Opinión Nacional

¿A un paso de la anarquía?

Puede ser. Con altos y bajos, ha sido esa la angustia, constante en 10 años. Pero tal como sucedió con la partidocracia, que luego de varias décadas generó su propio fin, el socialismo en gobierno, por su naturaleza destructiva, culminará mucho más pronto. Sobre ello, creo que ningún venezolano medianamente razonable tendrá mayor duda. La zozobra presente, se anida en el costo, que tendrá tal final. Verbigracia: Para los días que corren, se va constituyendo una realidad socio-política especialmente delicada. Hay consenso en el país nacional respecto al perjuicio por cada día del socialismo en gobierno. Hoy, no existe parámetro en capacidad real de fundamentar la continuidad socialista. Incluso, la denostada partidocracia le supera como referente gubernativo. Pero así como existe tal consenso, (excepción hecha de fanáticos gobierneros y mercenarios habituales), existe otro de igual magnitud, ahora frente a la actual alternativa demócrata. He allí la cuestión. Tenemos al país nacional, que repudia al país político, ante una crisis social trastocada en estructural, y sin resolución a la vista. En tales casos, la historia también brinda lecciones. Anarquía primero, tiranía después, ha sido común denominador. A la fecha de escribir estas líneas, el poder judicial venezolano, alcanza un nivel de repudio y desconfianza solo visto en contra de sus iguales del ejecutivo y el legislativo. Lo anterior, tiene especial significación, por cuanto configura un escenario, donde el colectivo carece en lo absoluto de referente institucional, capaz de canalizar ordenadamente, la presión popular in crescendo. Un connotado jurista me refirió en alguna ocasión, sobre la necesidad de un poder judicial legítimo, a pesar de un poder público en situación de ilegitimidad, precisamente por la capacidad de aquel para ¨corregir¨ los entuertos de otros. Pero, que puede ocurrir, cuando la presidente del máximo tribunal del país, inicia la semana proclamando la pertinencia de ¨atenuar´ la separación de poderes; si luego se hace público el que ex –banqueros, privados de su libertad, tienen de carceleros a compañeros de farra, para cerrar con el broche, de una juez penal, por agavillamiento imputada, ello por otorgar libertad condicional, a un prisionero político-empresario, en transgresión notoria del COOP. Es el asunto, que la crisis institucional, alcanzó niveles nunca vistos en la historia patria, y tal como en situaciones análogas, a falta de una respuesta política adecuada, el final de la crisis superará cualquier reserva. Una vez restaurada la constitucionalidad democrática en la República de Venezuela, podría ser esa la ocasión, de ganar por vez primera un poder judicial legítimo, conforme a la Constitución, merecedor así del respeto popular. Mientras, no bastará con rezar. ORA Y LABORA.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba