Opinión Nacional

Diálogo Nacional

 Desde la reunión de Maduro el miércoles 18 de Diciembre con los Alcaldes de la MUD el necesario entendimiento nacional que el país reclama está sobre la mesa. Analicemos este nuevo escenario con la intención de que este diálogo sea sincero para beneficio del país.

La convocatoria a dialogar fue motivada por varios factores. El Presidente padece sin duda de una gran debilidad política por varias razones: sustituyó a un liderazgo con mucho carisma, su elección mantiene una sombra de ilegitimidad que no ha sido superada y la situación económica de Venezuela este nuevo año será demasiado difícil para que pueda ser enfrentada por un país dividido. A partir de esta realidad y de los antecedentes de este gobierno, que durante 15 años se presentó como una democracia pero se desempeñó como una autocracia, se hacía necesario que diera una señal contundente de que la convocatoria al diálogo no es un instrumento para superar la crisis política que amenaza a este régimen sino que está motivado en el deseo sincero de rectificar y cambiar el rumbo en la búsqueda del BIEN COMÚN de la sociedad venezolana. La delicada situación del país de cara al 2014 demanda un profundo cambio político.

La motivación de la convocatoria a este diálogo o encuentro después de tanto años de ácida confrontación, exige varios cambios: Desmontar el odio social como el motor político, practicar el ejercicio y pleno respeto a la soberanía nacional, el cumplimiento estricto de la Constitución que prescribe la autonomía de los poderes públicos, suprimir el control monopólico que existe sobre los medios de comunicación y designar nuevos rectores en el C.N.E. para tener así una democracia verdadera que responda a la cultura política del venezolano. El nuevo país a construir exige que el pueblo venezolano sea el único Soberano y ningún ciudadano en particular. La única manera de respetar y confirmar la soberanía popular es no solo consultándole su opinión al pueblo sino respetándole después su decisión electoral contada de manera transparente. Si estas conquistas populares son aceptadas antes del diálogo el entendimiento entre los venezolanos regresará porque la fraternidad es también parte de nuestra cultura como pueblo.

La práctica de estas condiciones para tener un diálogo sincero y constructivo la iremos comprobando a través de su desarrollo. Sin embargo Maduro, como Ejecutivo del sector gobierno, tiene en sus manos confirmar el propósito constructivo del diálogo convocado y la sinceridad de propósitos dejando en libertad a los presos políticos y permitiendo el regreso de los exiliados por igual motivo, decisión esta que estamos seguros que será aplaudida por todo el pueblo venezolano que es adicto al amor y perdón y contrario al odio y la venganza. Si Maduro toma valientemente esta decisión sin duda que estará validando el éxito del diálogo que convocó y que todos los venezolanos reconocemos como una decisión oportuna, valiente y constructiva. Libere a esos hermanos presos y asuma el liderazgo de la libertad. Si Bolívar viviera estamos seguros que se lo aconsejaría. ¡Adelante! ¡Un paso al frente!

Profesor de Instituciones

Políticas de la U.C.A.B.

Correo:

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba