Opinión Internacional

Confusión ideológica latinoamericana

(%=Image(8022526,»L»)%)Buenos Aires (AIPE)- La confusión ideológica alrededor de América Latina crece de manera sorprendente o será que el mundo se mueve por intereses puramente circunstanciales y de corto plazo. Lula recibió la visita del presidente español, el conservador José María Aznar, quien lo felicitó por su «ortodoxia económica». España tiene fuertes intereses en Brasil, siendo el segundo inversor externo después de EEUU. Horas antes, el presidente brasileño había hablado en la Internacional Socialista, integrada por 141 partidos de izquierda democrática, que realizó en Sao Paulo su XXII Congreso, con la presencia de Felipe González y Néstor Kirchner –a quien esperaban en Miami, pero más bien anunció su próxima visita a Cuba– y la ausencia de Tony Blair.

Lula aseguró que irá paso a paso en la construcción del socialismo e instó a «rescatar el espíritu unitario para la reconstrucción del proyecto socialista en el mundo». Destacó al Foro de Sao Paulo, el cual reúne a guerrilleros y demás grupos de la extrema izquierda marxista-leninista. Durante el mismo encuentro, un importante asesor de Lula insistió en crear en 2005 un ALCA light, más modesto, y dejar asuntos para posteriores negociaciones. EEUU «no quiere discutir sobre subsidios agrícolas y nosotros no queremos discutir compras gubernamentales, servicios y patentes», dijo. En contraposición, Chile, también gobernado por un socialista del partido de Allende, «se la jugará por el ALCA”, afirmó la canciller, Soledad Alvear.

En la economía chilena, la más abierta de América Latina, las fusiones y adquisiciones de empresas totalizaron 2.016 millones de dólares en el tercer trimestre del año, un alza del 42% respecto a igual período de 2002. La participación de grupos nacionales alcanza 85% del total.

Cancún, Dubai y Trinidad son lugares paradisíacos y sus más asiduos visitantes son nuestros burócratas que allá tienen sus reuniones de la OMC, el FMI, el BM, la OEA y tanto más, que ya abarcan, junto con todo el globo (¿a esto se referirá la globalización?) todo el abecedario. Claro que, después de tantas reuniones, los temas de discusión se terminan, entonces ahora resulta que “la pobreza y la exclusión social… son las amenazas más graves a la estabilidad política”, según nos informa la Conferencia Especial de Seguridad Hemisférica de la OEA, que tuvo lugar en México pocos días atrás. «La pobreza erosiona la cohesión social y socava la seguridad de los Estados», dice el texto. Ahora en las reuniones sobre seguridad hablan de economía y, pronto, lo harán sobre medicina, o de lo que sea con tal de tener reuniones, viajar y comer bien a costa nuestra.

Así se reunió en Morelia, México el G-20, integrado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Corea del Sur, China, EEUU, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea (UE). El G-20 representa el 85% del PIB y 60% de la población mundial.

Allí se produjeron serias divergencias y el ministro de economía argentino se quedó prácticamente solo. Su objetivo fue sondear cuánto apoyo podía obtener de otros gobiernos para la renegociación de la deuda con los furiosos inversores privados, a quienes Argentina les debe unos 94.300 millones de dólares y pretende eliminar 75% del monto. El G-20 concluyó la reunión con un pedido de reanudar las negociaciones de la OMC y de hallar maneras de prever crisis financieras.

Entretanto y para agregar más confusión, el líder socialista español, Zapatero, pasó por Buenos Aires y dijo tener una valoración positiva del presidente Kirchner y opina que Aznar ha tenido escasa participación en Argentina. El gobierno argentino ha violado todos los contratos y las empresas españolas exigen compensaciones. La situación es tan tensa que se suspendió la delegación empresarial que habitualmente acompaña a los reyes de España, en visita oficial a Buenos Aires, los días 12 y 13 de noviembre.

Para aumentar aún más la confusión, en EEUU temen que en la triple frontera de Argentina, Paraguay y Brasil operan células terroristas, según denunciaron funcionarios del Departamento de Defensa, pero al mismo tiempo el embajador argentino en Cuba pidió una mayor unidad entre Venezuela, Brasil, Argentina y Cuba para resolver los conflictos sociales de América Latina y negociar con una «posición de fuerza» ante EEUU.

(*): Miembro del Departamento de Política Económica de ESEADE (Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba