Opinión Nacional

De redentor a depredador

El discurso de Chávez desde su primera campaña electoral -no así sus actos- ha estado dirigido a convencer al país de que él es el redentor de los pobres. En los más necesitados generó la ilusión de que con él «manda el Pueblo», de ahí el eslogan «ahora Pdvsa es del Pueblo», a pesar de que nunca antes la petrolera había estado más entregada a transnacionales y gobiernos extranjeros, ni más endeudada (su deuda creció 383% durante el gobierno de Chávez y debe pagar a China $6.800 millones al año por intereses). En 2011 Pdvsa solo entregó al BCV 41% de los petrodólares, de ahí que las reservas operativas se ubiquen por debajo de $ tres mil millones. 

Como Fidel con un pueblo reprimido y hambriento conservó durante mucho tiempo el mito de que la revolución liberó a los cubanos de la injusticia social, así con más de $ un billón cuatrocientos mil millones dilapidados en 13 años y propaganda difundida en constantes cadenas, más de 800 medios oficiales y la mayoría de los privados enmudecidos por cierres y amenazas, Chávez quiere ser visto como el «redentor» de los pobres, a pesar de que todos los indicadores apuntan lo contrario. Francisco Olivares (EU 31-03-12) en su magnífico artículo «El redentor» narra los intentos de los asesores de Chávez en diseñar una campaña para la elección del 07-O «fundiéndolo con la imagen de Cristo en una suerte de nuevo redentor«. La idea surge a raíz de su enfermedad y la mentira «de su regreso a la vida». Relanzaron nuevas «misiones», se ofrecieron» viviendas para todos» mientras «al caudillo lo acompañaba la imagen de Jesús en cada aparición fugaz entre cada quimioterapia«. Olivares explica los planes para disimular la ausencia de Chávez a causa de la grave recaída de su enfermedad: «la figura presidencial se hace más distante, deja de ser carne y hueso para transformarse en espíritu. En sus salidas meticulosamente preparadas dejaba a su paso manos que se extendían implorando, lágrimas confusas y brazos abiertos como quien espera recibir alguna de esas ofertas del mensaje propagandístico. La campaña daba sus frutos y la redención de los desplazados tomaba su lugar. Su figura ahora existe como icono de santería al lado del Negro Felipe o Guaicaipuro. Tantos millones para acá, tantos millones para allá«. 

Y son muchos miles de millones. Con aquella Habilitante a punto de vencerse, aprobada para 18 meses por una AN caduca con la excusa de obtener recursos urgentes para solucionar los problemas de las lluvias y de los miles de damnificados que hasta hoy siguen sin vivienda en refugios inmundos, las vías destruidas sin que se haya tapado un hueco, ni puesto una capa de asfalto, ni reconstruido un puente, Chávez acaba de reformar la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público para un endeudamiento sin límites y sin control del BCV, ni de la AN. Podrá gastar en este año electoral el monto que le dé la gana, en lo que le venga en gana, categoría que él define como «circunstancias sobrevenidas«. Ese «endeudamiento adicional se imputará al ejercicio fiscal siguiente», es decir que Chávez gastará este año el presupuesto del 2013 que le corresponde a su sucesor. En tres años el gobierno central ha disparado su deuda en 81%. En 13 años la deuda interna subió 1.293% (de $2,400 millones a $39,900 millones). La externa sobrepasa los $140 mil millones. 

Chávez miente a sus pobres cuando les promete 200 mil viviendas sabiendo que «redujo su financiamiento en 2012» (EN 27-03-12). Este año apenas han sido asignadas 15.394 (muchas sin servicios e inconclusas EU 02-04-12). Las protestas sociales y el desempleo crecen; las muertes violentas y el narcotráfico se incrementan en los barrios (Venezuela supera a México y Colombia en homicidios); la matrícula escolar pública lleva seis años estancada según informe de Min Educación; los hospitales están ruinosos. Hasta la Contraloría rojita denuncia graves irregularidades en cinco hospitales de Caracas (medicamentos vencidos, robo de equipos y caos administrativo) y que 1.235 obras de Barrio Adentro II están paralizadas. Electricidad y agua colapsados (aluminio en agua de Carabobo supera 300% de lo permitido EN 29-03-12). Cayó empleo agrícola y producción de carne, leche y cereales. El consumo se ha contraído. Y otra prueba contundente: Provea asegura que la pobreza, lejos de disminuir, se ha estancado. 

Los países que se endeudan lo hacen para generar inversión, riqueza, nuevos empleos, seguridad, educación y salud, justo todo de lo que Venezuela carece a pesar de sus altos ingresos y enorme endeudamiento. Por donde se las mire, las cifras oficiales demuestran que Chávez lejos de haber sido un «redentor» del Pueblo, es un depredador de los recursos nacionales y un enemigo de Venezuela. 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba