Opinión Internacional

Una nueva crisis en el Mediano Oriente

(%=Image(8330810,»L»)%)

Como si no bastaran las diversas crisis que azotan el Mediano Oriente, se acaba de añadir otra de alcance tanto regional como internacional, con el delicado y casi insoluble asunto de la autonomía de Kurdistán, con minorías kurdas en cinco países tratando de formar una nación que reuniría a dicha etnia, también musulmana, dispersa en Turquía, Irak, Irán Siria y Armenia. Donde se agrava ahora el conflicto separatista es en Turquía, con su gobierno renuente a concederles una mayor autonomía a los kurdos, ya que podría ser un preludio a una separación y la formación de una “gran Kurdistán”. Algo similar a lo que sucede con los vascos en España y Francia.

La facción más combativa de los kurdos de Turquía, el PKK, ha hecho diversos ataques terroristas a las fuerzas turcas, y luego se ha refugiado en el norte de Irak, de mayoría kurda, donde son tolerados o incluso asistidos por el gobierno local. Ahora los turcos buscan defenderse de los ataques guerrilleros kurdos, amenazando con entrar a Irak con importantes fuerzas militares, si el gobierno iraquí no hace nada para detener dichas incursiones, que han causado miles de muertos en Turquía. Por su parte EE.UU., que considera a la PKK una organización terrorista, trata de ayudar a los turcos, pero los kurdos iraquíes no cooperan mucho, máxime cuando el presidente iraquí Talabani pertenece a esa etnia.

Por lo tanto, está a punto de estallar un conflicto de mayores proporciones, que podría desestabilizar la zona más tranquila de Irak, que tiene importantes yacimientos petroleros, pero a la vez es muy dependiente de Turquía para sus suministros y comercio. Hasta Irán y Siria, opuestos a EE.UU. dijeron que ayudarían a Turquía a controlar la rebeldía, que podría contagiar a los kurdos iraníes y sirios. La crisis es tan seria que obliga al premier turco Erdogan a viajar a Washington este lunes para dialogar con el presidente Bush, que tiene las manos atadas y sólo ha podido ofrecer “cooperación de inteligencia” y pedir prudencia a los turcos, ya que podría empantanarse aún más la crisis iraquí.

Todas las partes tienen mucho que perder si se complica la situación y por ende se cuidan de tomar acciones precipitadas. En fin, una compleja crisis que requerirá mucha diplomacia y visión de futuro, habilidades que parecen escasear mucho en una región crónicamente afectada por confusas lealtades étnicas, religiosas y políticas, difícilmente reconciliables, región que a la postre tiene grandes reservas petroleras. En fin, un coctel inflamable en espera de chispas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba