Opinión Internacional

La expansión China en Latinoamérica

El New York Times comenta, en su edición del 15/04/09, sobre los esfuerzos del gobierno chino en incrementar los negocios del gigante asiático en la subregión, lo que parece despertar suspicacias en el otro gigante americano, tanto en el sentido económico como en el político.

El articulista califica como «vigorosos» los esfuerzos chinos en consolidar sus relaciones comerciales y políticas con los diversos países de América latina, ofreciéndoles generosos créditos para la adquisición de productos chinos, al tiempo que Washington se esmera, incluyendo esfuerzos personales del Presidente Obama, en reconstruir su golpeada imagen en los mismos países, creándose una suerte de ambiente competitivo entre las dos grandes potencias.

Entre otras gestiones, China está completando un acuerdo comercial con Venezuela por el orden de los 12 mil millones de dólares, mientras obtiene el suministro de 380 mil barriles diarios de crudos; un préstamo a la empresa estatal brasileña Petrobrás por 10 mil millones de dólares, asegurando un suministro de 100 mil barriles diarios de petróleo; un préstamo a Ecuador de un mil millones de dólares para la construcción de una planta hidroeléctrica; el suministro a Argentina de acceso a un fondo de diez mil millones de yuanes.

El traspaso del fondo en moneda china a Argentina, destinado a la compra de productos chinos, refleja claramente la intención de desplazar el dólar norteamericano como única moneda internacional de intercambio, siguiendo las iniciativas tomadas con Belarus, Indonesia y Corea del Sur. Al mismo tiempo, China encuentra alternativas en esos negocios para la diversificación de sus reservas extranjeras, altamente concentradas en colocaciones en bonos del tesoro estadounidense.

Por su lado los Estados Unidos se apresuran a fortalecer el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual ha sufrido grandes pérdidas, originadas tanto por la crisis, como por sus políticas de acondicionamiento de los créditos, claramente inclinados a respaldar las preferencias de los Estados Unidos, cuyo gobierno ejerce el poder de veto sobre las actividades del Banco. Esta última situación ha sido duramente criticada por Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía y actualmente profesor en la Universidad de Columbia, New York.

Evidentemente la actual crisis económica internacional ha servido como contexto para, lo que hasta ahora, parece ser una callada lucha por la transferencia del balance del poder económico y político sobre los países de América latina.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba