Opinión Internacional

Bolivia tiene su media luna autonómica

Si bien se podría afirmar literalmente que el pasado 22 de junio se ha cerrado el primer ciclo autonómico de Bolivia, para los principales líderes de las regiones opositoras al gobierno central de La Paz, los resultados del Referéndum de Tarija son apenas el principio de la construcción de la nueva geografía política que quieren edificar en el país.

La consulta de Tarija como las tres anteriores, en Santa Cruz (4 de mayo), Beni y Pando (1º de junio) fue antecedida con los mismos prolegómenos estigmatizadores de “ilegal” y “anticonstitucional” en la versión oficial del Gobierno de Evo Morales y sus aliados, aunque la Corte Nacional Electoral en este caso decidió guardar silencio como medida de discreción institucional.

Al final del domingo electoral, las estadísticas no mostraron algo nuevo, ninguna sorpresa importante afecto las previsiones de victoria del estatuto autonómico tarijeño.

El SI se impuso con 79.424 votos equivalentes al 78,78% de votos validos, mientras que el NO alcanzo el 21,22% de la votación, que se traduce en 21.936 papeletas escrutadas.

El polémico ausentismo en este caso fue del 38,24%, lo que indica que la participación ciudadana se situó en un 61,76%.

Pero el festejo intenso por la victoria aplastante del estatuto tarijeño, oculta algunas asimetrías profundas que aun existe entre zonas distintas al interior del departamento. Reivindicaciones históricas en torno al tema de hidrocarburos, han motivado la emergencia de la fractura del voto el 22 de junio. El gobernador Mario Cossio ha tenido que lidiar con una fuerte y creciente oposición de la macroregion denominada Chaco tarijeño, que constituye un espacio menor integrado al Gran Chaco, que comparten Bolivia y Paraguay.

Una vez aprobada la norma departamental, la administración en Tarija tendrá que enfrentar este hecho incuestionable, si quiere seducir al país con un discurso de verdadera longitud integradora. La suma de la oposición chaqueña es clave para la fortalecer la causa autonómica que lidera Cossio.

Al margen de las matemáticas electorales, los antecedentes y consecuentes del hecho son los que marcan los lineamientos reales que seguirá la “comunidad autonómica” de aquí en adelante.

Antes del referéndum de Santa Cruz que inauguraba este primer ciclo de consultas públicas, los ahora denominados gobernadores habían anunciado que dispondrían su voluntad sincera de entablar un dialogo abierto con el gobierno nacional, solo después del ultimo evento electoral a celebrarse 48 días después del 4 de mayo.

Pero antes de las consultas del 1º de junio en dos regiones simultáneamente, el gobierno del Presidente Evo Morales lanzo un nuevo desafío electoral congelado desde diciembre del 2007. Tras promulgar la Ley del Referéndum Revocatorio de Mandato Popular aprobada en el Senado el 8 de mayo, el 12 del mismo mes el Jefe de Estado lanza la consigna de poner a consideración del soberano boliviano la autoridad de Prefectos y de los dos Mandatarios el 10 de agosto.

Y este nuevo ingrediente genero efectos mediáticos de proporciones. Entre los principales, esta el haber producido un divorcio político entre la principal fuerza partidaria de oposición, PODEMOS y el movimiento autonomista enclavado en el CONALDE.

Las 4 regiones que lideran el discurso autonomista en Bolivia no le perdonan a la agrupación del ex presidente Jorge “Tuto” Quiroga, el haber opacado la causa autonómica a costa de una estrategia de reflotamiento político egoísta.

Al interior del propio PODEMOS se han desmembrado posiciones que amenazan deshilachar el tejido orgánico de la organización en el corto plazo.

Por otro lado las regiones opositoras han potenciado su discurso argumentando sobre los posibles efectos favorables que tendría la elección de prefectos en Chuquisaca. Para muchos analistas los resultados de la elección en la capital de la República, inclinara la balanza de correlación de fuerzas antes del 10 de agosto.

Con Tarija la Comunidad Autonómica se encuentra respaldada por la mayor garantía política que existe en la democracia, el voto popular.

Sin embargo la pulseta por los carriles paralelos en que avanza el sistema democrático boliviano, deberá definirse por los espacios territoriales de liderazgo que puedan cubrir tanto los autonomistas, como los adeptos al Proceso de Cambio de la Revolución Democrática y Cultural que abandera el MAS y sus aliados.

Y para eso el Armagedon de Chuquisaca es fundamental, no solo por su condición de existencia inmanente, sino por ser el escenario legal de la Asamblea Constituyente y portador del discurso de capitalia plena, que entre otras cosas añade una nueva reivindicación histórica equivalente en sus dimensiones y contexto a la propia autonomía.

Para desenredar este supuesto “empate catastrófico” se han expuesto los nombres del candidato masista Walter Valda, del de Alianza Social, Felipe Cruz y sin duda la que goza del mejor perfil electoral, la carta fuerte del Comité Interinstitucional, Savina Cuéllar.

En última instancia ya esta claro que el voto por si solo, y con todo su valor democrático no será suficiente para engendrar la salida a la crisis política de Bolivia. Ahora las tablas del ajedrez político en la mesa de negociación será lo que defina el curso de los hechos futuros.

Por lo pronto los gobernadores de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija a través del CONALDE, ya anunciaron que están dispuestos a sentarse de frente con Evo Morales y su cúpula el 1º de julio próximo, sin embargo el Primer Mandatario rechazo esta propuesta y como una especie de revancha lanzo la contrapropuesta de hacerlo el 11 de agosto. Hasta aquí las cosas están en status quo, mientras aun se aguarda la posición concreta de la nueva prefecta electa de Chuquisaca, Savina Cuellar en relación al CONALDE y el gobierno central.

Los supuestos y entredichos son muchos, las expectativas mayores.

La primera semana de julio dará luces más claras sobre el nuevo andamiaje que tendrá la geometría del poder en un país que no puede ver más allá de la polarizacion en que la han inducido sus principales actores políticos y sociales en la actualidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba