Opinión Nacional

El color del cristal es…

Desde antes de serlo, este gobierno vive insistiendo en la necesidad de la ética y la importancia de la moral. El Presidente Chávez ataca a cualquiera que ose criticarlo diciendo que “no tiene autoridad moral”. Sin embargo, hemos sido testigos de cómo, junto con la aparición de la triple y hasta cuádruple papada, se van multiplicando las “morales” de las autoridades y sus propagandistas.

En un artículo del 18 de febrero, Roberto Hernández Montoya, Presidente del CELARG, escribe: “Confusiones. El primer ministro británico Tony Blair aconseja a Venezuela apegarse a las normas de la comunidad internacional. Todo buen consejo se agradece. Aunque no sabemos si se trata de las maneras de los soldados británicos con unos jóvenes iraquíes que protestaban, a quienes, como en La Rigola, cayeron a palos, patadas y otras normas de la comunidad internacional. El golpe de casco de uno de los soldados que reían sobre la cabeza de un muchacho, habla de un comportamiento entrenado. Lo supimos por un video que se trasvenó por ahí.” Es evidente que Hernández Montoya está repitiéndole a Blair el aprobado argumento de la “autoridad moral”. Uno podría preguntarse si fue que la dieta exclusiva de ChaVTV de Hernández Montoya le impidió ver los innumerables videos de soldados y policías no sólo golpeando con los cascos a venezolanos de diversas edades que protestaban el 27 de febrero de 2004, sino además pateándolos, atropellándolos con motos y hasta disparándoles a quemarropa mientras estaban desarmados. Es eso o que el Presidente del CELARG tiene problemas para ver de cerca. Por decir lo menos.

El (¿ex?) titular del MINCI recientemente desmintió lo dicho por Marcel Granier sobre las agresiones a periodistas en nuestro país. Según él, el único caso de ese tipo desde 2002 fue producido por un empleado de Granier, quien agredió a un periodista comunitario. A los pocos días, el alcalde de Chacao fue secuestrado en la Universidad de Carabobo por oficialistas armados y enmascarados quienes golpearon y amenazaron a varios de los periodistas presentes. El (¿ex?) Ministro Pimentel no ha dicho una palabra. Otro que sólo ve los canales oficiales. O que debería ser operado por la Misión Milagro.

Justificando el ilegal y abusivo inicio de campaña del Presidente Chávez, el Honorable Diputado del Parlamento Willian Lara dijo que no se podía impedir que una persona del pueblo espontáneamente sacara una pancarta con contenido electoral en un acto del Presidente. Pero cuando, sin violar ley alguna, los asistentes a varios de los más recientes actos del Presidente le han gritado sus quejas, él los ha mandado a callar y hasta ha amenazado con irse. ¿Es o no controlable la espontaneidad popular?
Ante las acusaciones (y numerosas pruebas) de peculado de uso en favor de la campaña electoral ilegal del Presidente, el Ministro de Justicia (¡de Justicia!) respondió diciendo que él ofrecía prestarle los mismos recursos a la oposición y los retaba a que lograran un acto tan multitudinario. ¿Será que el Ministro concibe la Justicia como la igualdad de oportunidades para violar la Ley?
Acusado de haber usado aviones del Estado para movilizar a su familia, el ex presidente de FOGADE se justifica diciendo que él trabajaba de 16 a 20 horas diarias y que tenía poco tiempo para ver a su esposa y su hija. A otras acusaciones de irregularidades durante su gestión responde que son retaliaciones políticas y retruca diciendo que su denuncia sobre la compra fraudulenta del hotel Maremares ha sido enterrada debido a que un importante magistrado del Tribunal Supremo protege al grupo que compró por 10 millones de bolívares algo valorado en más de 20 millones de dólares. Lindo panorama.

Una representante de nuestro imparcial Uh Ah Poder Judicial acaba de ser acusada de copiarse la sentencia con la que condenó a Carlos Ortega a 16 años de prisión. De ser cierto el hecho, probablemente la jueza pueda alegar que lo hizo porque no tenía tiempo para ver a su familia.

Quienes atacan a la gente de Súmate por aceptar la donación legal y pública de 52 mil dólares no dicen una palabra sobre la donación ilegal y encubierta de millón y medio de dólares que recibió el candidato Chávez del BBVA. Por cierto, en España están juzgando a los responsables de la entrega del dinero. Aquí la Fiscalía parece esperar por algún falso psiquiatra colombiano para ocuparse del asunto.

En el amargo caso del central azucarero, el recién destituido ministro Albarrán admitió haber “aguantado” la denuncia desde el 2004 porque estaban pendientes el Referéndum Revocatorio y la elección de alcaldes y gobernadores. Luego dijo que sus palabras habían sido sacadas de contexto. Creo que el contexto al que se refería era a la reunión entre panas que es la Asamblea Nacional. Es decir, los muchachos comprenden que primero hay que cumplirle al Presidente.

No sé por qué finalmente la A N se ha dignado a investigar la corrupción azucarera, pero apuesto a que no llegan hasta quienes encubrieron esos hechos.

Según el ex ministro Albarrán, él se lo informó al Presidente, a su padre y a Raúl Baduel en octubre de 2004. Es decir…

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba