Opinión Internacional

Italia Sí Entiende de Política

(%=Image(1097137,»L»)%)

Italia acaba de celebrar una nueva elección para elegir a los miembros de su parlamento y al gobierno numero 62 desde la post-guerra, en 1946.

El empresario populista Silvio Berlusconi volvió victoriosamente a la carga para incorporar el poder político a su emporio mediático y económico, derrotando a una alianza de centro izquierda encabezada por el ex–alcalde de Roma, Walter Veltroni.

El régimen parlamentario de Italia no ha logrado establecer un sistema de gobierno que refuerce la estabilidad política de ese país en el que las coaliciones ganadoras se mantienen en el poder gracias a partidos pequeños que suelen retirarse del gobierno ante los primeros roces con el primer ministro.

Veltroni representa a la política tradicional italiana, que ejerce un estilo de bajo perfil similar al del anterior gobierno de Romano Prodi, que tuvo un corto mandato. Berlusconi, en cambio, representa a la antigua de la época de corriente de los tiempos de Mussolini – guardando enormes distancias – que en lugar de crear un autoritarismo militar, genera un gobierno centralista y corporativo a través del control de los medios del Estado y los de su propiedad. El caudillo suele provocar constantemente a sus opositores, y no por casualidad es el único primer ministro que ha durado en el cargo por cinco años (2001- 2006), – con dos gobiernos seguidos, – a diferencia de sus antecesores que desde 1987 no lograron permanecer en el poder por más de dos años, en promedio.

A menos que gobierno y oposición acuerden cambiar el sistema electoral, Italia continuará siendo el país europeo con más gobiernos, elecciones y divisiones políticas. El filósofo Juan Nuño ironizó a comienzos de los noventa lo que calificó como “La Grandeza de Italia”: “…para los italianos los gobiernos, son algo así como el repartidor de periódicos: cambia cada tantos meses, pero sigue trayendo noticias, siempre las mismas. Y así, de esta manera tan sencilla, han demostrado lo que todos sospechábamos y ellos sabían, pues no en balde fueron los creadores del anarquismo: que los gobiernos son adornos, apéndices inútiles, sin los cuales los países siguen su marcha, miserable o floreciente”- y continúa Nuño: “En la sabia y milenaria Italia el gobierno hace que gobierna: emite leyes que nadie cumple, establece impuestos que nadie paga y le presta más atención al campeonato de fútbol que al loco de Gadafi: santa sabiduría italiana. Han colocado al gobierno en su lugar: a la altura de la Cicciolina”.

Italia ha vuelto a poner al gobierno a la altura de un demagogo, grosero y ególatra como Berlusconi (¡consuelo para los latinoamericanos de hoy!), y de candidatos como la actriz de cine porno Milly D’Abbraccio, que compitió por un escaño en el ayuntamiento de Roma por el Partido Socialista.

A diferencia de otros países Italia no se engaña con que sus candidatos se tengan que disfrazar de lo que no son (fascistas, populistas, exhibicionistas, delirantes), para que – siempre y cuando no se metan mucho en sus vidas – los dejen vivir con su alegría y su pasión.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba