Opinión Nacional

Chávez no es ya el problema

Quien vea este título no estará de acuerdo con él pero si lee el contenido del artículo es muy posible que lo comparta. Un proyecto revolucionario busca siempre la destrucción política y económica del sistema existente. Nuestra dirigencia política tardó mucho tiempo en identificarlo tal vez porque creyó en su inspiración bolivariana y en la democracia participativa y protagónica. Sin duda le faltó visión, unidad, tomar la iniciativa y no permanecer tanto tiempo esperando ver lo que sucedía. Han pasado más de diez años y pocos pueden dudar ya que el Proyecto es una copia del modelo comunista de Castro y que la gestión de este gobierno ha sido pésima. Inseguridad y desprecio por la vida, una incapacidad de espectáculo, una inflación que crece y genera hambre, la atención médica pública es cada vez peor, apenas se construyen viviendas, se envían a otros gobiernos recursos que tanto necesita el venezolano, PDVSA y las industrias básicas de Guayana están todas en rojo y a los trabajadores les quitan también sus Sindicatos y la contratación colectiva. Y ahora a los empleados públicos, para rematar, los dejan sin la H.C.M. La corrupción  se destapa con la quiebra  de varios Bancos. Esta desatención de los problemas cotidianos de los venezolanos hizo que en la consulta electoral  del 2 de Diciembre fuera derrotado el autócrata y otro tanto sucedió en las elecciones regionales del 2008 cuando el bajón de votos fue tan fuerte que perdieron las principales gobernaciones del país. Los venezolanos que no quieren a Hugo son ya una mayoría y la minoría, aun engañada, es  cada día menor como demuestran las encuestas y las repetidas cadenas de alguien que se percibe desesperado. Lo anterior revela que Chávez ya no es no el problema. Su palabra perdió el crédito  público y pronto se quedará sin la chequera.

Sin embargo, la falta de un liderazgo democrático que asuma el gobierno sí es ahora el problema. No está el sector político a la misma altura del pueblo que integra la Sociedad Democrática quien siempre estuvo muy claro. El 15/08/04 cuando le revocó el mandato  una dirigencia política muda aceptó que continuara gobernando de facto. Desde entonces una minoría, que se apoderó de todos los poderes del Estado y que viola continuamente la Constitución, desafía a esa otra inmensa mayoría porque su dirigencia   no está a la altura que Venezuela necesita para asumir la dirección del país. Una minoría que atropella, sin Constitución ni Ley, a una mayoría porque esta carece de un liderazgo, individual o colectivo, que la interprete, la represente y oriente sus actos. La Sociedad Democrática es un portaaviones sin capitán al mando y a merced de un mar embravecido. Esa mayoría le daría feliz su apoyo-con manifestaciones masivas y con votos electorales-a un nuevo liderazgo si este demuestra que existe.

Cuales son las señales que se necesitan para esto? Se requiere que ese liderazgo interprete y exprese, en un bloque unitario, el rechazo e indignación que después de diez años el pueblo siente contra este Régimen y los autores del llamado “Proceso” quienes ahora se revuelcan en una escandalosa corrupción Bancaria. EL liderazgo democrático necesita expresar, unido en un solo bloque, ese rechazo y esa indignación cada vez que esta se produzca para demostrar así que existe. No declarar o protestar cada dirigente político por  su cuenta sino EN BLOQUE Y CON UNA SOLA VOZ. Hechos  concretos que justifican una acción colectiva: la muerte del estudiante en el Táchira, la burla de la Soberanía popular por los rectores del C.N.E. y la Ley Electoral;  el desvalijamiento presupuestario de los gobernadores electos; la vergonzosa declaración de la Presidente del TSJ contra la división  de poderes; la inseguridad creciente para los ciudadanos mientras el Presidente blinda la suya; la inflación galopante; la presencia de cubanos hasta en la sopa lo que es contrario a la soberanía nacional y la solicitud por un Presidente-Fiscal de 30 años de cárcel para la Juez que dió  libertad a Cedeño lo que es contrario a la autonomía constitucional de Poderes. No se entiende por qué a estas alturas los gobernadores electos, los estudiantes, la C.T.V., Fedecamaras y las Universidades en vez  de  declarar o protestar  cada uno por  su lado no lo hacen EN BLOQUE con un impacto muy diferente. La Mesa de la Unidad debiera proponérselo como meta. O es que la Sociedad Democrática no está toda indignada con la pésima y escandalosa gestión del régimen?

 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba