Opinión Internacional

Peregrinaciones y adelantamientos

(%=Image(1165547,»L»)%) Si el rival de Reutemann, en Santa Fe, fuera Hermes Binner, y no el accesiblemente doblegable Giustiniani, la competencia sería bastante más pareja.

Vencerlos juntos, en bloque, al socialista Giustiniani y al kirchnerista Rossi, para el peronista Reutemann va a ser -según informe no divulgado de Consultora Oximoron-, un trámite electoral.

Por lo tanto, ya se emite la luz verde, a los efectos de habilitar la procesión simbólica del 29 de junio.

Porque se preparan, desde distintos polos cardinales del peronismo, peregrinaciones unánimes hacia Santa Fe.

En principio, los que se preparan para la marcha son los minigobernadores del conurbano. Peregrinos que se movilizarán en excursión, desde el Gran Buenos Aires. Hacia los pagos atractivos de Llambi Campbell.

Es de esperar, aunque aún sin gran optimismo, que Reutemann, esta vez, ponga las paciencias y atienda el llamado de la historia.

Porque la historia atraviesa, caprichosamente, de nuevo, por sus dominios.

Sucede que los peregrinos del peronismo -objetos de estudio del ensayista Jorge Bolívar-, son militantes de pituitaria fervorosamente refinada.

Mantienen el sentido del olfato lo suficientemente adiestrado como para captar, a la distancia, el aroma magistral de las calas.

Y el kirchnerismo, sobre todo en el máximo nivel, huele a calas.

Tiene el boleto picado del último viaje.

Entonces los minigobernadores del conurbano asisten a la habitual ceremonia de la descomposición. Afectados, anticipadamente, por el brote virósico.

Inoculados por el virus del previsible adelantamiento próximo.

Entre el jubileo de los adelantamientos, ningún adelantamiento les extraña.

Por ahora, ellos juegan, como especuladores sabios, a mayor y menor. Habilitan listas elegantemente truchas para apoyar al tatuaje conmovedor del Caudillo Popular Francisco de Narváez.

Pero los minigobernadores sienten que el próximo Providencial, de ningún modo, es Solá.

Porque lo conocen a Solá, preventivamente, según Oximoron, los minigobernadores lo prefieren a Reutemann.

Para la Consultora es altamente comprensible que se planifique la procesión.

En el peronismo no les queda ningún otro para ir a buscar. Romero no se anima. Duhalde no figura en las encuestas ni en el rubro otros. Los Rodríguez Saa califican con números negativos. Queda Reutemann. Que es “del palo”. Más que Macri, aunque haga méritos.

Y Reutemann pudo milagrosamente desprenderse de Kirchner. Como no pudo, hasta hoy, el pobre Scioli, el líder de la Línea Aire y Sol, que se quedó adherido a lo que parte.

Adelantamientos
Otro Providencial, que espera las procesiones, es Cobos, el vicepresidente de la fortuna. Condecorado por el estigma de la magia.

Hay vida, para la estrategia de Cobos -según Oximoron-, si alcanza a evitar, antes del 10 de diciembre, la ceremonia del próximo adelantamiento, que es temiblemente aguardado.

A Macri, en cambio, que fue el principal favorecido por el primer adelantamiento, el del 28 de junio, le conviene -según Oximoron-, a los efectos de tomar más Toddy y prepararse, que los Kirchner aún resistan un par de años. Sin más adelantamientos.

De ser posible, para la estrategia de Macri -según Oximoron-, es preferible que los Kirchner resistan hasta el 2011. Hasta el espejismo del final que se presenta hoy como una utopía. Aunque los Kirchner pierdan, escandalosamente, en el adelantamiento de junio.

En la humillación electoral de Córdoba. En el Santa Fe de las próximas procesiones. En Mendoza.

Heller, el De Narváez de izquierda
Cuesta evocar, en el informe desgarrador de la Consultora, la situación de la capital.

En el descenso, abruptamente feroz, de las ambiciones de los peronistas metropolitanos. Es decir, del “peronismo de consorcio”, controlado celosamente por los porteros sindicalmente organizados.

Hoy tienen que contemplar, los pobres, con artificial beneplácito, al camarada-compañero Carlos Heller.

Es Heller tomado como el equivalente social de otro De Narváez.

Que pone menos, pero es de extraña izquierda. Y que se atreve a mantener, aún erguida, la ficción inerte del progresismo, fragmentado -en la ciudad- hasta el infinito.

El dramático informe reservado de Consultora Oximoron concluye con la evaluación del previsible empate de los Kirchner en la decisiva provincia de Buenos Aires. Donde Kirchner amaga, hasta el 8 de mayo, con presentarse. Y arriesgarse, casi valientemente, a la inmolación.

Consta que Kirchner, en Buenos Aires, amaga con la misma intensidad con que amaga en el combate más prioritario. Contra Clarín.

Contienda que no contiene, a esta altura, ninguna posibilidad de retorno racional.

Sin embargo los amagues, aquí, son recíprocos. Porque Clarín, según Oximoron, también amaga.

Son dos pesos pesados que se empujan, pero que aún no se atreven a ponerse manos. Pero es la base. Un mero adelantamiento del próximo informe.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba