Opinión Nacional

Cuando la verdad tiene dos caras

“En circunstancias tan difíciles como los acontecimientos del 11-A, la verdad está en los hechos”. Es la opinión de la conocida periodista y analista político María Isabel Párraga, quien conversó con Venezuela Analítica sobre el papel que actualmente desempeñan los medios de comunicación en la compleja realidad nacional. Recalcó que, hoy más que nunca, el periodista debe volcarse hacia la investigación, ahondar en los hechos, hasta encontrar la verdad en los propios acontecimientos, más allá de las corrientes de opinión.

VA – ¿Cuál es el papel de los (%=Link(«http://www.portal-pfc.org/perseguidos/per_ve2.html»,»medios de Comunicación»)%) en Venezuela ?

M.P. – Ahora, indiscutiblemente que los medios de comunicación en estos tiempos han tenido un papel, si se quiere, muy difícil, porque ante la ausencia de los partidos políticos, ante la ausencia de las instituciones, a los medios les ha tocado jugar el papel de denunciante, de opositores, no porque se quiera, sino porque alguien tiene que decir la verdad de lo que está sucediendo. Eso ha hecho que la balanza se incline de una u otra forma. Aquí los medios – y me incluyo- hemos estado en el papel de contrabalanza. Yo creo que el cierre de un canal o de un medio informativo para Chávez realmente sería un gesto suicida, no creo que eso se dé, porque ya estamos en una precaria situación de gobernabilidad y esto sería añadir un ingrediente que atizaría el fuego. Y eso tampoco es sano ni para la sociedad ni para los propios medios.

Obviamente que el 11 de abril ha sido definido como “ un choque de trenes” y en ese choque hubo muchos vidrios rotos, y los medios de comunicación también recibieron parte de este impacto, sin ninguna duda.

Entre candilejas

VA – Si uno escucha a los voceros del Gobierno o de la oposición da la impresión de que existieran dos verdades. ¿Cómo se concilia eso?

M.P. – Es muy interesante eso. Yo creo que tú puedes tener distintos enfoques o distintas caras, pero la verdad, sin ser determinista, en momentos tan fuertes, como el 11 de abril, tiene que ser una, la verdad está en los hechos, la objetividad está en los hechos. La prensa en estos momentos lo que tiene que hacer es buscar la verdad de los acontecimientos, más allá de las opiniones. Una cosa son los hechos y otro las opiniones, éstas últimas por lo general se dan por intereses.

Entonces, qué tienen que hacer los medios, creo yo que rescatar el periodismo de investigación, el periodismo de hechos. Porque las fuentes, por una parte, están aterrorizadas, están cerradas, y por la otra, el periodismo de hechos te obliga a reconstruir una realidad y para hacerlo necesitas las pruebas.

En esta situación el periodista tiene que cumplir una labor casi de investigador. En estos tiempos se ha hecho mucho periodismo de opinión, mucho periodismo declarativo y eso yo creo que no es sano, o más que eso, no es que no sea sano, hay que tenerlo allí. Pero paralelamente tiene que buscarse, a como dé lugar, la profundización del periodismo de investigación.

Por ejemplo, el diario El Universal reveló un informe acerca del estado mayor de la FAN. Hacia esas cosas hay que volver, como se hacía antes, hacia la época cuando se revelaban los cheques y que salieron a la luz pública muchos casos de corrupción, cuando se revelaban documentos, cheques, fotos. Hay que rescatar el periodismo de pruebas en la mano, que es lo único que va a desmontar las versiones que con mucho ruido se dan de parte y parte.

VA – ¿Qué ocurrió el 14 de abril, se justificó el silencio informativo que observamos los venezolanos en algunos medios?

M.I.P. -En días pasados sabes que estuvo en Venezuela un grupo de editores de diarios internacionales y tuvieron una reunión muy tensa con Chávez y luego el director del diario El Mundo de España, Ramírez, publicó un trabajo estupendo, no sólo por lo bien redactado, sino porque refleja fielmente lo que aconteció y él decía cuando comentaba el hecho de que no se informó, decía, bueno, pero fifty-fifty, porque es cierto que algunos dueños de medios jugaron a no dar toda la información, quizá para apuntalar el gobierno de Carmona, pero el otro 50% era que los periodistas no podían salir a la calle. Y hay otro hecho muy importante, para quienes estuvimos en el 27 de Febrero de 1989: en aquél momento se criticó fuertemente a los medios – y creo que con razón – por haber transmitido en vivo y directo los saqueos. Se dice que eso produjo una onda expansiva y muchos de nosotros quedamos muy traumatizados por el efecto que eso generó, hubo una suerte de “mea culpa” ,pues hay cosas que no se pueden transmitir en vivo y directo.

Ahora, eso no quiere decir que ese día 13 de abril no transmitieras y dijeran están pasando estas cosas, hay una rueda de prensa del general Baduel, es decir, se podía transmitir más información de lo que se dijo, pero también está la otra circunstancia, el otro 50%, que los reporteros no podían salir a la calle a corroborar que esos hechos estaban ocurriendo. Yo creo que hubo también allí fifty-fifty. También, por primera vez- y esto te lo cuentan quienes han sido corresponsales de guerra- por primera vez los periodistas han sido objetivos de guerra. Tienen chequeados- a los reporteros, los círculos bolivarianos los conocen, no sólo a los periodistas que estamos al aire, sino los muchachos que son primera línea de calle -son conocidos por ellos y contra esos muchachos es que van las agresiones. Hay que estar también en la piel de esos reporteros, para saber si sales o no sales a la calle.

Porque también se está satanizando a los medios. En Venezuela no ha habido corrupción, no ha habido violación de los derechos humanos, aquí no ha pasado nada. Ya basta de que usen a los medios como los únicos responsables de todo lo que está pasando en el país. Eso es no tener ganas de hacer una revisión también en otros sectores y asumir responsabilidades. Es allí donde yo dudo de la voluntad de diálogo del gobierno, porque el diálogo debe partir de una reflexión. Si vamos a dialogar, vamos a poner sobre la mesa lo que hemos hecho bien y lo que hemos hecho mal. No es posible que se oigan comentarios del presidente Chávez como cuando afirma que hay varias minas en el país: la política, la económica, y la peor la de los medios de comunicación. Yo creo que para él lo peor son los medios, porque son los que están diciendo las verdades que el gobierno no quiere que se sepa.

VA – ¿La Teoría de la Información Veraz podría ayudar a esclarecer la verdad de los acontecimientos frente al velo que puede representar la opinión?

M.P.: Verás que yo no creo mucho en esa información veraz, porque aquí cada quien le da al término veraz a lo que le conviene, sobretodo cuando la verdad es una verdad tan idiologizada, tan mediatizada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba