OpiniónOpinión Nacional

Estrategias de la resignación

Un dirigente de oposición propulsor de lo que en propiedad puede llamarse estrategia de la resignación, la resume de esta manera:

Concurriremos a las elecciones parlamentarias del 6 de Diciembre, si perdemos no importa; nos preparamos para participar en la elección de gobernadores y alcaldes; si de nuevo perdemos, tampoco importa; entonces nos prepararemos para participar en la elección presidencial del 2019; si tampoco ganamos, no hay que desanimarse, el juego de la política es así.

Los propulsores de esta estrategia argumentan que la secuencia señalada es impecablemente democrática, puesto que en democracia los cambios de gobierno sólo pueden hacerse mediante elecciones.

La solidez de la argumentación es aparente. El gobierno de Venezuela no es democrático, es una dictadura totalitaria. En las votaciones presidenciales del 14 de abril del 2013, la diferencia entre los votos obtenidos por uno y otro candidato fue insignificante, tanto que el triunfador se negó al reconteo solicitado por su contendor. Sin embargo, a la mitad de los venezolanos que votaron por el candidato de oposición se le niegan todos los derechos, se le persigue, se le encarcela, se le humilla; y para colmo, ahora a sus líderes se les inhabilita para que no puedan ser candidatos en las elecciones del 6 de Diciembre.

De todos modos, la abstención está descartada. Hay que votar en las elecciones. Quienes predican la abstención, sin quererlo le hacen el juego al gobierno.

Esa participación en las elecciones tiene que ser dinámica y combativa. La oposición democrática no está sola. El mundo está pendiente del desarrollo de la campaña electoral. Emociona ver, por ejemplo, que en un país tan lejano como Sudáfrica el reverendo Desmond Tutu, arzobispo de Ciudad del Cabo y consejero de la íntima confianza de Nelson Mandela, en dos ocasiones ha hecho pronunciamientos solicitando elecciones libres y libertad de los presos políticos en Venezuela.

Mencionamos al arzobispo Tutu porque su país está geográficamente muy lejos de Venezuela, pero han sido innumerables los pronunciamientos de protesta por la represión política y el secuestro de dirigentes democráticos en nuestro país. El documento presentado ante la pasada Cumbre de las Américas en Panamá, firmado por 31 ex presidentes, es un extraordinario documento político de particular vigor en sus reclamos a favor de la democracia en Venezuela.

Esa denuncia y presión intensa por personalidades del exterior, tiene que ser acompañada por una campaña interna de igual o mayor intensidad, pues sería lamentable que ellos llegaran a la conclusión de ser más papistas que el Papa.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba