Opinión Internacional

Las teorías paranoico-conspirativas y Mercosur

(%=Image(5425633,»C»)%)

En días pasados leí un artículo en Venezuela Analítica(%=Link(«http://analitica.com/va/internacionales/opinion/6953144.asp»,»(“! Chávez: ¿quieres entrar al Mercosur? Entonces, ¡híncate y pide perdón!”, O. Montilla»)%)
, que resulta interesante comentar, sobre todo, porque se inscribe en una visión paranoico-conspirativa propia de la Corte de Los Milagros milenarista que anda por el mundo pretendiendo cambiarlo con una mezcla de odio, resentimiento, mucha ingenuidad, bastante desconocimiento de la realidad y aquejados de un alto grado de demencia ideológica. Pero también muy cargada de mitos y fantasías que hacen las delicias de los lectores de historias de extraterrestres monstruosos que adoptan formas humanas para apoderarse del planeta o de francmasones, judíos o jesuitas conjurados para dominar el mundo.

El autor del artículo comienza haciendo referencia al derrumbe de las Torres Gemelas de Nueva York, y repite la disparatada versión conspirativa que involucra a fuerzas oscuras del imperialismo, judías por más señas, en la planificación y ejecución de este hecho; tesis, por cierto, que ha sido desmentida por confesión expresa de los mismos autores del acto terrorista, Al Qaeda.

Haciendo mutis sobre este hecho público y notorio que le resta injustamente un crédito a “los locos de Dios” de Bin Laden, nos dice que “científicamente” (hasta ahora se desconoce quienes son esos científicos acreditados) está demostrado que tal monstruoso atentado fue una farsa montada por los “Amos del Mundo”, verbigracia, EEUU.

Según el artículo en comento, a partir de este hecho se habría desarrollado una teoría llamada “Matriz de ataque mundial”, en función de la cual cualquier acción bélica o no del gobierno norteamericano estaría autorizada o justificada. Y un ejemplo de tal acción conspirativa, quién iba a creerlo, lo sería el golpe de l1 de Abril en Venezuela (esto, a pesar de que el General Lucas Rincón, hoy embajador de Venezuela en Portugal, anunció en cadena nacional televisiva que al Presidente los militares le habían pedido la renuncia, “la cual aceptó”. ¿Lo recuerda señor Montilla? Si es venezolano, seguro que sí).

Siguiendo esta lógica paranoico-conspirativa, en un salto de maromero, se pretende convencernos de que dentro de ese supuesto plan macabro (“Por allí desfilan, hablan, opinan, traman conjuras, conspiran y sobornan a otros personajes cuyo único afán es congraciarse con el Imperio, para garantizar el predominio de sus intereses sobre los de la inmensa mayoría de la población que está sumida en la pobreza”) estaría contemplado también el estropear el ingreso de Venezuela a MERCOSUR, y que al frente de él estaría el ex Presidente de Brasil, José Sarney, “cipayo obediente”, quien estaría haciendo el trabajo sucio ordenado por Bush en defensa de los intereses yanquis y de los empresarios brasileños.

(%=Image(8229657,»R»)%) Pero “La Gran Conjura” no se quedaría allí, ni se limitaría a la participación “lacaya” de Sarney. Lula Da Silva, el ex canciller brasileño Luiz Lampreia y la derecha de ese país, estarían también en la jugada demoníaca. ¿Cual sería la prueba? Los vínculos de la corrupción en el gobierno de Brasil que están siendo develados en los días que corren. Estos lazos serían los que demuestran que estos personajes forman parte de un complot cuyo propósito inconfesable es atacar a la revolución bolivariana e impedir su ingreso al bloque de comercio suramericano. (No hay que olvidar que en cualquier tesis conspirativa que se precie de tal está envuelto, de todas todas, el vil metal y hombres de poder exitosos en la política y la economía, sospechosos siempre de estar en algún proyecto perverso en contra de la humanidad).

Debo confesar que hacía tiempo no leía tantas necedades, más bien, tonterías, juntas. Sin embargo, no deja de ser preocupante que tesis como estas empiecen a tener eco en gente mal informada y/o ingenua. Lamentablemente, mucha gente desprevenida, más de lo que uno piensa, tiende a creerlas, por el solo hecho de que son dichas o publicadas con aparentes sólidos argumentos y supuesta documentación impecable.

Señor Montilla: Lo de las “dificultades” de la entrada de Venezuela a MERCOSUR, no es parte de una conspiración urdida por “una mano peluda”, ni se debe solamente al episodio de RCTV. No hace falta recurrir a teorías sobre presuntas conjuras y demás zarandajas para explicar lo que está sucediendo allí. Le aseguro que en esta demora hay cosas más sencillas y terrenales, que nada tienen que ver con un complot maléfico.

Obviamente, hizo ruido la conducta repudiable del gobierno venezolano. El cierre de RCTV es una flagrante violación a los principios democráticos, a los derechos humanos, consagrados en “la mejor Constitución del Mundo” (Chávez dixit) y en los tratados internacionales vigentes y suscritos por Venezuela. La comunidad internacional civilizada se ha pronunciado en contra del atropello de un déspota que cada día que pasa confirma tal condición.

Señor Montilla: Muy sinceramente, le recomiendo que no se deje llevar por esos libros sobre conspiraciones, ni historias de extraterrestres y conjuras, Códigos Da Vinci o por los inventos del muy desacreditado Meyssan. Hay que ser más selectivo en las lecturas. No hay que creer tanto en lo que aparece en Internet sin documentación consistente; confíe más en las casualidades y accidentes de la vida. Es probable que más temprano que tarde reciban a Chávez, de pleno derecho, en MERCOSUR, no se inquiete mucho por eso. “Donde las dan las toman”, dice un refrán español, y como dicen en nuestro país, “quién va a pelar ese boche”.

Finalmente, debo decir que el artículo en cuestión es una pieza más de la literatura paranoico-conspirativa que desgraciadamente siempre ha existido en el mundo en detrimento de la racionalidad y la verdad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba