OpiniónOpinión Nacional

La hegemonía sin Fidel

No me refiero al régimen castrista que viene imperando en Cuba desde 1959. Ese será tema para una próxima ocasión. Me refiero a la hegemonía despótica y depredadora que aún impera en Venezuela, fórmula habilidosa que fue montándose paulatinamente por Fidel y Chávez –acaso en ese orden, que Maduro y los suyos han continuado, y que ha tenido la “hazaña” de transmutar a Venezuela en una trágica crisis humanitaria, en medio de la bonanza petrolera más prolongada y caudalosa de la historia.

De Fidel Castro se podría decir que era el cerebro estratégico de Chávez. Y no es que se podría decir, es que Chávez lo decía con cierta frecuencia al alabar la “estrategia perfecta de Fidel”, como él mismo la denominaba. En una época, sobre todo después del malogrado referendo revocatorio del 2004, Chávez repetía mucho esa afirmación. Fidel, que era uno de los déspotas más avispados del mundo, quizá le “aconsejó” que no siguiera repitiendo el estribillo, y Chávez le hizo caso, aunque de vez en cuando no se aguantaba y volvía a reconocer lo de “la estrategia perfecta de Fidel”.

Y me parece que tenía razón, en el sentido de que esa estrategia le ayudaba en el continuismo en el poder, casi tanto como el vendaval de petrodólares que la “revolución bolivariana” ha recibido y despachado, dejando al país en la ruina económica y social y en la ruindad política. De hecho, esa era parte de la estrategia. “Depaupera e impera”, no fue un invento fidelista, pero le sacó mucho provecho, tanto en Cuba como en Venezuela. Es obvio, que si Fidel mandaba sobre Chávez, entonces también mandaba sobre Venezuela.

Si eso era así con el predecesor, tenía que ser aún más con el sucesor, entre otras razones porque aquel no le debía haber ganado las elecciones de 1998 a Fidel, pero éste si le debía a Fidel el haberse convertido en el sucesor de Chávez. La autoridad de los hermanos Castro Ruz sobre Nicolás Maduro ha sido pública, notoria y comunicacional. O dicho de otro modo, la dependencia de Maduro a los hermanos Castro Ruz ha sido muy intensa. Lo que significa que la muerte de Fidel tiene un peso muy grande en esa realidad.

Sin Fidel no será lo mismo para la hegemonía roja que destruye a Venezuela. No podrá serlo. ¿Por qué? Pues porque Fidel Castro era la máxima instancia del oficialismo. Raúl Castro tiene amplia experiencia y también cacumen para la manipulación política, pero no es igual que su hermano mayor. Quienes los conocieron bien, en la medida que ello era posible, lo señalan de manera unánime.

Fidel fue un portento de la habilidad político-estratégica para mantenerse en el poder. Y eso fue así para Cuba y para la Venezuela del siglo XXI. Algunos expertos sostienen que su enfermedad gastrointestinal lo dejó fuera de combate. Acaso sea al revés. Con la entrega de la presidencia a su hermano Raúl, se liberó del día a día gubernativo y le quedó mucho más tiempo para “totumear” sus iniciativas y tretas.

Una de las últimas, probablemente hablando, fue la concepción del supuesto “diálogo” venezolano, cuyo beneficiario directo ha sido y es el señor Maduro, que sigue ganando tiempo en medio de una crisis humanitaria que despedaza al país, y luego de que la hegemonía trancara las salidas electorales y referendarias que correspondían, constitucionalmente, para el año 2016, ya en conclusión.

No me encuentro entre los que subestiman a personajes como Maduro o Cabello. Pero eso es una cosa y otra es darse cuenta del vacío que representa la muerte de Fidel Castro para la hegemonía que tiene asolada a Venezuela. Vamos a ver cómo le va a Maduro sin Fidel. Ese vacío es una oportunidad que debemos empeñarnos en aprovechar.

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba