Opinión Internacional

Locura nuclear

“Cuando los tambores hablan, las leyes callan”.- Marco Tulio Cicerón

Quienes pensábamos que al acabarse la Guerra Fría, con la caída pacífica del imperio soviético, se había acabado con el terrorismo nuclear, estábamos muy equivocados.

Así como el mundo se dividió después del acuerdo de Yalta, entre colonias del comunismo, por un lado y colonias del imperialismo norteamericano por el otro, el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT ó Nuclear Non-Proliferation Treaty), firmado en 1968 (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/1968″,»NPT 1968»)%), restringió la posesión de armas nucleares a todos los países con excepción de (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Estados_Unidos»,»Estados Unidos»)%)(firmante en 1968), (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Reino_Unido»,»Reino Unido»)%)(1968), (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Francia»,»Francia»)%)(1992), (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_Sovi%C3%A9tica»,»Unión Sovietica»)%) (1968, sustituida en la actualidad por (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Rusia»,»Rusia»)%), y (%=Link(«http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Popular_de_China»,»República Popular China»)%)(1992); dejando al mundo, una vez más dividido entre fuertes y débiles, en materia de armamentos. Sin embargo, y a pesar de este tratado, se dice que India tiene bombas atómicas. Es seguro que Pakistán (no firmó el tratado) y Corea del Norte las tienen, que Israel (no firmó) las tiene, y no ha sucedido nada; es decir, la ONU no ha actuado.

Ahora, Irán, con el apoyo de Cuba y de Venezuela, se ha lanzado a la obtención del poder nuclear, con la oposición de las restantes 185 naciones del mundo, incluyendo a las naciones musulmanas árabes, las cuales por cierto, nunca han tenido muy buenas relaciones con los persas quienes siempre han tratado de reconstruir su imperio, aunque en la historia siempre les sale su Alejandro magno para bajarles la cerviz.

Ante la porfía persa, el presidente de EE.UU. George Bush Jr. Ha amenazado con la posibilidad de un ataque con armas nucleares a Irán, lo cual no solamente sería equipararse al terrorismo islámico sino que, además, nos llevaría, con toda seguridad a una Tercera Guerra Mundial y esta vez sería del terrorismo panárabe-persa contra la civilización occidental cristiana. Pero eso no es todo. Un ataque contra Irán podría hacer que Bush, que al parecer no está muy en sus cabales, ordenara un ataque en contra de Cuba y de Venezuela, matando dos pájaros de un tiro en su patio trasero. Esto último podría tener dos reacciones: la primera es que todos los países del continente hicieran fuertes declaraciones en contra de EE.UU. y la segunda es que se rindieran, una vez más, ante el imperio WASP.

Mientras, Washington ha demandado en Moscú a sus aliados la imposición de sanciones inmediatas al Gobierno de Teherán, Ahmadineyad, el fanático y fascistoide presidente iraní, quien amenazó con borrar del mapa a Israel, país que bíblicamente ha logrado, al final del día, derrotar a todos sus enemigos, preside un desfile militar y promete «cortar las manos» a quienes agredan a su país.

América Latina se autoexcluyó de la proliferación nuclear con la firma y adhesión de todos nuestros países al tratado de Tlatelolco (México), en 1968. Esto significa que si alguna de nuestras naciones coopera con algún país que esté fabricando armas nucleares, ya sea con apoyo científico-técnico o con uranio o plutonio, para fabricar tal tipo de armamento, quedaría al margen de la Ley de las Naciones Unidas, y por lo tanto podría ser sancionada. Si Irán, finalmente es sancionado por la ONU, tanto Cuba como Venezuela, signatarios de Tlatelolco, podrían ser también sancionadas, lo cual nos podría crear serios problemas tanto estratégicos como económicos. De acuerdo a la Constitución venezolana, los tratados y convenciones internacionales que garantizan los derechos humanos tienen rango constitucional y prevalecen en el orden interno. Esto significa que el Estado, está obligado a cumplir los tratados de no-proliferación nuclear pues esto es un mandato constitucional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba