Opinión Internacional

Casus belli: Ingrid et al

De las pocas personalidades en el mundo que se han salvado, por ahora, de los insultos verbales del Hugo Chávez Frías es el presidente de Francia Nicolás Sarckozy. Si las circunstancias y acontecimientos llegaren al extremo de que Chávez también se le ocurriera insultarlo como otro “cachorro del imperio”.. Oh, là, la!, mensieu Sarckozy le estallaría en su cara de nuevo la revolución francesa. ¿Podría llegar a darse esta situación?.

En la reunión del Grupo de Río en la República Dominicana el día de ayer, viernes 7 de marzo de 2008, tuvimos la oportunidad de ver y escuchar con mucho detenimiento la exposición del presidente de Colombia, Dr. Álvaro Uribe Vélez. En forma clara, lacónica, precisa y concisa, documentos y agenda personal en mano, fue narrando todos los detalles de la operación militar colombiana en la frontera común con el vecino Ecuador y de lo que de ella se ha obtenido en materia documental, por ahora o por lo menos, por razones de lógica y seguridad de Estado, lo que podía decir a la luz pública en la reunión del Grupo.

Observar la cara de perplejidad de los presidentes de las evidentes repúblicas latinoamericanas hostiles a Colombia en el presente conflicto, léase.. Venezuela, Ecuador y Nicaragua, lo decía todo. La intemperancia inicial en las exposiciones de los presidentes de Ecuador y Nicaragua y la extraña pero “entendible buena compostura” del presidente Chávez a lo largo de todo el evento y en perfecto contraste con su acostumbrada actitud en otras cumbres, todos sin ningún tipo de documentación en mano y lanzando simplemente retóricas defensivas al aire ante los dignatarios presentes, nos permitiría, sin entrar en mayores análisis, detectar los efectos que produjo esa primera «granada en la trinchera» lanzada por el ejercito colombiano en su zona fronteriza con el Ecuador.

Cabe destacar en esa reunión del Grupo, la actitud educada y llena de un espíritu conciliador del presidente pro-tempore de aquella, el presidente de la República Dominicana, Dr. Leonel Fernández. Cabe destacar también, que haya permitido la presencia de la madre de Ingrid en la misma. Cabe destacar adicionalmente que al final de la misma, cuando el presidente dominicano proponía la conciliación amistosa de las partes directamente involucradas «Colombia y Ecuador» se permitieran de viva voz, una “suerte de aclaratorias” que incluirían entre otras cosas, si el presidente Uribe desistiría de su intención de llevar a la Corte Penal Internacional (CPI) al presidente Chávez.

La segunda granada, pero esta vez de tipo diplomático, se la jugó el presidente Uribe al lanzarla en plena cumbre, con su inmediata actitud de desistimiento en lo pertinente, porque nadie más que él sabía con absoluta certeza, que si algo en el presente momento era bien cuesta arriba, sería llevar a Chávez a esa Corte (1); pero se mantuvo firme y en suspenso con ello durante toda la reunión. Es más, cuando el mismo presidente Chávez hizo alusión a ello en su disertación, incluso retándolo a que lo hiciera, como para tantear el terreno. De ahí su palidez en el todo el evento y nada extraño su llamado a conciliación a quien tanto había groseramente insultado en los últimos meses en forma pública y notoria.

La tercera granada en esa reunión del Grupo de Río, sin estallar todavía pero bien cargada y altamente explosiva, fue «la presencia» no sólo de la madre de Ingrid, sino que gracias a los medios satelitales, de toda Colombia, toda Francia, todo Estados Unidos, toda Venezuela y en fin, todo un mundo de personas atónitas en pleno auditorio, ante las sobradas y convincentes evidencias presentadas, esta vez, por el propio presidente Uribe, ante los ojos del mundo y como anticipo para las futuras cortes internacionales de cualquier índole legal competente en el planeta tierra y si es que a estas alturas, valga la pena o tenga sentido hacerlo.

Si no fueran tan convincentes las evidencias.. – ¿Por qué no se tardaron los hostiles ni un segundo en darle el apretón de mano al presidente Uribe, cuando el mismo acudió hasta ellos en señal de conciliación, así algunas caritas le expresaran otra cosa?.

Los países hostiles a Colombia esta vez salieron con las tablas en la cabeza. La próxima vez les puede estallar la granada en la mano y con ella, la guerra en el continente.

Referencias:

(%=Link(«http://www.cambio.com.co/portadacambio/766/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_CAMBIO-3987370.html»,»cambio.com.co»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba