Opinión Nacional

Carta al Embajador Zhang Tuo

UNA CLAUSURA DE ENSUEÑO

Al Excelentismo Sr. Zhang Tuo,
Embajador de la R.P. China en Venezuela

La milenaria China, ha regalado al mundo unas olimpíadas sin igual, las mas grandes, las mas importantes, las mas bonitas, las mas concurridas y para eso se preparó intensivamente durante cuatro años, construyendo estadios que fueron el asombro de la arquitectura mundial, carreteras, comunicaciones, monumentos y preparando un grupo de voluntarios, que hicieron gala de la proverbial hospitalidad del pueblo chino.

Nada faltó, llevando a los mas elevados grados, la típica perfección oriental que fue el exponente que ganó mayor admiración en quienes presenciaron, directa o indirectamente, ese grandioso espectáculo.

La ceremonia inaugural, no pudo ser mas exquisita, pero la grandeza de la clausura dejó a todos ensimismados, fue un verdadero broche de oro, fue el premio que los organizadores se dieron para cerrar aquel magno evento.

Soberbia y sin igual, la Torre de la Memoria en la cual se columpiaban artista que cubiertos de trajes de colores múltiples, realizaban figuras nunca esperadas; el desfile de los atletas abismados por tan sobrecogedora magnificencia; los fuegos artificiales, toda una proeza del ingenio humano; la precisión de los cambios de escenarios, hechos en forma que el ojo humano no podía percibir pero que asombraba como por arte de magia; la aparición de marionetas humanas que se desplazaban en el espacio abierto sobre la arena del Nido; la iluminación, riquísima en tonalidades; la música, la delicada belleza de la mujer china, el discurso del Presidente de su país con la emotividad del hombre que se sentía alcanzando una proeza en la tierra que será de muy difícil superación, develaban a una potencia amante de la precisión, la tecnología, el estudio, la perfección al grado mas refinado y exigente, elementos todos que ponían de relieve que la nueva China, está en el mundo para ocupar los sitiales reservados a los mas diligentes, a los que estudian, a los que se fatigan por el refinamiento a ultranza de la tecnología. Laimprovisación no pudo ser percibida en ningún instante, el error NO existió a todo lo largo de esta magna y compleja operación deportiva y todas las dificultades originadas por el imprevisible tiempo, fueron superadas por el talento del hombre, para que todo ocurriera con la puntualidad que hace la grandeza de los pueblos.

China se irguió como un gigante del mundo para convertirse en un polo de atracción no solo turístico, pero de la ciencia, que tanto aporte hizo para el triunfo y la batibilidad de tanto record premiado con la presea mas deseada del deporte, la dorada.

China tomó al mundo por sorpresa, sus alcances forman parte de la humanidad y estamos seguros de que en las próximas décadas la investigación y el desarrollo científico la harán otra potencia Nobel, ese ansiado premio que hoy es la medida del talento científico de los pueblos.

Reciba Ud. honorabilísimo señor Embajador, nuestra enhorabuena, por el deslumbrante éxito que se ha anotado su país en las magnas festividades deportivas que acaban de concluir y que servirán de ejemplo imperecedero a todo el mundo deportivo, científico y tecnológico, de cómo un pueblo, por gigante que sea, se puede organizar hasta alcanzar los mas exigentes niveles de perfección en la ejecución de la obra humana.

Por la Junta Directiva

Alí Domínguez

Presidente

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba