Opinión Internacional

Los precios se alzan

El Presidente Morales salió pidiendo a la población que no se alarme por el
alza de los precios. Dijo además de otras frases célebres, aunque poco
inteligibles: Hay mucha plata y poca producción, que es poca oferta. Cuando
es poca la producción, automáticamente suben los precios. Pero entre las
frases menos comprensibles con las cuales Evo Morales intentó explicar el
fenómeno económico, expresó: Cuando hay movimiento económico suben algunos
productos, la gente compra fácilmente y se va restituyendo el consumo de
muchos productos y hay evidentemente un problema. Esta declaración
enrevesada que parece sacada de un parlamento de Cantinfla, nos llama
profundamente la atención, no tanto por la falta de lógica en la
construcción gramatical, sino por la falta de lógica y coherencia con la
realidad que nos circunda, y en particular por la realidad que pasa por los
bolsillos de los compatriotas, pues Morales asegura que la gente compra
fácilmente ahora y esto sí que parece sacado de las fábulas de Esópo, o de
cualquier manual de economía que no tiene nada que ver con lo que ocurre en
Bolivia, país en el que el consumo ha disminuido a límites increíbles, no
precisamente porque la gente se hubiera vuelto ahorrativa, sino porque para
ciertos sectores el dinero circulante se ha vuelto cada vez más escaso.

Entre las explicaciones que nos atrevemos a sugerir al Presidente, le
informamos que actualmente existe tan poco empleo disponible, que la
emigración ha sido el único rebalse que han encontrado los bolivianos para
no condenarse a la extrema pobreza. La sabiduría natural que no necesita
clases de economía, llevó a los bolivianos a encontrar la manera de inyectar
la economía con las remesas que envían a sus familiares y que ascienden a
unos mil millones de dólares anuales. Por lo demás la producción está herida
de muerte, no sólo porque no existe incentivo gubernamental alguno, ni
planificación económica, sino porque lo único que produce Bolivia desde la
subida de Evo Morales son convulsiones sociales, movilizaciones, amenazas
desde el palco oficial del Ejecutivo, desestabilización de los poderes del
Estado, ataques al sistema de justicia, politiquería y anarquía desde la
Asamblea Constituyente. En realidad no existen las condiciones para que la
economía se expanda y no se infle. Por supuesto que las arcas del Estado
tienen buenos ingresos, pero esto no se ha traducido en bienestar para la
población, muy por el contrario, los ingresos del Estado sirven a la gula
estatal, ya que el Ejecutivo gasta ingentes cantidades en viajes suntuosos.

Evo Morales no sólo pidió que la población no se alarme, sino que además
pidió que no tengan miedo por el alza de precios porque la misma es producto
del incremento de la masa monetaria y el crecimiento de la economía a
consecuencia de la nacionalización de los hidrocarburos. Lo que el
presidente no sabe es que el único dinero que circula en el país es el de la
coca ilegal y de las fábricas de cocaína. En este sector con seguridad que
los ingresos han aumentado, pero el resto de la población que no se dedica
al negocio ilícito del narcotráfico no tiene el efecto de crecimiento que
anuncia Evo Morales y muy por el contrario ven desinfladas sus expectativas
mientras se inflan los precios.

Lo raro es que el Presidente siga las lecciones económicas de su Ministro de
la cartera de finanzas, quien dijo que si la harina ha subido y no hay pan,
que los pobladores deberían comer yuca o cuñapé, siguiendo el mismo camino
de la reina Maria Antonieta, quien ignorante de la situación de extrema
pobreza que vivían los franceses antes de la Revolución Francesa, dijo que
si no había pan para darle a sus súbditos les dieran pasteles.

Para colmo de males, el Presidente puso la fresa en la torta cuando expresó
que desde el 2006 no solamente mejoró la capacidad de alimentación de la
población sino también su capacidad de ahorro. Sic.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba