OpiniónOpinión Nacional

Las plagas de Egipto y las de Venezuela

Según las Sagradas Escrituras del Judaísmo –Salmos y Éxodo− los judíos eran esclavos en Egipto y Dios le encomendó a Moisés liberarlos. Como el faraón no cumplió el pedido de liberación que le pidió Moisés, éste hizo que Dios desatara sobre Egipto unas terribles plagas. El número de éstas varía según las escrituras: de acuerdo con un salmo fueron dos, según otros siete u ocho y de acuerdo con Éxodo diez. Esas diez plagas habrían sido:

  1. Conversión del agua del Nilo en sangre
  2. Invasión de ranas
  3. Piojos
  4. Moscas
  5. Peste del ganado
  6. Úlceras
  7. Lluvia de fuego y granizo
  8. Langostas
  9. Tinieblas
  10. Muerte de los primogénitos

Según la historia, sí hubo plagas en Egipto. Además se ha tratado de darles una explicación científica. Quienes redactaron las Sagradas Escrituras, en conocimiento de que esas plagas habían ocurrido y en vista de la importancia del éxodo de los judíos, que condujo a la creación de un Estado, les dieron una interpretación religiosa. Las explicaciones científicas que se han dado son entre otras: que el agua convertida en sangre no es sino la contaminación con unas algas rojas que, cuando invaden producen un color rojo como de sangre en las aguas, como el fenómeno de “marea roja” en el mar que también podría darse en un río como el Nilo; en cuanto a las ranas, ya se han reportado lluvias de sapos en algunos lugares del mundo; la invasiones de piojos son muy frecuentes bajo malas condiciones higiénicas; con desechos de alimentos y animales muertos proliferan las moscas; las úlceras son causadas en la piel por el staphyloccocus aureus por falta de higiene; la lluvia de fuego puede explicarse por explosiones volcánicas; la lluvia de langostas que destruyen las cosecha siempre ha sido algo común en Egipto; las tinieblas son usuales con la aparición en épocas de sequía, de lo que se conoce como calima y también, las raras veces en las que hay eclipsis solar. En lo que se refiere a la muerte de primogénitos, es algo que ocurren cuando las mujeres primerizas abortan.

En cuanto a esas plagas ocurridas en Egipto, con explicaciones religiosas o no, también están apareciendo en Venezuela y no puede decirse que son causadas como castigo y por órdenes divinas, sino por el producto de una maldad ejercida por unos seres incompetentes y perversos que nos gobiernan como dictadores. En nuestro país estamos sufriendo las plagas de lo que yo he dado por llamar “Gobiernovirus”, a lo que ahora viene a añadirse el biológico Cavid-19. Comparando con las arriba nombradas plagas de Egipto, tenemos que: 1) El color del agua, tan escasa, muchas veces es marrón en ríos como el Guaire y el que llega por tuberías que están oxidadas, por inadecuado tratamiento en las plantas procesadoras. 2) La invasión de animales que escapan de su hábitat natural es cada vez más frecuente y ahora más intensa por la falta de agua, cuando los animales no hallan donde abreviarse. 3) Los piojos aparecen  ahora más en los niños que van a las escuelas que se pasan los liendres. 4) Las moscas pululan por doquier en las barriadas cuya basura no se recoge, en las carnicerías y pescaderías, que por no cumplir con las exigencias higiénicas, carecen de refrigeración y/o hielo. 5) Los rebaños de ganado sufren de peste porque no hay disponibilidad de vacunas. 6) Si el gobierno no nos da agua, si es difícil conseguir jabón, ¿cómo va a ser posible impedir la infección por staphlilococus aureus? ) Lo más parecido a lluvia de fuego son las cenizas que nos caen por incendios que no se extinguen y las chispas propagadas por el viento. 8) Aquí las langostas son del gobierno y los enchufados que con su corrupción, todo lo destruyen. 9) Las tinieblas son las calimas aumentadas por los incendios que no se extinguen. 10) Las muertes de primogénitos y de otros recién nacidos se deben a falta de atención debida en los hospitales donde no hay equipos adecuados para atender a los recién nacidos con problemas; los bebés son colocados en cajas de cartón porque hay carencia de incubadoras.

Tal como puede verse en Venezuela estamos sufriendo plagas semejantes a las de Egipto, no como castigo al faraón, sino por unas que en buena parte se deben al mal gobierno

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba