Opinión Nacional

Carta a la Juventud Venezolana

“Jóvenes venezolanos”, Tu Patria, nuestra Patria, vive una época antes ya vivida en otras patrias, en las cuales su juventud NO admitió el imperio de la injusticia, de la impunidad, de la mentira, de la corrupción, de la tiranía. Es posible, que hoy, enero de 2009, muchos de ustedes NO tengan conocimiento de que en el año 1898 vivía en Francia, en París, un periodista defensor de la libertad, la verdad y la justicia, extraordinario ser humano llamado EMILIO ZOLA, que escribió una protesta llamada “YO ACUSO” para denunciar, la infamia de los poderosos gobernantes y de sus secuaces; que repudió los mitos y pidió que se admitiera la realidad como única prueba de lo justo. Su valor y espíritu terrenal, desafió la divinidad a todo poder del El Estado. Su creencia y fe descansaban en los derechos de la Juventud, en la conciencia limpia de los que se incorporaban a la vida. Prefirió que todo se hundiera antes que soportar la vida bajo el sable de la mentira, el crimen, la corrupción, el odio, entronizados en los puestos del gobierno; contra los errores judiciales descubiertos y no denunciados; contra las conciencias elásticas y los testigos mercenarios. Sabía que por medio del espionaje y el crimen se imponen el miedo que determina el silencio. El odio y el cinismo, se erigen en guardianes de la cosa pública, del honor individual y la impunidad se ampara en la ocultación oficial para realizar el crimen cívico. EMILIO ZOLA, además se dirigió a la juventud de su época en el documento conocido como: “CARTA A LA JUVENTUD” cuyo texto se inicia así: “¿Adónde vaís jóvenes: a dónde vaís estudiantes, que corréis en grupos por las calles manifestando vuestra cólera y vuestro entusiasmo, sintiendo la imperiosa necesidad de desahogar públicamente vuestras conciencias indignadas? ¿Vais a protestar contra algún abuso de poder? ¿Han ofendido el deseo ardiente de verdad y equidad, que rebosa en vuestras almas jóvenes, ignorantes aún de las combinaciones políticas y de las infamias diarias de la vida? ¿Vais a silbar algún sectario de la inteligencia, de juicio estrecho, que habrá querido arrastrar vuestros criterios claros a las rancias y falsas creencia, pretendiendo demostrar la bancarota de la ciencia? ¡Ah! Yo le he visto cuando también era joven; yo he visto ese Barrio Latino poseído de las ardientes pasiones de la juventud, el amor a la libertad, el odio a la fuerza brutal que aplastan los cerebros y oprime las almas. Se muy bien que algunos jóvenes manifestantes no representan toda la juventud y que un centenar de alborotadores en la calle hace más ruido que diez mil estudiosos, trabajadores encerrados en sus casas. Y concluye: ¡Juventud! ¡Juventud! Acuérdate de los sufrimientos de tus padres, en las terribles batallas donde supieron vencer para conquistar la libertad de que tú disfrutas ahora. Si te sientes independiente, si puedes ir y venir a tu gusto, decir en la prensa lo que piensas, tener una opinión y expresarla públicamente, es por que tus padres han dado para ello su inteligencia y su sangre. Tu no has nacido bajo la tiranía; tú ignoras lo que es despertar cada mañana con el píe de un tirano sobre el pecho; tú no te has batido para escapar del sable del dictador y las falsas razones de un juez. Agradece a tus padres y no consientas el crimen de aclamar la mentira, ayudando la campaña de la fuerza bruta, la intolerancia de los fanáticos y la voracidad de los ambiciosos. Al fin de ese camino hallarías la dictadura…¿Quién se levantará para exigir que se haga justicia sino tú, que no estás en nuestras luchas de intereses y de personas, que no están aún atada ni comprometida por ningún negocio ambiguo, que puedes hablar alto, con toda pureza y buena fe?”. ¡Juventud! ¡Juventud! Venezolana, vuestros padres y abuelos que hoy remitimos esta “CARTA A LA JUVENTUD”, en el año 1958, enero 21 y 23, fuimos los jóvenes que alzamos nuestra voz en contra de la conculcación de las libertades ciudadanas y contra la opresión que culminó con el derrocamiento del régimen. Fuimos los que acogimos el llamado de EMILIO ZOLA. Hoy, son ustedes jóvenes estudiantes, jóvenes profesionales, jóvenes todos, que conocen la gesta y la batalla librada en pro de la LIBERTAD, de la IGUALDAD, la JUSTICIA, el DERECHO y de la PAZ, con su coraje, con su vergüenza, con su honradez del gentilicio venezolano, SE OPONDRÁN A LA REINSTAURACIÓN DE UN RÉGIMEN AUTOCRÁTICO, DICTATORIAL Y TIRÁNICO que un grupo de venezolanos mancilladores del noble gentilicio venezolano y que con la única razón, la fuerza bruta de las armas, tratan de imponer la opresión y la tiranía. ¡Juventud! ¡Juventud!, que el Dios de su religión, los bendiga, los proteja y permita una vez más que en Venezuela, todos seamos libres, justos y hermanos. No están sólos en su lucha. ABRAZOS, Vuestras madres, padres y abuelos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba