OpiniónOpinión Internacional

Gaza, el silencio de los cohetes

Lo dijo muy claro anoche la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki: el alto el fuego indefinido que entró a operar anoche entre israelíes, el grupo islamista Hamás y demás facciones armadas palestinas “es una oportunidad, no una certeza”.

El pacto, conseguido bajo la intensa mediación de Egipto, pone fin a 50 días de hostilidades en los que murieron más de 2.000 personas, hubo miles de heridos, casi 300.000 personas tuvieron que buscar refugio y miles de viviendas y obras de infraestructura fueron destruidas.

Una espiral de muerte en la que los palestinos llevaron la peor parte, pero que anoche se rompió cuando millares de ellos salieron a las calles a celebrar ‘el fin de la guerra’. En Israel, el acuerdo se asumió con escepticismo, pues, a juicio de muchos, las causas que provocaron la crisis están vivas.

Lo que diferencia este cese del fuego de las otras treguas fracasadas es que por primera vez este no tiene término en el tiempo, lo que abre las esperanzas para que los temas en los que hay mayor divergencia se negocien en calma y no con la presión de los proyectiles. Es un paso enorme.

Los más escépticos opinan que así como quedaron las cosas se inicia la cuenta regresiva para una nueva intervención israelí sobre el territorio palestino, ya que, aunque se golpeó duramente la estructura militar de Hamás, nada garantiza que no haya un rearme. Los optimistas, en cambio, creen que en la medida en que se mejoren las condiciones de vida de los palestinos, menos razones habrá para otro estallido de violencia.

Las tensiones (que se detonaron luego del estancamiento de las negociaciones de paz entre los dos pueblos), el bloqueo impuesto por Israel sobre la Franja de Gaza desde que Hamás asumió el poder en el 2007 y la conformación de un gobierno de unidad palestino que incluía al grupo islamista añadieron una crisis más a la región golpeada por la guerra civil en Siria y en el hasta ahora incontenible avance del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Irak.

La nuez de los acuerdos tiene que ver con la flexibilización del bloqueo sobre la Franja por razones humanitarias. Bajo estricta supervisión de Israel y también de la Autoridad Nacional Palestina se abrirán los pasos fronterizos para permitir la entrada de víveres, material médico y todo lo necesario para reparar los servicios de agua, electricidad y comunicaciones. La reconstrucción de Gaza se tasa en casi 6.000 millones de dólares.

También se habla de la reapertura del aeropuerto de la Franja, de un puerto, de la ampliación del área de trabajo en el mar para los pescadores y de otras medidas que saquen a sus habitantes del aislamiento y los conecten con el mundo.

Por otra parte, y como es lógico, Israel exige garantías a su seguridad, que no se repita el disparo de cohetes hacia su territorio y que no se vuelvan a construir túneles para contrabandear armas o cometer atentados contra sus ciudadanos. Estos temas, como el muy clave del desarme de Hamás, se negociarían dentro de un mes.

Una vez más, la guerra no dejó vencedores, pero sí vencidos. La diplomacia se impuso y tras días de desencuentros, Egipto, con el apoyo de EE. UU. y la comunidad internacional, logró detener la sangría. Pero esto es solo el primer paso. Consolidar la tregua, mejorar la vida de los gazatíes y garantizar la seguridad de Israel son objetivos prioritarios de las negociaciones que se avecinan. Israelíes y palestinos esperan más de sus líderes y gobernantes.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba