Opinión Nacional

Bochinche

Si nos valorizáramos como nación, podremos ponderar los aportes que han realizado tantos venezolanos como don Arturo Uslar Pietri, quien debiera reconocérsele en su país, igual que se le reconoce en el mundo como el pionero del realismo mágico con su obra Las lanzas coloradas (1931).

En ella, con el tema de la guerra de independencia, describe los sucesos a través del amo de una hacienda simpatizante de nuestro Libertador y de un capataz que apoya la causa de la corona española.

Es decir, el terrateniente apoya a Bolívar y el peón, obrero y proletario apoya a los españoles imperialista; si esto no es parte del realismo mágico entonces Cien Años de Soledad de Garcías Márquez no es más que una novela de baquero.

Pero los políticos venezolanos, así como los dueño de algunos medios, estaban conmocionados por que no sabían si el Gabo iría o no a la reunión en Cartagena. ¿Qué sobre valorización a un escritor con muchos meritos en las letras, pero nada a nuestra venezolanidad?

Mientras que a los cien años de don Arturo ni siquiera una prosa, menos una salutación a ese hombre que a través de la televisión le abrió a varias generaciones el mundo del saber… ¡que paradójico!

¡Es que somos así! como diría Andrés Eloy Blanco, “Venezuela es una buena madrastra pero una pésima madre”; es este nuestro karma, el de no reconocernos y de no querernos; llenos de tantos que hasta párese que nuestra nación fuera una sátira de un país con todas las posibilidades, pero vacío de patriotas.

O es que también tenemos que exigirle a Chávez que sea patriota, conciencia de pertenecía y orgullo de nosotros; o acaso nuestra flojera espiritual llega a tanto.

O quizás somos tan sólo un virus dentro de un cuerpo llamado Venezuela, que vive de escándalos, de aplausos y vapuleos de cultura y barbarie; si no entendemos esto cómo poder comprender que al gobernador del estado Bolívar Francisco Rangel Gómez le apliquen un referéndum por hacer el trabajo que debe de hacer, empezando por llevar agua potable y luz a las poblaciones de un estado, que paradójicamente es el reservorio de agua del planeta y poseedor de la única cuenca del mundo con cuatro represas.

Estoy seguro, que si Rangel Gómez fuera un demagogo y repartidor de dadivas, no le hubieran introducido un referéndum los autos proclamados súper revolucionarios.

Aunque… ¿Hugo? cómo puede haber una revolución donde lo único que hay es bochinche.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba