Opinión Nacional

Color de hormiga

 ¡Sí amigos, no hay duda! La cosa en el país está color de hormiga, por un lado el Gobierno se empeña en instaurar un régimen totalitario a costilla de todos los venezolanos y por el otro, el pueblo se está poniendo como plancha de zinc al mediodía.

Nicolás juega con la paciencia de los venezolanos, tercamente sigue imponiéndonos sus mentiras, el «Dakazo» pasó fue una medida plenamente electorera que se dirigió simplemente a afectar los resultados electorales municipales debido a que en muchos expendios los precios retornaron a su estado normal, ¿qué ocurrió?

Con Maduro la crisis de abastecimiento se ha agudizado, todos nosotros debemos hacer colas interminables para adquirir cualquier producto, los costos de estos se disparan debido a la carencia de políticas gubernamentales para garantizarles al pueblo lo que ellos llaman «soberanía alimentaria», en pocas palabras lo que vemos hoy es una total falta de gobierno.

La pita que recibió el señor Maduro en el campo de béisbol en Margarita, con motivo del juego inaugural de la Serie del Caribe, es producto del malestar que se siente en el país, es fruto de esa sensación global, popular y creciente de hambre, de necesidad, de soluciones que anhelamos todos sin importar color político.

Ni hablar de la seguridad. Cada hora podemos presenciar un delito en el país, podemos observar como el cortan la vida a un hombre y/o mujer trabajadora. Es lamentable ver como los cuerpos de seguridad están infiltrados y en el poder de los casos controlados por el hampa.

La revolución socialista no ha podido garantizarle la vida al pueblo, ha fracaso en el objetivo de mejorarle la calidad de vida de los venezolanos, el concepto de «Patria», que es sagrado, ha sido vilipendiado, violado, ultrajado, por el discurso oficialista que lo ha comparado con los errores que éstos cometen diariamente.

La situación no es fácil; Venezuela es un polvorín social, ¿no es sospechoso para usted querido lector las declaraciones de Maduro quien acusó de nefastas las críticas internas en la «revolución? Es que los mismos militantes de base del Psuv y de los partidos aliados sienten los mismos problemas que el resto del país y algunos de los altos dirigentes se están enterando, allá en su cúspide del poder, de lo que hierbe en entre el pueblo.

Venezuela se pinta de rojo y no es por el partido de gobierno, sino por los números económicos que llegan a rojo, es por la criminalidad que aumentan desproporcionadamente, es porque el color de la situación ya pasa de hormiga y se transforma en bachaco rojo.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba