Opinión Internacional

Día de salida

(%=Image(2170521,»L»)%)Santiago de Chile (AIPE)- Mi mujer dice tener derecho a “un día de salida” a la semana y a mí me parece justo. Entonces vamos a ver alguna película y después a comer algo. La última película mostraba a un multimillonario norteamericano interactuando, por decirlo así, en un plano íntimo, y en forma sucesiva, con una abuela, su hija y su nieta, sin haberse casado con ninguna. El tipo se las traía. Y, para seducir a la nieta, la llevaba a su mansión, luego la subía a su avión privado para visitar sus viñedos del sur de EEUU y, por último, la llevaba a una fiesta con personalidades deslumbrantes, mientras formalizaba delante de ella exitosas “pasadas” bursátiles de centenares de millones de dólares. Naturalmente, primero cayeron las barreras morales y luego la ropa de la joven.

Pero el público brindó su simpatía al galán otoñal. Es que, dictando una conferencia, había hecho favorables referencias al Che Guevara y, posteriormente, había aparecido posando junto a Fidel Castro.

Es el sortilegio de la izquierda. ¿Alguien podría concebir que al director de una cinta se le ocurriera presentar al millonario conversando, por ejemplo, con Pinochet? Jamás. Habría sido una provocación. Silbatinas y posibles daños en la sala. Y eso que el currículum de Pinochet es tanto mejor. Bajo Castro se ha dado muerte, sin guerrilla interna, a entre 15 y 17 mil opositores (“Libro negro del comunismo”, p. 743); se ha proscrito la democracia y mantenido un sistema económico fracasado, con el pueblo en la pobreza y encerrado a la fuerza dentro de sus fronteras. Bajo Pinochet, en cambio, se debió combatir una activa subversión armada y derrotarla, a un costo bajo (poco más de dos mil muertes de ambos bandos, según el Informe Rettig); se fundó una economía libre, que ha dado prosperidad al pueblo, y se restableció la democracia. Pero el “popular” es Castro.

Dentro de Chile sucede lo mismo. ¿Por qué creen ustedes que Joaquín Lavín, candidato de derecha, fue a visitar a Fidel Castro? Por el mismo motivo que tomó distancia de Pinochet. El propio Fidel debe reírse de esto, pues sabe cuál es la verdad. Un empresario, ya fallecido, refirió, en un almuerzo al que yo asistí, que en los años 90 se entrevistó con Castro, en Cuba, y le describió el progreso chileno. Entonces, éste lo interrumpió y, apuntándole con el dedo, le dijo: “¡Eso se lo deben ustedes a Pinochet!”
Pero la derecha chilena hoy parece avergonzarse de haber apoyado a la Junta Militar. Está tan acoquinada, que, en estos mismos días, no se descarta que algunos de sus senadores voten y hagan aprobar la propuesta de Lagos para nuevo ministro de la Corte Suprema. Podría haberse explicado si hubiera propuesto al más idóneo de la quina respectiva, pero no, propuso justamente al último de la nómina, es decir, al que menos votos había reunido y al de peores calificaciones; tanto, que en el pasado estuvo a punto de ser marginado del Poder Judicial. El predicamento público del candidato es que si una ley no le parece bien, simplemente no la aplica. Es decir, la quintaesencia del incumplimiento del deber judicial, que es aplicar las leyes. Pero, como se ha erigido en perseguidor implacable de Pinochet y su familia (en un proceso plagado de irregularidades, que ha dado lugar a variados recursos en su contra), es un ícono de la izquierda. Y ese respaldo político le da tanta confianza que, cuando concurrió a la comisión del Senado, tuvo el tupé de demandar que el voto sobre su ascenso fuera público. Indebida pero astuta petición, pues sabe que el tema no es de idoneidad judicial, sino de imagen política. Y ya algún senador de derecha, amedrentado, anuncia que votará a favor.

País y mundo, estos en que vivimos, vasallos de la publicidad de la izquierda.

*Analista político chileno.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba