OpiniónOpinión Internacional

El armamento turco puede ser el principal obstáculo para el ataque ofensivo de fuerzas sirias contra Idlib

Ahmad Al Khaled

El ataque ofensivo de fuerzas gubernamentales sirias en provincias de Hama y Latakia, empezado hace un mes, ha resultado ser no tan exitoso como se esperaba. Al establecer control sobre ciertas localidades, fuerzas gubernamentales fueron obligados replegarse, después de enfrentarse con contraataques de militantes. Como consecuencia, campaña ha tomado la forma de enfrentamiento prolongado, acompoñado por luchas esporádicas y bombardeos mutuos.

Tal eficiencia de acciones defensivas de fuerzas disidentes se explica por dos factores principales. Primero, grupos armados en estado de lucha constante se han unido y han esforzado las primeras líneas, enviando a las posiciones fuerzas adicionales. En rechazo de avance participan agrupaciones de coalición de oposición moderada «Frente Nacional de Liberación» y extremistas – miembros de Rama de Al-Qaeda en Siria «Hayat Tahrir ash-Sham», así como de «Partido Islámico del Turquistán».

En segundo lugar, los militantes usan masivamente las armas modernas, en particular, los sistemas antitanque, cuales permite destruir los vehículos blindados militares sirios desde una larga distancia, interrumpiendo así los intentos de ataque.

Desde el inicio de la intensificación de la confrontación, los militantes han llevado a cabo decenas de lanzamientos de sistemas antitanque sobre posiciones de las fuerzas gubernamentales. No tienen que preocuparse, ya que las autoridades turcas han organizado inesperadamente la línea de suministro.

Hace unos días, un convoy llegó desde el territorio de Turquía a la ciudad de Jabal Zawiya, que estaba bajo el control del «Frente de Liberación Nacional», trajo un gran lote de armas y equipo militar a los militantes. Representantes del grupo confirmaron el recibo de municiones y armas en una entrevista con Reuters.

A disposición de los militantes también se encuentran los transportes de personal blindados turcos Panther F9. Las fotos en las redes sociales indican que los grupos de oposición han recibido al menos tres de estas máquinas.
Además, los militantes de los grupos controlados por los turcos con sede en el norte de la provincia de Alepo llegaron a la línea del frente en la provincia de Hama.

Al mismo tiempo, a pesar del beneficio a corto plazo, los envíos masivos de armas a las fuerzas de la oposición conllevan riesgos para Turquía.

Dado que en los últimos años, los extremistas de «Hayat Tahrir ash-Sham» lograron convertirse en la fuerza dominante en Idlib, es fácil predecir que al final las armas de Turquía caigan en manos de un grupo. Este desarrollo amenaza tanto el proceso de paz en Idlib, uno de cuyos iniciadores es Turquía, como la ambición de Ankara de consolidar su presencia en el norte de Siria. Tales consecuencias deberían ser otra advertencia para las autoridades turcas, cuyas acciones mal consideradas amenazan con desestabilizar la situación interna en el país.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar