Opinión Nacional

¿De quién es la plasta?

Para los venezolanos no ha sido sorpresa alguna oír al presidente en los días posteriores a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia. Sentencia esta en la que se absuelve y libra de responsabilidad a los militares involucrados en lo sucesos de Abril del 2002 por el supuesto delito de Rebelión Militar. Lo cierto del caso es que el máximo Tribunal de la República emitió una decisión que aparte de firme y autónoma, no puede ser revisada, recusada o modificada por NINGUNA autoridad, poder, tribunal o instancia sea esta nacional o internacional.

Lo cierto del caso es que como muchos otros venezolanos, en su momento cuestionamos a dicho Tribunal, y no necesariamente por la formación o idoneidad de los magistrados, sino por la manera un tanto aberrada como fue designado el Tribunal Supremo de Justicia, contradiciendo a la propia Constitución Bolivariana que establece la forma de hacerlo, sin embargo para ese momento el oficialismo justificó y alabó incluso el nombramiento de dicho tribunal y naturalmente a sus magistrados. Pues resulta que ahora a más de dos años, recurren de la manera más astuta y hasta ruin a cuestionar la idoneidad de los magistrados e incluso sus curriculum vitae que parece que todavía no han llegado al TSJ.

De manera que nuevamente el oficialismo chavista deja claro con este tipo de posturas su debilidad, imprecisión y su extremada capacidad acomodaticia de acuerdo a la circunstancia y caso. Este Tribunal Supremo de Justicia fue elogiado y magnificado no sólo por los estólidos representantes de la V República (desde Maduro, pasando por el poeta Tareck Williams Saab, Iris Varela, Juan Barreto, José Vicente Rangel , el teniente Diosdado Cabello, Manuel Quijada y para usted de contar) sino incluso por el propio presidente Chávez, quien en su maratónicas intervenciones en su Programa Aló Presidente derrochaba alabanzas hacia dicho Tribunal. Hoy cuando la decisión es contraria al oficialismo, observamos los ataques más viscerales contra dicho Tribunal y contra la majestad de los magistrados, incluso lesionado su honorabilidad, moral y decencia.

Pero lo repugnante y lo que más avergüenza a todos los venezolanos es oír al presidente Chávez, quien para descalificar o poner en entredicho la majestad y autoridad del Tribunal Supremo de Justicia se permitió calificar la decisión de este último como una PLASTA. Muchas personas que hemos tenido la gracia y el esfuerzo de estudiar, prepararnos y obtener un título universitario, asimismo nuestros postgrados y no tener rabo de paja, nos preguntamos de quien es la plasta.

Hagamos un ejercicio de cómo esta el país después de tres años de esta gestión bajo la presidencia de Chávez. Que paradoja traumática hemos registrado TODOS los venezolanos, si bien es cierto se elevaron los ingresos por concepto del aumento de los precios del crudo ( petróleo a más de 20$ promedio) e igualmente los diversos impuestos (IVA – IDB – ETC) sin embargo, esto no se corresponde en la realidad con una mejora sustancial, hoy tristemente hay más corrupción, menos escuelas funcionando, menos ambulatorios, somos 70 % más pobres, devaluación de nuestro signo monetario, y además manejo irregular en los recursos para la reconstrucción de Vargas, Planes Bolívar (2000 – 2001 y 2002), FIEM, el presidente pide que todos escriban las hojas por los dos lados pero se compra un avión de 85 millones de $.

Entonces, de quién es la plasta. Un país no puede jamás plantearse un lugar destacado y menos aún progresar, cuando su dirigencia y representantes a parte de no estar preparados para las funciones de gobierno se expresan con ese nivel y vocabulario. Además no se gobierna, transcurren los días en una campaña permanente de hostilidad y conflicto que no beneficia a nadie. La única revolución que podemos verdaderamente dar es la de el trabajo, la excelencia, la productividad, la innovación, el valor agregado, la competitividad y demás. El presidente ha demostrado de forma reiterada que el país le quedó grande, no pudo, el tal proceso se lo esta devorando permanentemente a él y a toda esta dirigencia genuflexa y acritica que cree y esta convencida de un supuesto cambio y revolución. ¿Entonces de quien es a plasta?

(*) Politólogo – Magíster en Ciencia Política

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba