Opinión Nacional

A compra’ alpargatas…

El pasado sábado 26 de mayo en uno más de los tantos actos revolucionarios televisados que tiene como protagonista al presidente de la república, éste para variar pronunció un discurso en el cual el imperio no podía faltar, tampoco Mr. Bush, ni los planes conspirativos, ni la CIA…más de lo mismo. Cada mención que el presidente hacía en tono burlón sobre esos temas era frenéticamente aplaudida por los asistentes al acto de esa tarde. El presidente habló de muchas cosas ese día, pero hubo un comentario que lejos de causar los acostumbrados vítores produjo una ola de silencio entre los asistentes. Resulta que el máximo líder de la revolución dijo, palabras más palabras menos lo siguiente: “¿por que tener más de tres camisas?…tres son suficientes”, “Hay familias de 3 personas que tienen 3 vehículos en casa, ¿por qué? con uno basta”, rematando con “Y dígame eso…hay familias que tienen su vivienda en la ciudad y además otra para pasar vacaciones…” El comandante de las Fuerzas Armadas de la República Bolivariana de Venezuela continuó diciendo que esos eran males del capitalismo, Cuba se los había arrancado de raíz y nosotros también lo haríamos.

La capacidad de asombro no se agota…hubo más. Según el presidente de todos los venezolanos la superación de cada quien no debe ser para mejorar su estatus socioeconómico, será por amor al arte digo yo. Aquí quien estudia y trabaja más fuerte es por algo y ese algo es para superarse, para buscar comodidad para tratar de labrarse un mejor futuro y prepararse para la vejez. Olvídense de eso, la superación va a quedar en planos espirituales y satisfacciones personales, no para devengar un mejor sueldo y poder comprarse el carro de sus sueños o darse las vacaciones de su vida, no, ¡eso no! Eso es egoísmo y lo causa, según el presidente, el virus del capitalismo, ese virus no existe en Cuba, Fidel lo acabó. Yo agrego, así como acabó con los sueños de miles de los cubanos.

Entre otras cosas se mencionó que al hacer labor social, los “voluntarios” deben olvidarse de viáticos y a la vez pidió a las mujeres y hombres del país que tengan paciencia con sus esposos y esposas quienes tendrán que salir de sus hogares por días para colaborar con la causa. Bueno…es como para pensarlo, una semana fuera de casa, sin viáticos…y ¿quien lleva la “papa” a la casa en ese lapso?, o ¿quien se cala la melodía de separarse de la pareja así como así?, sé de mucho(a)s que no lo aceptarían ni siquiera por la revolución bonita a menos que le interese estar fuera del “calor” del hogar. ¡Uno nunca sabe!

Mejorar la calidad de vida promueve el estudiar, el trabajar más fuerte, el especializarse. Buscar comodidad y bienestar no es pecado, pero el presidente se empeña en decir que si lo es. En su afán de convencer a la audiencia el presidente dijo: “…el siguiente paso después de querer superarse, es la corrupción”. Que pensamiento más triste y más triste sería aceptarlo. Nadie, absolutamente nadie aplaudió.

En esta revolución ¿quien pregona con ejemplos el socialismo del siglo XXI? que no sea de la boca “pa´fuera”. Seguro no son los líderes revolucionarios, ellos tienen buenas casas, buenos carros y por supuesto sus “merecidas” vacaciones fuera del país, mientras tanto usted amigo haga lo que haga tendrá sus tres camisas y si acaso…carro y vivienda. Es como para pensarlo, ¿o no?

Ya está dicho, ya nos mostraron el camino, así que “a compra’ alpargatas que lo que viene es joropo”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba