Opinión Nacional

A punta de pescozones

Resulta que ahora nuestra flamante pero inútil Asamblea Nacional la tiene agarrada, igual que Don Regalón, con hacer las cosas a la calladita y con las correspondientes amenazas de que lo hecho, así se queda, y no hay ni que discutirlo ni hablarlo con nadie, sin importar sus consecuencias.

Chávez, como siempre, impone su estilo a una atemorizada y lamentablemente cobarde sociedad, a la cual se dirige a punta de gritos y ahora con amenazas de que le irá peor a quien lo critique o adversa, tal como lo vimos en días pasados de esta misma pasada semana , costumbre esta que quizá mantenga como resabio de cuando mandaba a pobres soldaditos, los que como borregos no tenían mas alternativa que obedecer, o también pudiera ser el requerido entrenamiento para cuando estrene su cargo de cuatro estrellas, que no por ello de cuatriboliado. contemplado en la nueva regulación de las FAN.

Cual desperdigado ventarrón, que no precisamente Huracán, en tanto mucho le falta para reconocerle tiene bien puestas las glándulas que habitualmente nos segregan a los hombres hormonas de varón y valor, como si le sobraban a Gómez y las tuvieron los Delgado Chalbaud (padre e hijo), ya no habla sino que esputa furia y amenaza de todo aquello que pueda hacerle peso o le estorbe en su camino de manda mas villano y depauperado lider socialista.

En el mismo comentado evento arremetió como río en conuco contra civiles ordinarios, productores de toda índole, industriales y comerciantes, y de paso, para no dejar nada afuera, como el barbarazo, también le ofreció a su enemigo del norte unos buenos pescozones, en tanto tenía que poner por igual su toque mágico a lo macho criollo, para no perder brillo, en lo que respecta al conflicto Rusia y Georgia.

Pues así mismo como gruñe el viento, la Asamblea se mandó con la Ley antisecuestros, a lo calladito, y sin tomar en cuenta una serie de insólitos riesgos para quienes realmente resultan, encima de aporreados mojados, esto es, a los secuestrados y a sus familias. Ahora inventaron una suerte de congelación patrimonial de los bienes de aquellos y un control de los Bancos sobre la movilización de los mismos, que solo contribuirán a provocar mas desasosiego en la víctima y sus familiares, que en añadido a los efectos de abominable delito, también que estar retratados ante el Estado con la composición de su patrimonio y la imposibilidad de disponer del mismo.

Se pretende con ello, dizque dificultar a los secuestradores el ejercicio de la presión para obtener el rescate, como si los bandidos entendieran esas cosas y les importara un bledo tener que distinguir entre que el secuestrado y su familia cuentan o no con los reales, o si debe usar los de su patrimonio, o los de sus buenos amigos para salvar el pellejo.

Yo estoy seguro que seria mejor y mas asimilable para los propósito de que los delincuentes dejen tranquila a la víctima, que los integrantes de la Asamblea y el Ministro y Presidente de turno, ofrezcan mas bien su aval de que si suelta a la víctima, ello se constituyen en fiadores del pago del monto del secuestro y con ello se pone en resguardo el pellejo del secuestrado y se vincula a quienes como autoridades, inútilmente no han logrado someter, asegurar o garantizar a la población de que no se comentan dichos delitos.

Si las cosas, como es costumbre en los gobiernos, pero más en este que ha demostrado tanta incapacidad acumulada, van tan lentas y tozudas, imagínense por un momento, luego de sortariamente haber logrado los buenos resultados de libertar a la víctima, o luego de tristemente desaparecida la vida de la misma, como será para recuperar los bienes sometidos a esa especie de aberrante medida de desposesión material y jurídica
Idas y venidas, contratación de abogados, la mordida para quien maneja el expediente en el Tribunal, la propina para el depositario, etc., etc.

Casi podríamos decir que no sabremos si es mejor el remedio que la enfermedad, esto es, si estar padeciendo la privación de libertad en manos de los secuestradores, o permanecer en las manos de los habitualmente villanos funcionarios de gobierno, ahora en posesión de todo el patrimonio de la víctima.

Indudablemente que nuestra dichosa y prestigiosa Asamblea Nacional se anota un nuevo gol de torpeza y falta de sindéresis con ese pseudo instrumento jurídico, y en verdad no podía ser de otra manera, si ya conocemos como actúan sus integrantes.

Quiera el destino que en los otros 12 Decretos leyes que acompasaban los 26 del desastre normativo de la habilitante, no sean por el mismo corte y estilo, aun cuando los presagios tienen que ser negros, si ya conocemos por ejemplo algunas de las perlas que contempla el Proyecto de Ley de Telecomunicaciones.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba