Opinión Nacional

Altamira los tiene Locos

En nuestra columna anterior, que no se publicó por no haber pasado la prueba de la hora de entrega y el viejo y gastado duendecillo, señalamos que el lunes 21-10 se podía leer a partir de tres escenarios: 1.- Democrático: el paro transcurriría sin tropiezos significativos, como un ejemplo del fortalecimiento del régimen democrático. 2.- Confrontacionista: plantearía posibles enfrentamientos entre los dos polos en pugna, pero manejables y en los cuales las fuerzas públicas cumplirían su cometido. 3.- Explosivo: los niveles de confrontación serían crecientes e incontrolables. El cuadro de violencia podría generalizarse y las fuerzas militares ubicarse de lado y lado. A sta hora, la situación ha variado considerablemente. La marcha y el paro del 10 y 21-10 se radicalizan y adquieren la dimensión Altamira: enfrentamiento frontal al gobierno: renuncia o elecciones. O el gobierno accede a un acuerdo político o actúa dictatorial y violentamente.

MUCHOS ESPERABAN BATALLONES Y TANQUES
EN LAS CALLES

El paro del 21-10, al igual que la gigantesca marcha del 10-10, transcurrió en los límites del primer escenario. En la tarde del martes 22-10, cuando ya se comenzaba a ver lo ocurrido el día anterior como una marcha más para la memoria de las luchas contra el ‘gobierno revolucionario’ de Maisanta II, se pronuncia un grupo de militares, ligados al 11A. Esto creó un importante nivel de confusión y desasosiego. De muchas maneras se había difundido la especie de que, apenas concluida la marcha, estallaría el golpe de Estado que se venía cocinando desde hacía un buen tiempo. La inteligencia militar lo deba por un hecho y tenía establecidas cada una de las coordenadas de ese movimiento. Y es por ello que se monta el ‘aparato de defensa del Estado’. La militarización fue anunciada por el jefe y se cumplió de inmediato. Su objetivo: impedir toda alteración del orden público y, en particular, los abusos contra la propiedad. En el fondo, las medidas militares acordadas responden a la necesidad del gobierno de tener preparada la defensa o enfrentamiento a los golpistas. Esto es algo totalmente decidido: apenas ocurriera el pronunciamiento militar se le lanzaría toda la fuerza de las armas, en forma tajante e indiscutible. Pero el alzamiento no se produjo. La inteligencia militar no acertó. Por ello, cuando hace su alocución el grupo de militares activos, muchos esperaban que se anunciaría la presencia de batallones y tanques en la calle. Pero se quedaron frustrados.

‘PARASITOS Y VAGOS’ AL ATAQUE

El Gral. Medina Gómez, vocero del grupo plantea, el rechazo a todo lo que signifique golpe de Estado. Y como tarea inmediata propone la simple ocupación de la plaza Francia de Altamira, hasta tanto se produzca la renuncia del presidente o la convocatoria a elecciones. Al momento, el señalamiento fue calificado por voceros gubernamentales, y en particular por el vicepresidente, como una payasada. Un circo montado por los mismos golpistas del 11A, ‘fascistas, vagos, parásitos’. Dijo además el funcionario que los ocupantes podían estar en el sitio todo el tiempo que les diera la gana, ya que no representaban ningún peligro por ser gente desprestigiada, sin ascendencia.

LA OEA CONDENA LA VIOLACIÓN DE LA CARTA DEMOCRATICA INTERAMERICANA

Pero, poco después de cumplidas las 24 horas de protesta continua, el fenómeno adquiere una dimensión diferente. En principio, es la acción de un grupo de militares, calificados de golpistas, que convoca a una plaza pública a protestar contra un gobierno que se considera fracasado y al cual se le exige la renuncia o llamado a elecciones. Su derrota se daba por descontada. Buena parte de la Coordinadora Democrática (CD) se indignó porque estos militares golpistas procedían a revivir la imagen que había quedado totalmente borrada con la marcha y el paro cívicos del 10 y 21-10. Se perdería de este modo el gigantesco paso adelante dado para lavar de toda mancha golpista la imagen del movimiento en el exterior. Con la recomposición del golpismo todo lo alcanzado amenazaba con venirse al suelo. Y la mejor demostración la constituye el comunicado del Sec.Gen de la OEA, César Gaviria, que condena esta actuación por violar el Art. 4 de la Carta Democrática Interamericana que establece la lealtad militar a la autoridad legítimamente constituida.

LA RECTIFICACIÓN DE LA OEA

Sin embargo, al producirse el apoyo de la CD en pleno, al movimiento encabezado por los militares y que ahora se convierte abiertamente en cívico-militar, se ve obligado a hacer público un segundo comunicado. En esta ocasión, Gaviria admite que los militares canalizan su protesta por medios democrático-constitucionales. Para Carlos Carvacho (UR,25-10-02) , Director de la Oficina de la OEA en Caracas, el error inicial se debió a la información que habría dado CNN el martes 22-10 y la cual refiere un alzamiento militar encabezado por una veintena de altos oficiales. De allí la inmediata condena. Posteriormente, queda evidenciado que no se trata de un alzamiento sino de un pronunciamiento de militares activos que están en desacuerdo con la política gubernamental y que actúan en apego a la constitución nacional (CN) y específicamente a los artículos 333 y 350. Se llama a la desobediencia civil y legítima y se desconoce al presidente de la república por sus permanentes violaciones a la CN.

48 HORAS DESPUÉS CUNDE EL NERVIOSISMO
EN GOBIERNO Y FA

El jueves 24-10, el ‘jefe único’ (JU) fija posición sobre el pronunciamiento militar y la ocupación de la plaza Altamira. Para él estaba montado un show que después de echado a andar, no iban a saber qué hacer con él. Por ello, el gobierno no tomaría medidas. Este es un problema de orden público que compete a la alcaldía respectiva. Pero para esta misma fecha, se suma a la ‘desobediencia civil’ un número importante de oficiales con mando de tropas. De inmediato la alarma. Cunde el nerviosismo y la desesperación tanto en el alto gobierno como en la comandancia de la FA. En forma inmediata comienza el desfile de guarniciones dando su respaldo institucional a la democracia y al presidente. Se supone que es algo cuestionado o en peligro. Sólo así se explica la ristra de ‘confesiones’.

SI ME DAN EL GOLPE RESPONDERE CON LAS ARMAS

Para el JU, a 48 horas de la protesta, la plaza Altamira dejó de ser el simple show, que no se sabía como superar, para convertirse en un montaje detrás del cual se está cocinando un golpe de Estado. Por ello, en esta fecha 25-10, es necesario amenazar: »Y que no se equivoquen si es que pretenden dar otro golpe de Estado, si es que pretenden arremeter contra las instituciones por la vía armada, les responderemos por la vía armada». Hasta este momento, Altamira era un simple y vulgar circo que serviría de hazmerreír para disfrute de la ‘revolución’. Pero, al caer en cuenta que se suman oficiales con tropa, cambian las calificaciones y procedimientos.

DEFENDER A PUNTA DE MUERTOS
LA ‘REVOLUCION BONITA’

La tensión de este 25-10 es fuerte. Alguien diría que está a punto de estallar el golpe. Los llamados golpistas dicen que no actuarán en el sentido que procura el gobierno. Se mantendrán en el plano constitucional. Y esto significa que no caerán en la provocación que se les monta para que tomen las armas. Ellos saben que si actúan de esa manera, serían ‘constitucionalmente masacrados’ o, en el mejor de los casos, llevados a una dura confrontación. Ya para la fecha la idea no es la de estar alerta y tomar la calle en caso de ser necesario. Este es el mensaje del jueves 24-10. El viernes 25 el mensaje es radical y terminante: enfrentar por la vía de las armas. Confrontar. Defender a punta de muertos la revolución bonita y bolivariana.

LAS CONTRADICCIONES DEL CHAVISMO

Y ante el llamado nacional que pide renuncia, referéndum consultivo o adelanto de elecciones, el oficialismo responde con un tajante ¡no! Los aliados del gobierno (OFM y Mas-Mas), de una u otra manera proponen el referéndum consultivo como una fórmula para superar la aguda crisis política. Pero la respuesta del gobierno es precisa: esto no es posible. Y no le falta razón. La consulta a los electores sobre si se quiere o no ¡elecciones ya! daría, por lo menos, un 70% afirmativo. Por ello, el oficialismo sólo aceptaría este instrumento en un caso extremo. JU quedaría fuera de la presidencia y en posición de volver a competir por el cargo. Y dado que eso equivaldría a una renuncia, quedaría Rangel como presidente encargado. A esta hora, esa posibilidad no es bien vista por el ‘chavismo’, dado que no tienen plena confianza en Rangel. No es miembro fundador del proyecto. Proviene de la vieja política puntofijista y no tiene mayor aceptación en los cuarteles. Por todo esto, hoy se entiende que debe ir un militante del ‘proyecto’ a la vicepresidencia. Y de este modo asegurar la salvación del ‘proceso’ y su líder, por la gracia de Dios, Bolívar y Zamora.

¿ORDEN DE CAPTURA A LOS ‘PAYASOS’?

Y a esta hora, viernes 25-10, 7 pm, llega la noticia según la cual el juez de control León Raúl Villanueva, decidió dictar orden de captura contra más de 40 de los ‘golpistas’ civiles y militares de Altamira. Actuó de oficio, pero sin olvidar que el jueves 24-10 el JU señaló que los militares de la plaza Altamira incurrían en delito. El juez opina como él y antes que se lo pida la Fiscalía, se adelanta y autodeclara guardián y salvador del hilo constitucional. ¿Pero no se dijo que todo era un show, un circo del cual no se tocaría a ninguno de sus payasos? ¿Por qué ahora, mientras se pone a hablar el mismo y copiado discurso a los comandantes de guarniciones, se cocina la captura de los civiles y militares que están al frente del gran ‘show’ de Altamira?

EN UNA VERDADERA DEMOCRACIA “LA REVOLUCION”
NO TENDRÍA ESPACIO

La situación en este momento es profundamente delicada. La polarización que lleva al enfrentamiento es materialmente irreversible. El JU no pierde oportunidad para declarar la guerra. Sus llamados a la paz son más que sui generis. ‘La revolución es pacífica pero armada’. Y esto le sirve para reafirmar la disposición a responder por las armas al golpe que él le atribuye a los ‘militares golpistas’. Lo hemos dicho en muchas oportunidades: la única manera como puede subsistir este régimen es por la vía de la violencia. En una permanente y verdadera democracia en la cual se imponga la voluntad de las mayorías, la “revolución” no tendría ningún espacio. En las actuales circunstancias ya no es posible pensar en diálogo. Todo está programado para un violento choque de trenes para dirimir el control de esta sociedad para dejarla donde mismo o profundizarle sus miserias. .

EL LIBRITO AZUL EN ALTA-MIRA

A esta hora, la locura pica y se extiende. Primero se dijo y se contó, “con gran sentido ideológico y político”, que Chávez tiene loco a todo el mundo en este expaís. Y hoy se señala que las cosas han cambiado y que es la plaza de Altamira quien ahora tiene loco al chavismo civil y militar. Y por ello, mientras se plantea la liquidación de la “revolución” por vía referéndum, elecciones adelantadas, la FA convoca al ‘soberano’ a bailar gaitas en Los Próceres para disimular la revolución quebrada, hundida y ladrona que está obligada a defender. En este caso no se trata de circo, payasada ni de distraer para someter-manipular la voluntad y conciencia del ‘pueblo’. Esto es algo diferente. No hay capacidad para advertir que la ‘Plaza de la Libertad’ es un desafío. La expresión de una modalidad de lucha inédita en este expaís y producto del propio movimiento constituyente que aquí se impulsó. Lo dijimos entonces. La constitución se convertiría en la propia trampa de este gobierno. Hoy es un argumento que se esgrime para activar la lucha por una verdadera democracia. Ojalá que los cauces abiertos por esos catorce militares que el 22-10 empuñaron la constitución, que no las armas, no sean llevados por los cañones del chavismo radical a una dolorosa y trágica confrontación, como las adelantadas por las fuerzas del pasado. La CD y los ‘golpistas’ seguirán bajo el control de las fuerzas gubernamentales mientras no sean capaces de levantar el programa de una Venezuela distinta. Por ello hoy son muchos los inscritos en el proyecto de la Tercera Venezuela, sin ‘revolución’, pasado, golpismo ni falsa oposición. Y atenta a impedir el choque de la sangre para beneficio de los dueños de siempre y todavía.

INSISTIENDO

• Foro: La Venezuela del siglo XX. Ponente: Enrique Alí González O. Lunes 27, 6 pm, Sala “E”, en la Cátedra Pío Tamayo: • La causa chechena secuestra y Putin piensa en la pena de muerte como un Bush cualquiera. • La Plaza Francia no es La Bastilla sino la Alta-mira de un expaís. • Pueblo dividido, militar idem, el caudillo solitario y Ceresole derrotado. • A las 76 horas, el III Manifiesto de la protesta cívica y pacífica: “seguimos declarados en desobediencia legítima. No somos golpistas. Rechazamos la violencia. Asumimos el compromiso y no abandonaremos esta posición hasta que Hugo Chávez renuncie a la presidencia de la república”. • El trienio (1945-48) fue testigo de una gran polarización-enfrentamiento que fue a parar al derrocamiento de Gallegos y diez años después a la caída de Pérez Jiménez. • En la zona de seguridad de Los Próceres la FA se viste de traje de campaña para amenazar a los golpistas y convocar al pueblo a un gaitazo para caerse a palos en nombre de Bolívar, la patria y la revolución.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba