a una nueva reorganización del sistema internacional, incluyendo la reforma total de las Naciones Unidas.

El nuevo orden que quiso instaurar la ideología marxista fracasó como lo demostró la destrucción del proyecto soviético y son pocos los sistemas en el mundo que aún tratan de navegar en ese socialismo anacrónico, del cual precisamente China cada vez se aleja más aceptando ahora la propiedad privada y la inversión extranjera. Pero también el capitalismo está en crisis, quedó atrás el inmenso crecimiento de los llamados 30 años gloriosos (1946-1974), fundamentado en Estados Unidos y en Europa con las altas ganancias y que comenzaron a descender en los años 80 con la reducción de los salarios y el desempleo, además el endeudamiento externo y la especulación. Por eso el estallido de la burbuja inmobiliaria afectando la economía real y el sistema financiero con la restricción de créditos y la disminución del consumo.

Después de la creación de la Organización Mundial de Comercio en 1995, el flujo del comercio internacional tiene una nueva dimensión con la importancia que China ha tomado representando hoy cerca del 10% de las deportaciones mundiales y para Asia casi llegando al 30%, igualmente se ha acentuado el comercio entre los países del Sur, donde China mantiene una alta presencia especialmente en África y en América Latina y se han borrado las fronteras donde las mercancías tratan de circular libremente.

En el aspecto financiero el euro trata de mantener su supremacía sobre el dólar, creado en 1999 ha sido una competencia permanente con la moneda verde. Con sus propias instituciones monetarias Europa a pesar de la crisis, también desplaza a Estados Unidos. Dejar de lado la convertibilidad del dólar en oro y después la supresión de la paridad fija entre el dólar y otras monedas, en la década de los setenta, decretaron el fin del ciclo del sistema monetario internacional creado en Bretton Woods en 1944 y planteó una reformulación de todos los mecanismos financieros, con nuevos enfoques financieros.

Otra expresión del nuevo orden mundial multipolar es la reconversión de la OTAN, creada en 1950 pero reorientada en 1999, de 12 miembros fundadores hoy cuenta con 26 y ha subsistido a pesar de la desaparición del Pacto Varsovia y la permanente confrontación con la Europa Oriental. Esto preocupa a Rusia por la nueva alianza de los antiguos Estados de la Unión Soviética, con Occidente. Así lo demostraron en los Balcanes y podrían hacerlo en Ucrania, esta OTAN podría también internacionalizarse hacia otras regiones del planeta.

El Internet y la multiplicación de las comunicaciones con la convergencia entre medios de comunicación teléfonos e informática, facilita la mundialización y la integración de los mercados mundiales, pero también se abre a los nuevos delitos en el espacio cibernético. La democracia ha ganado, con la transparencia que permite las nuevas redes sociales.

América Latina, que había sido un terreno de competencia para el capitalismo y comunismo, y fértil a las dictaduras militares, hoy en la nueva multipolaridad presenta un gran desarrollo democrático, descartándose los golpes militares de derecha o de izquierda, pero urgida de proyectos sociales y reformas económicas. El Sistema de Integración Centroamericano, la Comunidad del Caribe, la Comunidad Andina de Naciones, el Mercosur y ahora Unasur y la Celac, representan una nueva realidad en la integración continental y bajo el modelo de la Unión Europea un espacio geopolítico y geoeconómico de primera importancia en esta nueva diplomacia multipolar y policéntrica.

(ElUniversal.com)

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar