Opinión Nacional

Chávez ya no vuela

Pesan…pesan mucho los errores acumulados. Difícil a estas alturas del juego entender cómo llegamos aquí y más difícil es que el presidente comandante se reconozca como el gran promotor del desastre por el que estamos pasando los venezolanos. Desde la escasez de azúcar, hasta la disminución progresiva de la producción de cemento, pasando por la crisis energética, son culpa única de errores de visión, de concepto, de ejecución y de seguimiento de un gobierno militaroide que no sabe gerenciar a un país.

No todo está perdido. Lo mejor, y yo diría que lo único,  que nos ha dejado esta década es un aprendizaje político acelerado. En la cuarta republica fuimos un grupo social despreocupado e indolente con los eventos políticos. Nacimos y crecimos bajo la noción que la política era para los políticos y encubiertos en esa filosofía, dejamos que pasaran muchas cosas que nos trajeron hasta donde estamos hoy. Fue esa despreocupación el génesis de este régimen, nacido bajo el apoyo de un pueblo que no recibió su cuota parte de la renta petrolera y que escuchó los cantos de esperanza de los militares “revolucionarios”. Han pasado diez años y ahora esta es una sociedad -jóvenes incluidos- que piensa, vive, sufre con el devenir diario de la política. Aprendimos como sociedad en un curso intensivo de diez años, lo que a otras sociedades les tomó mes de cincuenta años entender. Usted no estaría leyendo esta pieza de no ser por un genuino interés en lo que está sucediendo con la política.

Un clamor popular hierve en las cacerolas del país. El comandante presidente lo sabe. Cada nueva incomodidad que genera la falta de energía, acaba con los votos que aun se mantenían pegados a la revolución. Gurí estará fuera de acción antes de lo que está previsto. Grandes cuerpos de agua, en la laguna de Gurí, se están quedando aislados, por la falta de caudal de los ríos Paragua y Caroní, que presentan niveles de aporte bajísimos en relación con el promedio histórico. En semanas estará fuera del sistema una parte importante de la producción energética y para entonces, mejor será destapar las ollas, pues de lo contrario el país se derramara por las orillas de la tapa. Hace falta un gran acuerdo nacional para salir de este atolladero y no una visión represiva y cuartelaría de cómo manejar esta gran crisis.

Llegó el momento de comenzar a construir. No podemos –me incluyo en la cuenta- seguir explicándole al país lo malo que hacen los “revolucionarios” sin hacer una clara explicación de cuál es la propuesta de país que requerimos para salir adelante. Un paso al frente para dejar atrás la agenda de reclamos y avanzar a la agenda constructiva. Dejémoslo solo peleando contra nuestra sombra, al tiempo que el país escucha nuevas voces y planes para acabar con esta inacción y estúpida manera de gobernar un país, con resultados adversos y decadentes.

De todas maneras, van de salida, preocupémonos por la construcción de un  nuevo futuro. Ayer Chávez no voló a Valencia. Le tuvieron respeto a la “calima” que cubre nuestros cielos o al líder le está cansando decir mentiras en televisión. 


                                                                                                                   

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba