Opinión Internacional

Todos contra Bush, personaje del 2003

BIP/USA. Después de la visita de George Bush a Londres, ya no cabe duda de que el mayor logro de Gorge Bush ha sido unir al mundo, pero en un nuevo estilo de rechazo contra Estados Unidos.

Quizá por las aventuras bélicas, quizá por el lenguaje prepotente; o quizá por los errores de política exterior, o simplemente porque Estados Unidos es una potencia envidiable, lo cierto es que en esta gestión de Bush este planeta se divide claramente en dos, por un lado la superpotencia muy satisfecha de si misma… y por otro los que no gustan de esta superpotencia.

Reflejando este sentimiento, la tapa de la revista Time, mostró un Bush con ojo en tinta y aspecto maltratado… y sin embargo, en la otra mejilla, la huella de lápiz labial de un beso de mujer.

Pero, el 28 de noviembre, día de Acción de Gracias, principal celebración norteamericana después de Navidad y Ano Nuevo, Bush dio la sorpresa culminante. En vuelo ultra secreto a Irak, Bush llego al aeropuerto de Bagdad para compartir el pavo con las tropas que, según medios norteamericanos, ya no están con la moral muy alta.

Esto le permitió recuperar una presencia prominente en los medios. La visita de dos horas y media, resultó el desplazamiento mas secreto en la historia de los presidentes de EE.UU. y fue la primera visita de un presidente norteareador del agente 007-, comentó el Los Ángeles Times. Según los informes de prensa el viaje fue planificado desde seis semanas antes y, en vista de la situación de inseguridad en Bagdad, la Casa Blanca hizo todo lo posible por mantener el secreto, incluyendo mentirle a los periodistas y hablar del tema solo por líneas telefónicas muy seguras y desde luego, deslizando datos muy específicos sobre como seria la cena de Thanksgiving en el rancho de Crawford, Texas. El miércoles al atardecer, Bush fue llevado de su rancho al aeropuerto local en un vehículo que no es el habitual y sin la respectiva escolta usual. Bush llevaba una gorra de béisbol, hundida hasta sus gruesas cejas. Y fue embarcado en el Air Force One, el avión presidencial regresaba a Washington «por mantenimiento» le dijeron a los periodistas, según registró el Washington post. El avión, que hizo todo el vuelo bajo código de vuelo distinto, aterrizó 7 horas después en Bagdad, escoltado por cazas de guerra y con las luces del aeropuerto apagadas. Prefirieron usar el Air force one en lugar de un avión militar, porque se trata de uno de los aviones más seguros del mundo. Es un boeing 747 jumbo.

Ya en Washington, Bush se jacto de su hazaña contando a los periodistas que solamente reveló previamente su viaje a su esposa y sus hijas, pero no a sus padres, que estaban invitados a la cena con pavo en el rancho de Crawford.

Este desaire, obviamente no ha debido ser del ex presidente, quien también derrotó a Irak, por mandato de la ONU para castigar a Saddam Hussein por haber invadido Kuwait, pero George Bush padre fue más sobrio. Se retiró a tiempo. No arriesgo su prestigio ni el de su poderosa pero incomprendida nación.

De todos modos, con su arrogante maniqueísmo y sus aventuras bélicas, George W. Bush, fue, sin duda, el personaje noticioso del 2003.

(*): BIP: 210 Railroad st., Havelock, 28532 NC, USA

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba