Opinión Nacional

Alternativas a una guerra civil

Las que entiendo, debemos precisar en adelante. Por muy pacífico que haya sido el gentilicio venezolano durante esta década Chávez-FARC, no por ello continuaremos impasibles, ante una pretensión esclavista en este siglo XXI.

Incluso el hecho cierto, del repliegue socialista en la Cuba de Fidel, en modo alguno da pie, para subestimar la pretensión esclavista, en suelo venezolano.

Sobran en mucho los análisis relativos a la salud mental del teniente coronel, y más aún las conclusiones sobre el balance negativo de su gestión, tanto como las perspectivas de su continuidad en el gobierno. Impertinentes, a la fecha presente, cuando la discusión debe centrarse sobre el como detener, a un absurdo político ciertamente endógeno.

Convencidos como estamos, respecto a la pertinencia de la via electoral, por la poderosa razón de nuestra reconocida impotencia; sociológicamente incapaces de activar cualquier otra via de restauración constitucional, comprendemos muy bien, que ninguna sociedad contempla inerme su paulatina esclavitud.

La sociedad cubana, la misma de los 50 años socialistas, más allá de sus particularidades historicas, y del talento fidelista para la farsa, resistió desde inicios tal aberración. No bastará la permanencia en el tiempo de aquella dictadura, para sopesar con justicia el auténtico valor de su resistencia popular. Las violaciones, limitaciones, y restricciones sistemáticas a los 30 articulos consagrados en la declaracion universal de los derechos humanos, en cabeza del régimen socialista allí gobernante, claramente señalan, que solo a traves de violencia, el socialismo se hace viable.

Es el caso, que el socialismo versión Chávez-FARC, lleva 10 años. Pretende imponerse bajo una fachada democrática, cohonestada en la práxis por una dirigencia demócrata, renuente a defender tanto un SÍ, como un NO.

En tanto Hugo Chávez avanza en su esclavismo socialista, nuestros líderes demócratas siguen incapaces en la defensa de sus postulados, pues adolecen de la firmeza que manda la constitución. Mientras, el pueblo concluye, que en sus manos va quedando la responsabilidad, de algo por defender. Allí está el detalle.

¿Podria hoy, alguien afirmar razonablemente, la posibilidad real de un enclave socialista Chávez-FARC, en tierra venezolana? Más allá de nuestra valia como gentilicio, que estimo en tanto como la de cualquier otro, nuestra condición geográfica, económica y militarmente estratégica, aunado a la invaluable riqueza de nuestro subsuelo, imponen la conclusión: habrá una resistencia demócrata, superior a lo antes visto.

Sin embargo, por sobre esta prédica, nuestra ideologia democrata-cristiana exige ir más allá. Guardar silencio ante la postura claudicante de una dirigencia demócrata en exceso dependiente al movimiento estudiantil, comprensiblemente limitado en su propia naturaleza, nos haria cómplices de una charada que nos conduce a la guerra civil o en su defecto a la esclavitud.

¿Podemos seguir tolerando, que ante la criminal campaña electoral Chávez-FARC y su régimen correlativo, nuestra defensa descanse solo en el inefable poder del voto? No existe violación al ordenamiento jurídico nacional que el régimen gobernante no se ufane ejecutar, mientras, al pueblo demócrata se nos dice: ¨Ve a votar¨. Va siendo hora, que nuestros líderes, constitución en mano, tomen el lugar del pueblo, ante el duro sacrificio que va exigiendo la lucha.

La autoridad moral del líder, indispensable al éxito, no llegará por el bajo precio del petróleo, menos, por los errores del comandante, hay que ganarlo, y con acciones. Mientras tanto, muchos se continuarán preguntando, no sin algo de razón ¿Nosotros tenemos a Chávez y ustedes, a quién? ORA Y LABORA.

[email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba