Opinión Nacional

Cuando la educación baja la cabeza

Esta semana oí las declaraciones de una dirigente de una asociación de colegios privados, sobre la anunciada bolivarianización de esas instituciones. Ella mantenía la posición de negociar con el gobierno la designación de los planteles donde estudian sus hijos como escuelas bolivarianas, delimitando claramente las fronteras de lo admisible y lo inadmisible . No negocia, por ejemplo dejar a un lado la familia como principal responsable de la educación de sus hijos. No dejo de preguntarme por el silencio de los padres del otro grupo, los de los niños que ya están en liceos públicos llamados bolivarianos, a quiénes se les está imponiendo un techo de instrucción preocupante.

No estoy hablando ahora de ideologización, ni de clases de instrucción política. Tampoco de las cajitas felices roja rojitas o de las galletas de pira rellenas de papelitos con lemas chavistas, que regalan en las escuelas de la alcaldía de Caracas. Hablo de la propuesta de regalar títulos y multiplicar exámenes para que nunca haya muchachos que pierdan un año, de la disposición de suprimir gradualmente todo lo que sea laboratorios y trabajos de campo, de igualar con un rasero bajo a todos los alumnos, porque, si todo el mundo va a pasar, estudie o no, ustedes me dirán para que quiere alguien estudiar, en principio. Se necesita de un hogar muy fuerte en cuanto a valores y metas, para que se insista en que hay que obtener buenas notas por el placer del conocimiento, por la competencia y el orgullo de saber.

Vengo oyendo muchos comentarios y pocas denuncias firmes de los profesores y maestros en este caso. Menos de los padres. Hay mucho miedo, es verdad. Porque ahora los profesores son los denunciados, se multiplican los padres que quieren que su hijo pase a como de lugar en los liceos donde todavía el cognomento de “bolivariano” no se ha impuesto, donde aun el sistema de notas y el de evaluación a través de exámenes, continua siendo el mismo. Y las amenazas de despido y de instrucción de expedientes sobran.

Uno de estos casos es el de una señora en un liceo público caraqueño, que insistía en un examen más para su hija, a quién le habían dado las 8 oportunidades de ley para que aprobara el curso, sin pasar de un modesto 05. De lío en lío y de amenaza en amenaza, logró que le hicieran otro examen más y la pasaran a como diera lugar, haciendo ondear el bolivarianismo familiar.

Recibo quejas de profesores de liceos bolivarianos que comentan la gravedad de la situación. La instrucción de la dirección del plantel es que pase todo el mundo. «Yo ya he propuesto- me dijo uno de ellos que lo mejor es, que cuando ingresen los muchachos, simplemente se les dé el certificado de una vez y se les mande para su casa, con la recomendación de venir si quiere alguna vez a alguna clase para socializar y mientras, nosotros podemos dedicarnos a tomar café y a chismear, sin el fastidio de pasar exámenes, notas y convocatorias, que al final se convierten en papel mojado».

También me parece criminal como se están borrando las fronteras entre las materias y por ejemplo, química, física y biología se convierten en una sola asignatura, con una nota que vendría siendo una especie de promedio. En estos momentos, egresados de algunos liceos que usan este tipo de evaluación tienen dificultades para ingresar en los planteles que aún no son bolivarianos, porque se necesita una nota en cada una de estas tres materias para poder evaluar al joven. Pero, ¿ y cuando todos los liceos sean bolivarianos? ¿Uno puede ser una nulidad en física y pasar con las notas de biología o viceversa?. ¿Que tipo de
educación es esa que quiere la medianía, que pretende la uniformidad por debajo?
¿Porqué en la Universidad Bolivariana las materias de la carrera que especializan al egresado son apenas diez por ciento del pensum total y la tercera parte de las que se ven en otras universidades criollas? .

La preocupación de algunos profesores va en aumento, en otros simplemente hay una mezcla de miedo y resignación. Los gremios, bien gracias. Reaccionan los afectados del sector privado, de nuevo y no los públicos. Los gremios educativos del sector público tienen una larga historia de lucha, especialmente recordada por las metas remunerativas que usan. Siempre me acordaré de la homologación y de los contratos colectivos, cuyos incumplimientos se acumulan uno sobre otro a lo largo de 20 años.

Pero vuelvo a mi primera preocupación, los padres. A quién beneficia una nota regalada?. ¿Porqué hay padres que lo que quieren es una graduación y no un hijo que pueda enfrentarse a la vida con un bagaje educativo propio y sólido?. Hasta dónde nos va a llevar esa mentalidad del vivo pendejo venezolano, de los que se colean en todas partes, de los que prefieren defender a un hijo tramposo que hacerle repetir el año, o fajarse para que estudie en algún momento(1). ¿Que es eso de “aprovecharse” de las disposiciones de un gobierno, oportunista en materia política, para que el hijo de uno sea doctor, cuando todos sabemos que lo que se desea tener es una serie de profesionales que tienen de eso solamente el nombre, para inflar las estadísticas, dependientes en todo de un líder fundamental, miembros de un ejército no deliberante que le debe al comandante hasta las notas de la primaria?

No entiendo la sorpresa de algunos porque en el PSUV, el partido de los comeclavos del chavismo cuente con 4% de analfabetos. Habrá mas. Analfabetos funcionales y por lo tanto ex ciudadanos. No favorecemos a nadie bajando nosotros mismos las exigencias de la educación que le dan a nuestros hijos. Lo mas fácil no es lo mejor y contra lo que muchos creen, estudiar no es una tortura, es el camino para otros universos donde se piensa con cabeza propia y la existencia y el porvenir dependen de la propia voluntad, esfuerzo, perseverancia e inteligencia.

Nota

1._Todos sabemos que los verdaderos vivos son los japoneses, le venden relojes a los suizos (CASIO, SEIKO, etc.), motocicletas a los italianos (YAMAHA, ZUZUKI, etc.), carros a los gringos (TOYOTA, HONDA, NISSAN, etc.), cámaras fotográficas a los alemanes (CANON, NIKON, etc.) y electrodomésticos a todo el mundo (HITACHI, SONY, PANASONIC, etc.)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba