Opinión Nacional

El candidato unitario y la unidad concertada

Finalmente se pudo llegar a un acuerdo para la elección de un candidato unitario, entre aquellos que aceptaron la convocatoria a unas elecciones primarias realizada por SUMATE, que sumado al retiro de la candidatura de Teodoro Petkoff, permiten a la oposición democrática avanzar unida hacia el 3 de Diciembre. Esta candidatura de Manuel Rosales, que reúne importantes fuerzas políticas y grupos de la sociedad civil ha tenido una muy buena aceptación y respaldo, al parecer mayor incluso de lo esperada, habida cuenta de que aún hay sectores renuentes a participar a todo evento en los próximos comicios del tres de Diciembre.

Importantes retos le esperan al candidato unitario, si ciertamente aspira a triunfar en las elecciones de Diciembre. Además de presentar un mensaje que llegue a toda la población y un programa creíble, que sea capaz de derrotar la inseguridad, el desempleo, sumando los problemas de salud pública, educación, invasiones, contaminación ambiental y pérdida de los recursos naturales, entre otras situaciones que azotan a los venezolanos y que este gobierno ha sido incapaz de remediar, así como ponerle fin al regalo de nuestro dinero a otros países, debe , por supuesto batirse a brazo partido por lograr que el Consejo Nacional Electoral respete la Constitución y la Ley y asegure unas elecciones limpias, transparentes y que otorguen confianza a los votantes del respeto de su decisión en las urnas. Esto, claro está, con el apoyo de las fuerzas democráticas del país que lo respaldan.

Pero además, si de verdad se quiere derrotar al candidato – presidente, Manuel Rosales tendrá que lograr un acuerdo no sólo con los candidatos que todavía están en el ruedo, sin con un importante sector que, por ahora, carece de liderazgo y es el sector abstencionista, es decir, aquellos venezolanos respetables, que han decidido no votar bajo ninguna circunstancia y que tienen importantes razones que soportan su decisión. Este sector es determinante en el triunfo electoral al que se aspira en Diciembre y su ausencia de las urnas garantiza al señor Chávez ganar en los próximos comicios.

No perdamos de vista que el teniente coronel mantiene un voto cautivo, sea porque los lleva nariceados a votar como a los borregos, tal como lo exigió a sus subalternos el pasado sábado cuando inscribió su candidatura, sea porque lo apoyan por razones de interés o conveniencia, o sea por que lo apoyan bajo la convicción de ideológica que su revolución es la solución de nuestros problemas.

Una buena manera de sentar en una mesa a los voceros del abstencionismo, junto a la representación de los candidatos, pudiera ser el concertarse en una metodología y unas acciones mancomunadas, para lograr las tan ansiadas condiciones electorales. Si en algo creo que podemos estar de acuerdo todos, es que la forma en que se organiza este proceso electoral y lo elementos extraños que introduce el CNE, no generan confianza en elector y ahuyentan a los votantes. Pues bien si en ello estamos acordes, sentémonos en una mesa a discutir, como demócratas convencidos, dejando de un lado nuestras agendas particulares o planes futuros y tracemos una estrategia común y concertada, para exigir el respeto de nuestros derechos como electores, pero sobre todo como venezolanos. Con ello lograremos que ese amplio sector acuda a las urnas, convencido de que podemos ganar, dando así los primeros pasos hacia la unidad verdadera. Los actores democráticos tienen la decisión en sus manos

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba