Opinión Nacional

¿Comunas?… ¡Paso y gano!

  La vida nos transcurre en un eterno estado de alerta, y siempre por la misma razón: la insistencia de quien gobierna y nos gobernará por seis años más- en imponernos un modelo al que, hasta gente de su mismo bando, le dijo ¡no!

Ahora nuestra atención se concentra en el Plan Patria 2013-2019. Para quienes no han oído hablar del asunto, me permito comentarles que, de un tiempo para acá, diputados oficialistas andan promoviendo la idea de que Chávez quiere que participemos en el «debate constituyente» y aportemos ideas para construir «entre todos» su plan de gobierno. Insisten que la intención del Presidente es que, finalmente, «entre todos» recalcan ellos y subrayo yo- le demos forma al país que queremos.

El problema está en ese verbo querer, conjugado en plural. En ese «entre todos» y en ese «debate constituyente» (dicho sea de paso no es más que una forma de saltarse la convocatoria de una consulta nacional como la que tuvimos en el 2007) que, al fin y al cabo, se circunscribe solo a los adeptos al Gobierno. Estos diputados oficialistas, conscientes o no del tremendo embrollo en el que terminaremos metidos, de aprobarse, apoyan a carta cabal, y sin respetar la fórmula legalmente establecida, la creación del Estado Comunal, el Poder Comunal, las comunas: ¡acatan la orden que les da el jefe, pues! ¡Y esto no es más que la implantación del comunismo! pero, eso sí: ¡del siglo XXI!

Destacados abogados se han dado a la tarea de analizar el Proyecto de Ley de las Comunas y lo primero que destacan es que esta ley pone el énfasis en el «espacio socialista», sin que exista algo parecido en la distribución del Poder Público en la Constitución actual. Prosiguen alertando que esa «nueva entidad puede traspasar los límites de los Municipios, violando el Artículo 173 de la Carta Magna, y hasta de los Estados, como se especifica en el Artículo 9».

Vista así las cosas, el pueblo pasaría a tener un falso protagonismo, actuando por encima de los funcionarios públicos en la ejecución de tareas que en la Constitución se estipulan y limitan a los organismos que detenten el Poder Público. Las comunas tendrían entonces, según ese Proyecto de Ley, función legislativa, ejecutiva, judicial y electoral. Un claro atentado contra la participación ciudadana y la democracia. Los venezolanos hemos sido renuentes al sometimiento del poder autoritario; pero, parte del Proyecto comunal es modificar esa conducta. Favorecer la estatización de la sociedad y aumentar el control por parte del Estado-Chávez.

El tema pica y se extiende. ¿Son las comunas la estocada que pondrá fin a la democracia? ¿Será, como asegura Emeterio Gómez, que el Estado Comunal es «comunismo en su forma más radical»? ¿O será como dicen Chávez y sus adláteres «más poder para el pueblo»: la verdadera cara de su socialismo del siglo XXI? Lo cierto del caso es que con este Desgobierno no hay tiempo para la distracción o para ocuparnos de temas como la proximidad de la época decembrina, las hallacas, el arbolito (que no podemos comprar porque los pinos siguen represados en los puertos) y la carta para el niño Jesús repleta de juguetes (detenidos también, junto con los arbolitos).

No podemos dedicarnos a eso porque es la democracia lo que está en juego. ¿Cuál es el afán por igualarnos y por estatizar la sociedad? El pensamiento único, el hombre nuevo, el comunismo vs el capitalismo, las comunas y todo lo demás… no sé a ustedes, pero a mí me suena a siglo pasado, a camaradas, a trasnochados fuera de tono, a Manifiesto Comunista de Marx, a viaje en la máquina del tiempo pero no hacia el progreso. Y hay suficientes ejemplos, en naciones que intentaron imponerlo, como para considerar al comunismo y todo lo que se le parezca- un modelo fracasado.

Bajo el amparo de un proceso constituyente, el Gobierno pretende escuchar propuestas para construir su plan, una fórmula que lo único que busca es evitar la consulta nacional como la del 2007 y en donde se le dijo no rotundo a la modificación que hoy, otra vez, pretenden imponer.

Lo grave del asunto es que la consulta solo se hará entre sus adeptos. Después dirán que se dio el proceso constituyente, porque lo calificarán con ese nombre para que quede refrendado.

Dicen, los que están a favor de este modelo para calmar un poco los ánimos caldeados, que no desaparecerán las figuras de los gobernadores y alcaldes; pero, que estos deben comprender que no ejercerán solos el mandato, porque se trata de una corresponsabilidad Estado-sociedad.

Obligados, pasaremos de Democracia Participativa a Poder Comunal. Porque, en definitiva, el Estado Comunal es más poder para quien lo ostenta; pero, engolosinado al fin, necesita más…Y entonces tendremos que agradecer que nos dejen vivir con migajas.

 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar