OpiniónOpinión Nacional

El corolario Capriles

La polémica suscitada por Henrique Capriles en relación a la presidencia Encargada tras los sucesos de la Operación Gedeón da a entender el paulatino abandono de la tesis del “cese de la usurpación”. El escenario electoral vuelve a  retomarse.

En varias entrevistas que ha concedido H. Capriles particularmente desde el 2013, cuando por poco margen de votos fue derrotado por Nicolás Maduro, resultado que no reconocería; y posterior suceso denominado “La Salida” -2014-  ocasionaría un número cuantioso de movilizaciones y victimas trajo por consecuencia que la tesis electoral que promovía languideciera.

Sostuvo el 2019, fue un retroceso para el país. No se pudo cumplir la ruta que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó propuso para un cambio político. Por eso, reconociendo que el verdadero ganador fue “el usurpador” Nicolás Maduro, que se mantiene intacto en el poder. “En 2019 perdió Venezuela. Seamos serios, hablemos con la verdad. En 2019 nos propusimos un plan y fracasó. Un plan de recuperar la democracia y no funcionó”.

Lapidariamente señalo «Busquemos un hecho político real en Venezuela». Tenemos que generar nuestro escenario ideal y dar con alguna alternativa, obligando a la dictadura a jugar en nuestro tablero. “¿Y cuál es ese hecho? Duélale a quien le duela unas elecciones o, al menos, la búsqueda de condiciones mínimas para decidir si participamos o no en ese proceso”

LA PROTESTA.

Ha manifestado para que la protesta tenga “la legitimidad y fuerza necesaria” era dejarle el protagonismo a los “factores sociales que la apalancan”; no podía estar vacía de contenido. Si se limitaba a pedir la renuncia a Maduro no conecta con los graves problemas, con el malestar social que hay en el País. El radicalismo de ciertos sectores de oposición beneficia al gobierno porque está administrando el país “desde el extremo del arco político”. A la política en Venezuela hay que “despolarizarla”.

La protesta al no salir del ámbito pacifico con contenido y un mensaje claro puede lograr en lo político que el militante chavista termine protestando con el opositor. Las “guarimbas” o “barricadas urbanas” colocan en contra al indiferente o al chavista lo cual es peor. Se necesita reorientar la protesta para quedar expuestos los extremistas ante la opinión pública, es decir  aquellos a los que le interesa poco “atacar y resolver” los problemas porque en realidad tienen otra agenda.

La mayoría de los venezolanos se ubica en el centro. La protesta con contenido convence, suma incorpora. Las piedras, los gases lacrimógenos, los heridos desvían el sentido de la protesta. Hay que hacer todo lo posible para evitar la confrontación armada. Las protestas pueden ser encauzadas hacia temas importantes para los venezolanos. Hay que aislar “a los violentos”, darle a la protesta la dimensión nacional que está pidiendo. Nuestro problema no es con el “pueblo chavista” es con los funcionarios privilegiados del gobierno “los enchufados”.

No hay un discurso para los pobres que son mayoría para el país. Llevar a los barrios populares de Venezuela un mensaje concreto de la oposición es importantísimo. Hay que complementarse. Sería muy peligroso producir un cambio político que no interprete o involucre a los sectores populares. 

EL DIALOGO.

La convocatoria por el gobierno “no es un dialogo porque no hay nada que dialogar”. Se caracteriza por mucha intransigencia. Todo proceso de diálogo se debe traducir en resultados, rectificaciones, acciones concretas, testimonios de buena fe. El gobierno estaría muy interesado en mantener conflictos de alta intensidad en algunas zonas del país para trata de plantear que este es un problema entre ricos y pobres, fascistas y revolucionarios, que el objetivo de la protesta es sencillamente tumbar el gobierno.

Los propios problemas del país irán empujando la agenda política. Llegara un punto que se hacen los cambios o se va el gobierno del poder. Teniendo presente en la Constitución están todas las herramientas para llevarlo a cabo: renuncia, enmienda, Constituyente, reforma.

En febrero del 2019, Capriles habría expresado que la solución a la crisis de su país ya no pasa por un diálogo, pues a su juicio, el Gobierno usa estas conversaciones para “burlarse” de los venezolanos;  anunció su apoyo al líder opositor Juan Guaidó. “Los países tienen que saber que el Gobierno ha llamado al diálogo para que en este país no pase nada, más bien para burlarse de la buena fe de los venezolanos. Entonces aquí ya no se trata de diálogo”.

ELECCIONES PARLAMENTARIAS 2020.

Capriles pide dar la pelea ante la convocatoria de las elecciones parlamentarias previstas en la Constitución “Hay que sortear ese escollo, pasar el peaje” afirmando “En el barrio quieren votar contra el régimen”. Sostiene que es “un falso dilema: voto o no voto, participo o no participo”. El venezolano tiene cultura del voto como arma de la democracia y a la gente le gusta votar, pero no que le roben su voto. Si estamos en una dictadura nunca van a permitirse unas elecciones como en un país democrático. El reto es como la convocatoria a las elecciones parlamentarias, se convierte en un hecho político que rompa con la inercia de las personas. Lo que no podemos es quedar paralizados. Se debe buscar una forma de agarrar la convocatoria para mover el país y convertirla en una “bandera de lucha”.

El problema es nuestra capacidad para unir el voto con la protesta. El Consejo Nacional Electoral entro en una “descomposición” parece imposible que pueda darse una elección libre y democrática.

Existe una remota posibilidad de lograr el milagro de conformar un Poder Electoral de acuerdo a la Constitución que permita al venezolano recuperar la confianza en las elecciones. El que se niegue a un proceso en el cual el pueblo decida con su voto, le tiene miedo a la decisión de la mayoría. Maduro le tiene terror a esa mayoría.

 Si el régimen está dispuesto a nombrar un Consejo Nacional Electoral desde la Asamblea Nacional; “tratemos”. Si termina en una “omisión simulada” porque nunca tuvieron la voluntad o no les dio la gana, se verá que hacer en ese escenario. Si es una nueva mentira quedarían mal frente a los militares y la comunidad internacional.

LA RUPTURA MILITAR.

La solución a la crisis política es un cambio de Gobierno, del quien usurpa el Poder. La idea es evitar el fraude. Que resulte costoso seguir en esta “tragedia económica” que vive el país y busquen como poner a Maduro en una posición de que tiene que negociar o que los militares le quitan al apoyo. Que pueda darse una ruptura, que no ha pasado hasta ahora. Sobre la base de esa convocatoria y el “pueblo” movilizado por elecciones libres, obligue a los militares a revisar el apoyo a Maduro. Sin un hecho político no hay revisión de la situación por los militares.

En el caso de Bolivia si no hubiera habido un fraude electoral, un hecho político que movilizara, Evo Morales seguiría en el poder. La OEA confirmo el fraude y de allí, se agarro el sector militar para decir que no apoyaba mas a Morales y se produjo un quiebre.

Los militares frente a las movilizaciones populares “no cree” que vayan a masacrar al barrio, porque de “ellos vienen de allí”. Frente a eso le tocara a Maduro negociar la forma de cambio político: Maduro se va o acepta la elección con todas las garantías para que en Venezuela haya una alternancia y que le ofrezcan a Maduro la garantía que no habrá revancha, persecución, que permita que el país se normalice.

En Venezuela no puede haber revanchas, ni de un lado  ni del otro. La justicia y la revancha no son sinónimas. La Constitución dice que cada cinco años hay que elegir una nueva Asamblea Nacional; auto prorrogarse su periodo actual es una fantasía y una falacia.

Fuentes: Moleiro Alonso. Entrevista con Henrique Capriles. Letras Libres. 22-04-2014.

Celina Carquez- Ascencio Reyes. Entrevista con Henrique Capriles. Crónica Uno. 01-02-2020.

Capriles Henrique. Busquemos un hecho político real en Venezuela. El País- España. 22-01-20.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar