OpiniónOpinión Nacional

Maduro, Diosdado: resuelvan como en «El Padrino»

Empecé seriamente a plantearme que quizá los gobernantes de Venezuela no solo perdieron la chaveta, sino que además como esquizofrénicos límites se comportan con la más profunda inconciencia posible, sobre su propia responsabilidad, porque ni siquiera tienen una noción aproximada de como terminarán sus días, a la cabeza del Estado o simplemente como terminarán sus propias historias de vida personal ya acechadas por la trama final de la tragedia a la que llevaron nuestra nación y a ellos mismos, con sus familias de la corte roja.

Tan o más grave aún es la propia inconsistencia intelectual y también ética de los opositores, de cohabitación y amancebamiento con sus majestades rojas, para imaginar que el capítulo final se escribirá con su protagonismo, en un fecundo diálogo de resultados a refrendar por vías electorales, como sueña Caprilito y también, aunque ya paga con más de un año preso su ingenuidad, Leopoldo López, su rival de candidatura para el hipotético 2019, que es para cuando «Chuo» Torrealba y su pandilla MUD, financiada por el régimen, vía Banca-boli-burguesa, estiman esa alternabilidad, para las presidenciales en democracia frente al chavismo en extremo debilitado.

¿Puede alguien desde el poder venezolano creer que si Obama emitió unas primeras disposiciones legales contra militares «diosdadistas» ello puede no tomarse en cuenta, o creer que eso es materia de negociación u olvido tras futuros apretones de mano diplomáticas? ¿No ven acaso que es una ADVERTENCIA GENERAL A TODO EL GREMIO MILITAR?

Si los EEUU, COMO ESTADO, considera a los funcionarios chavistas, con nombres y apellidos, como parte activa de una conspiración del Estado forajido venezolano contra la seguridad nacional de USA y que ESTE ESTADO de USA, se ve amenazado por la enormidad de volúmenes de especies financieras ilegales procedentes del narcotráfico, y al propio tiempo encausa a determinados funcionarios militares con responsabilidad directa en la represión, como agentes directos del terrorismo, no solo de las FARC sino SOBRETODO del radicalismo islámico cuya punta de lanza es ISIS que pretende destruir a USA, estamos hablando de algo que la pandilla de ignorantes del régimen y sus acólitos de la oposición alcahueta sencillamente no entienden.

Es lógico que los afectados del malandraje estatal se den por aludidos aunque no entiendan el verdadero alcance de las medidas de Obama, lo curioso es que por estricta cabronería o por conducta propia de rehenes acobardados, la MUD y sus lidercillos se tomaron el asunto como una «injerencia» de USA contra Venezuela que debe ser repudiada.

Obama se tomó la molestia de tratar de explicarle, sin ningún resultado, al ignaro gobernador de Lara, lo que significa que sea el Estado USA el que se sienta amenazado, no por los venezolanos sino por este estamento mafioso que controla aquí el poder rojo.

La talla moral del «ex»chavista que constituye un desacredito para los sargentos «guaros», se mide por ser él quien tiene, entre otros planes, el de hacer presidenta de Venezuela a la carajita giga-corrupta «reina del Arroz», lo cual es todo un símbolo del mayor nivel de prostitución politiquera al que pueden llegar estos traficantes jefes de clientelas depredadoras.

Lo que les dijo Obama a los zares de pacotilla, dueños del poder venezolano, es que deben prepararse para ser tratados como Noriega o Gadafi.

Demás está abundar en calificar como una verdadera calamidad histórica para nosotros, si USA debiera usar la fuerza para sacar de raíz al clan gobernante, dado que nosotros no hemos podido expulsarles, por la sencilla razón, y supongo bien que Obama no lo desconozca, que este régimen se caería solo si no contara con la legitimación de su sistema electoral fraudulento, que consienten dándole legalidad y legitimidad a esta dictadura, todos los asociados a la palangre de las migajas de CADIVI y/o las fuentes aún más directas de corrupción del poder rojo, que unta la mermelada en los ansiosos labios opositores y les atapuza la cantidad que quieran para volver a la misma ridícula comedia, el día de escrutinios, de que se canta la victoria del régimen y los mangasmeadas de la oposición aceptan cabizbajos, o fingen alguna molestia que se les pasa con la nueva untada de más mermelada.

Las censuras a Obama, que solo ha proferido una tímida y velada amenaza directa contra la mafia que nos gobierna y en ningún caso contra el país, solo puede ser condenada por cómplices de esta dictadura y no me importa que tengan prestigios, de esos que fabrican diariamente los del marketing pagado por la misma boli-burguesia que sostiene TODO, incluyendo la hipocresía frente al gobierno de Washington.

Son demasiados los jet privados que aterrizan diariamente en Florida que llevan y traen en su equipaje demasiadas alforjas de conformismo con nuestra desgracia nacional, para que no estemos consientes que solo a fariseos se les ocurre no asumir plenamente, para mas bien felicitar al gobierno USA,  que Obama aunque sea tímidamente ha querido ayudar a que nos quitemos de encima este Ébola político que ya contagió hace rato también a la oposición irredenta venezolana.

Lo que ha dicho y decidido Obama no tiene vuelta atrás y solo puede ser materia de negociación con un futuro gobierno, que les entregue a los financiadores del terrorismo y a los beneficiarios de fortunas que vienen del narco lavado o del simple robo masivo del tesoro público de los venezolanos.

La única suerte que tienen los rapiñadores rojos, es que Obama le de largas a todo este contencioso y se le vaya lo que queda de periodo para no accionar nada que le entorpezca su legado de retrocesos.

Si viene, como ya se comenta abiertamente, una administración republicana, ya anunciada por la mayoría parlamentaria que ahora detentan, puedo decirles a los rojitos que «por donde quiera que la vean catalina es tuerta» porque lo que viene es el final, con ruidos de insultos por traiciones, mucho, mucho ruido.

La única manera que Maduro dure, es entregando la cabeza de TODOS los narcosoles, de TODA la mafia terrorista de El Alsaimi, a 10 gobernadores militares comprometidos en las redes y puentes del narco tráfico de las FARC etc.

Maduro teme, sobre todo porque Cilia lo convenció, que si da ese paso no lo cuentan. De todas maneras les recomiendo volver a ver la película de El Padrino, quizá les sea útil a cualquiera de los bandos, si desean barajar de nuevo y prevalecer… claro todo tiene su costo.

http://www.albertofranceschi.com

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Cualquier «análisis» que pretenda escribir Franceschi, termina desprestigiado por su mismo y sospechoso empeño en tratar a la Oposición desde un sitial de prepotencia y superioridad, que le permite dirigir los peores epítetos contra los dirigentes opositores: «Caprilito… acólitos de la oposición alcahueta por estricta cabronería o por conducta propia de rehenes acobardados… la MUD y sus lidercillos…mangasmeadas…»», trato ofensivo que no utiliza cuando menciona a los primordiales responsables nada menos que de la sistemática destrucción del país, y de la entrega en bandeja de plata de nuestra Soberanía a la indigente dictadura castrista (sin detallar las componendas de la Nomenklatura chavista en sus conexiones con la Corrupción, el Narcotráfico y el gradual aumento de la Inseguridad desde 1999 a esta fecha, además de la vulgar copia al carbón del esquema represivo y propagandístico con el que se han mantenido atornillados al poder los hermanitos Castro desde 1959, lo que más admiran sus lacayos rojos rojitos). Se puede difundir una gran verdad, pero si para vocearla te sientes autorizado a humillar, insultar y colocarte encima de quienes también enfrentan el problema, con otros métodos y puntos de vista, pierde credibilidad quien se comporte como la última Pepsi del desierto y se crea con méritos suficientes como para despotricar de todos los demás. ¿Franceschi, cuándo vas a dar a conocer tu concreto Plan de acciones para demostrar cómo es que se hace Oposición, más allá de criticar todo lo que se ha venido haciendo?
    * El término CONSIENTES se relaciona con CONSENTIR, no con CONCIENCIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba