Opinión Internacional

La reelección de Fujimori provoca un estallido de violencia en Perú

Alberto Fujimori concurrió ayer como candidato único a la controvertida segunda vuelta electoral peruana y renovó por cinco años su mandato presidencial. Su reelección ha provocado manifestaciones de protesta en numerosas ciudades del país, episodios de violencia y la descalificación internacional de los comicios.

Según los datos facilitados por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Fujimori ha obtenido el 75% de los votos con el 51% de los votos escrutados frente al 24% logrado por Alejandro Toledo, quien se abstuvo de participar en las elecciones por considerar que no había condiciones de transparencia y equidad.

Este resultado, así como la propia celebración de la segunda vuelta de la elecciones calificadas como «fraudulentas», ha provocado diversos incidentes en numerosas ciudades del país : Lima, Arequipa, Huancayo y Huaraz, la selvática de Iquitos y la costeña de Chimbote.

En Lima, al menos 30 personas han resultado con síntomas de asfixia por los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas policiales con el propósito de impedir el acceso de varios manifestantes al Palacio de Gobierno.

Durante el mitin celebrado en la céntrica Plaza San Martín, el opositor de Alberto Fujimori, rechazó los llamados que una pequeña parte de los concurrentes le hacían para marchar a Palacio y calificó de «infiltrados» a quienes en su concepto pretenden manchar con violencia una «resistencia democrática» de carácter pacífico con la que pretende anular la convocatoria electoral.

Los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía han sido especialmente virulentos en Iquitos, al noreste de Perú , donde, según ha informado la policía regional, varias personas resultaron heridas de bala y otras 37 fueron detenidas, en el transcurso de una marcha en protesta de la celebración de la segunda vuelta de la elecciones.

Además de los heridos de bala hay veinte heridos con contusiones ingresados en el hospital de la ciudad, entre ellos tres policías.

La convulsión se extendió a por lo menos diez ciudades desde la costa hasta los Andes y la región amazónica. En Cuzco, antigua capital del Imperio de los Incas, unas 3.500 personas se enfrentaron con los agentes antidisturbios en el centro histórico de la ciudad.

Varios centenares de personas marchaban en esa ciudad, capital del departamento de Ancash, a las 20.00 hora local (3.00 hora española de hoy lunes) con actitud amenazante hacia la oficina de procesos electorales, exteriorizando su rechazo a la segunda vuelta de las presidenciales peruanas.

En Huancayo, en el centro del país, miles de manifestantes incendiaron el local de la empresa Telefónica y tomaron calles y plazas, según informó el Canal N de televisión por cable.

Repudio internacional por la falta de garantías
Tanto la comunidad internacional, especialmente la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), como diversas instituciones locales y la oposición han pedido insistentemente el aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, por considerar que, en las actuales condiciones, no se reúnen garantías. Este argumento reiterado en sucesivas ocasiones por Toledo ha provocado incertidumbre y confusión entre los votantes. El voto es obligatorio en Perú, con fuertes multas en caso de no acudir a las urnas.

A pesar de la presión internacional, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) decidió el pasado viernes no aplazar las elecciones.

Y el presidente de Perú y candidato a la reelección, Alberto Fujimori, ha afirmado durante la jornada electoral que la segunda vuelta se desarrolla con «toda normalidad» y con la «concurrencia masiva de la ciudadanía». El presidente peruano ha despreciado la ausencia de rivales y de observadores nacionales e internacionales y el hecho de que se presente en solitario, lo que considera que no le resta credibilidad a los comicios.

El principal candidato de la oposición, Alejandro Toledo, renunció la semana pasada a seguir en la campaña por ese motivo. Sin embargo, Fujimori opina que él no es el único candidato a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, ya que Toledo no ha renunciado oficialmente, según declaró en una entrevista publicada hoy por el diario portugués ‘Publico’.

http://www.el-mundo.es

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba