El EditorialOpinión

La frontera

Las fronteras son líneas arbitrarias que las naciones establecen para separar a los pueblos. Famosa en el pasado fue la decisión de Julio César de cruzar la frontera prohibida: el río Rubicon.

Hoy en Europa se pretende volver a cerrar las fronteras para detener el flujo migratorio proveniente de África y del Medio Oriente. En EEUU el candidato a la presidencia, Donald Trump, aspira a que los mexicanos construyan una nueva muralla china. En fin, todos los países creen que cerrando sus fronteras estaránmás seguros, que los problemas económicos se resolverán y sus habitantes podrán vivir en paz y y armonía.

En nuestro país una decisión absurda y demagógica mantiene cerrada la frontera con Colombia con justificaciones irreales de que eso ayudaría a reducir la escasez y a bajar la criminalidad.

En estos dos últimos fin de semana hemos podido constatar que centenares de miles de venezolanos han atravesado la frontera que separa a Venezuela y Colombia para comprar los alimentos y las medicinas que, o no consiguen, o los tienen que pagar a más del doble de lo que les cuesta en la hermana república.

A pesar de que esas oleadas humanas ponen en evidencia la falacia de los argumentos esgrimidos por el gobierno para justificar el cierre, no terminan de entender que fue un error garrafal y que la crisis no la originó la frontera sino un modelo económico equivocado.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba