Opinión Internacional

El cabildo del millón

Estuve presente en el cabildo de Santa Cruz del 15 de diciembre de 2006 y miré luego los reportajes en los muchos canales de televisión nacional. He aquí una primera apreciación.

¿Ha sido necesario organizar cabildos en Santa Cruz, Tarija, Trinidad, Cobija y (el 14.12.2006) Cochabamba? Sí, y no solamente necesario sino existencial para la convivencia social pacífica.

¿Por qué? El viejo y firme reclamo por la descentralización o autonomía está en peligro. No se respetan los resultados a favor de la autonomía, en particular y como ejemplos:

• Sondeo entre 300.000 personas, en 1997
• 500.000 firmas solicitando el referéndum sobre la autonomía
• Cabildo del 22 .1. 2004, con 250.000 personas
• Cabildo del 28.1.2005, con 350.000 personas
• Los reclamos de los Diálogo Nacional I, II y III
• Las manifestaciones registradas en el sondeo “Jubileo 2000”
• El Sí de cuatro departamentos en el Referéndum de julio del 2006
• La huelga de hambre de 2.500 personas en todo el país en diciembre del 2006

No obstante estas manifestaciones, el Gobierno hace caso omiso al grito por la autonomía. Es el irrenunciable deseo de las regiones orientales de organizar su vida social, cultural, económica y política bajo normas de una democracia representativa, sin pretender quitarle a otras regiones su derecho de vivir a su modo por más diferente que sea.

La democracia de Bolivia se ha fortalecido hoy. A ver.

El Plan A del MAS, la usurpación de la hegemonía del poder con trucos seudo democráticos fracasó. Pero por eso no va a abandonar su proyecto de refundar el país con socialismo-comunismo. Entonces es de temer que van a recurrir al Plan B: la violencia de la calle.

Ha sido sumamente importante demostrar al mundo esta realidad, cuando para muchos el titular principal sobre Bolivia era Evo, el presidente indio.

Efectivamente, el mundo ha visto la alegría democrática que es la característica del modo de vivir en el oriente boliviano. Con el cabildo del 15 de diciembre se vio una impresionante demostración de la lucha firme por la autonomía -¡pero sin odio!- mediante la fiesta popular democrática. Santa Cruz canta y baila pero que nadie se equivoque: lucha por la democracia.

Las imágenes de TV estatal masista (Canal 7) mostraron el mismo día de la fiesta cruceña toda la violencia en las protestas masistas de El Alto, Sucre y San Julián, donde se realizaron excesos de odio contra la exigencia democrática de respetar las leyes utilizando dinamita para violaciones y matanzas simbólicas. Este canal de TV del oficialismo tergiversa la verdad, textualmente negando el carácter de cabildo y suponiendo que las contraprotestas masistas en el país fueron más numerosas que los cuatro cabildos. Los actos vandálicos en San Julián son responsabilidad exclusiva del gobierno que no garantiza derechos constitucionales personales fundamentales cuando colonos masistas causan 40 (¿?) heridos en una emboscada, destrozando vehículos, hiriendo pasajeros y estrellándose contra la prensa. Un vocero del gobierno opina al respecto que es “a veces normal que la gente reacciona” cuando se realiza un cabildo contrario a la doctrina oficialista pero esta justificación motiva a preguntarse si el gobierno no es el “agente provocador”.

De una vez para siempre se reconfirmó hoy: el Oriente no promueve el separatismo o la independencia, como siguen no obstante mintiendo muchos agitadores del oficialismo. Es actualmente el tema principal, más importante aún que la falsa denuncia de que la oligarquía, los terratenientes, las logias, las élites explotan supuestamente a los pobres. Tan claro ha sido en Santa Cruz el compromiso para con la unidad de la patria que el mismo presidente, Evo Morales, felicitó públicamente a los protagonistas cruceños, desmintiendo a la vez sus oradores trasnochados. He aquí el doble discurso del oficialismo…

La lucha en los cabildos es sencilla: se rechaza una futura CPE redactada por el 50% más un voto y que por lo tanto no refleja la diversidad demográfica, lo que explica la insistencia en el voto calificado de los 2/3. La lucha es además, contra el centralismo anacrónico, por eso se pide la descentralización que emboca en la autonomía departamental, a sabiendas que la autonomía municipal en 327 municipios ha mostrado impresionantes éxitos. Pero también es parte de la lucha construir un país unitario competitivo con democracia representativa. Esta lucha se reduce al grito por autonomía y por los 2/3; ambos cumplen la función de “código” o clave de los mencionados reclamos. La multitud respondió a las preguntas pertinentes con un contundente “sí” y autorizó una junta para hacerse cargo del seguimiento.

www.eforobolivia.org
www.bolivia-riberalta.com

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba