Opinión Nacional

Benedicto se equivoca sobre la ausencia de Dios

Al final de este escrito usted podrá leer el texto completo de una información de la agencia internacional española de noticias (EFE), publicada el lunes 14 de diciembre de 2009, por el diario caraqueño 2001. En ella; Benedicto Décimo Sexto, el Papa cristiano católico, afirma que: “cuando Dios desaparece del horizonte de la persona, la humanidad pierde la orientación y va hacia la autodestrucción”.

Eso no es cierto.

Y resulta claramente evidente cuando usted trata de responder a estas preguntas: ¿A cuál Dios se refiere Benedicto? ¿Al de los judíos o al de los palestinos? ¿Al de los cristianos católicos o al de los cristianos protestantes? ¿Será que se refiere a alguno de los Dioses del hinduismo; como Shiva, Vishnu, Chrisna o Ganesh? ¿Estará hablando del Dios de los santeros, o el de los seguidores de la Umbanda o el Candomblé? ¿De cuál Dios habla Benedicto?

Y sin que usted ni nadie responda a esas preguntas; usted y yo sabemos que Benedicto acercaría la brasa hacia su sardina, rechazando a cualquier otro Dios—de las decenas de centenares en los que muchas personas creen—distinto al adorado por la ciudad estado de El Vaticano.

Quizás; si suponemos que Benedicto realmente cree en lo que dice y habla con verdadera sinceridad, podríamos suponer que a lo que se refiere Benedicto es a que sin Dios, el ser humano—y la humanidad—se apartarían de las enseñanzas éticas y morales intrínsecas a toda religión, provocando que la humanidad se comporte como un conjunto de animales y su autodestrucción sería la inevitable consecuencia.

Pero si así fuese, también se equivocaría. Eso tampoco sería cierto.

Porque; en primer lugar, los seres humanos somos animales; somos simios que tenemos como a nuestros parientes silvestres más cercanos, al orangután, al gorila, al chimpancé y al bonobo—y ninguno de esos parientes nuestros se ha auto destruido; es más bien el ser humano quien siguiendo el mandato bíblico de Dios, los ha estado llevando al borde de su extinción mediante su cacería para distintos propósitos y la destrucción de sus hábitats naturales.

Dice la Biblia—cristiana y católica— (Génesis 1:26):

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” (Negrillas mías).

Pero ese antiguo libro (la Biblia), fue escrito cuando aún la ciencia no existía, y en consecuencia, los seres humanos ignorábamos todo lo que nos ha estado enseñando la biología y la ecología—y muchas otras disciplinas científicas—que han descubierto; entre otras cosas que. (a) El ser humano no fue creado sobrenaturalmente, sino que evolucionó; mediante la selección natural, de antepasados silvestres no humanos; (b) Que en vez de ser el señor de todas las criaturas vivientes distintas a él o ella; el ser humano no es más que una de esas criaturas—y no podría sobrevivir en la Tierra sin la existencia de las otras, y (c) Que los etólogos (biólogos expertos en comportamiento animal), han descubierto indicios de la existencia de principios morales entre los chimpancés—lo que nos lleva a intuir que la moralidad humana no proviene exclusivamente de las creencias religiosas, sino que nacemos con instintos morales—los que plasmados en constituciones, leyes, tratados internacionales y otras normas diseñadas para la convivencia civilizada, no permitirían que la humanidad se auto destruyese ante la ausencia de Dios—quienquiera que éste sea.

 

 Diario 2001, lunes 14 de diciembre de 2009

Benedicto XVI afirma que sin Dios la humanidad va hacia la autodestrucción

Benedicto XVI denuncia que el mundo actual considera a Dios «irrelevante y superfluo» y asegura que, cuando Dios desaparece del horizonte de la persona, la humanidad pierde la orientación y va hacia la autodestrucción.

El Pontífice así lo manifiesta en un mensaje enviado al presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), el cardenal arzobispo de Génova Angelo Bagnasco, hecho público hoy por el Vaticano, con motivo del congreso «Dios hoy, con Él o sin Él cambia todo», que celebran en esta jornada los obispos italianos en Roma.

El Papa señala que el tema de Dios es «central» también en la época actual, en la que no se tiene en cuenta, subraya, la necesidad que tiene la persona de lo trascendente y se olvida que la relación con Dios es esencial para el camino de la humanidad.

«En una situación cultural y espiritual como la que estamos viviendo, donde aumenta la tendencia a relegar a Dios a la esfera privada, a considerarlo como irrelevante y superfluo o a rechazarlo explícitamente, espero que este congreso contribuya a despejar esa penumbra que hace precaria y temerosa para el hombre actual la apertura hacia Dios», afirma el Obispo de Roma.

Agrega que las experiencias del pasado, muchas de ellas no muy lejanas en el tiempo, «enseñan que, cuando Dios desaparece del horizonte del hombre, la humanidad pierde la orientación y corre el riesgo de autodestruirse».

La fe en Dios, resalta, abre al ser humano un horizonte de esperanza «que no desilusiona, indica un sólido fundamento en el que poder apoyar sin temor la vida y permite abandonarse con confianza en las manos del amor que sostiene al mundo».

Benedicto XVI reitera la importancia «esencial» que Dios tiene para el ser humano, para su vida personal y social, para comprenderse a sí mismo y comprender el mundo, para la esperanza que ilumina el camino del hombre y para la salvación que le espera después de la muerte.

El Papa se refiere también a los diferentes caminos que llevan a afirmar «la verdad» sobre la existencia de Dios, «ese Dios que la humanidad siempre de alguna manera ha conocido, a pesar de las vicisitudes de su historia».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba