Opinión Nacional

El “favorcito”, el militarismo y la re- elección “continua”

“Ya saben que los jefes de las naciones las gobiernan como si fueran sus dueños y los poderosos las oprimen. Pero no debe ser así entre ustedes. Al contrario el que quiera ser grande entre ustedes, que sea su servidor, y el que quiera ser el primero, que sea esclavo de todos” (Marcos 10, 35-45).

Según reseñara para la cadena televisiva “CNN” el propio ex presidente del Perú, Alejandro Toledo, en el año 2001 es electo Presidente de Perú; es el caso que antes de tomar posesión de su cargo, Chávez iba rumbo a Chile en visita oficial y pidió una entrevista con el para entonces Presidente Electo Toledo.

Recordemos que para ese momento la ex candidata presidencial peruana Lourdes Flores había denunciado que Vladimiro Montesinos estaba siendo escondido y protegido por Hugo Chávez en Venezuela, noticia que ya le había dado la vuelta al Mundo; y el para entonces diputado y hoy flamante Ministro de Relaciones Interiores y Justicia Pedro Carreño, había expresado que “Montesinos había sido asesinado en una base militar naval en el Perú; Chávez complementó que “Pedro Carreño era un hombre serio” y que él tenía las mismas informaciones…

El para entonces Ministro de Relaciones Interiores del Perú no se tragó semejante camello y dijo que “Pedro Carreño sufría delirios como consecuencia de la fiebre tropical que padecía…”

El caso es que Chávez llega a Lima, Toledo declaró que la entrevista empezó muy amable por parte de Chávez, pero sobre temas generales, en el medio de la conversación Toledo le pregunta:

“¿Tienen a Montesinos?”

Chávez cambia el tema y no contesta; pero al cabo de poco tiempo Toledo insiste en la pregunta y Chávez le contesta:

“Si me haces un favorcito, en menos de lo que canta un gallo te entrego a Montesinos”

Al muy poco tiempo aparece Montesinos en lo que Chávez llamó “El Punto CH” (lástima que ahorita no tenemos espacio para extendernos en eso); por otra parte Toledo nunca dijo directamente cual era el “favorcito”; pero las malas lenguas dicen que lo dejó filtrar…

¿Y sabe usted amigo lector, cuál dicen que es el fulano “favorcito” que pareciera que Toledo dejó filtrar?

Para los que no lo saben, nos gustaría dejar que usted adivinara por un tiempo, algo así como el juego de las adivinanzas de los niños, pero lamentablemente no podemos…que lástima, hubiera sido muy divertido…

El fulano “favorcito” era que Toledo intercediera ante George Bush para que este recibiera en “The White House” a Chávez; personalmente creemos que si Chávez hubiera sido recibido por Bush, en vez de insultarlo tanto, a lo mejor George Bush fuera su “hermano del alma”…

El sistema electoral presidencial de lo que Chávez “el imperio maldito norteamericano del diablo que huele a azufre”, de ese “diabólico imperial” país norteamericano imperial”, el presidente es electo por cuatro años, con un solo chance de re-elección por cuatro años más; y ya; por cierto, el azufre en si mismo es inodoro, requiere de otro metal o no metal para poder oler, pero ya eso es otro tema.

El caso es que ese “golpista, imperialista terrorista, invasor y desestabilizador” de George Bush, al que Chávez, aparte de llamarlo “asesino, alcohólico y “magnicida, lo llamó “Mister Danger” (como el personaje de Rómulo Gallegos en “Doña Bárbara”), dejará de ser Presidente del “imperio maldito” el día 20 de enero de 2008 (“forever”).

Como complemento de lo antes dicho diremos que por ejemplo Bill Clinton fue electo la primera vez en 1992, re-electo en 1996; y nunca más podrá volver a “The White House” como presidente; al menos que Hilary su esposa sea electa como Presidenta en noviembre de 2008 (si le gana a su principal rival Barack Obama), tomando posesión del cargo el 20 de enero de 2009; en ese caso Bill Clinton será, además de ex presidente, “el Primer Esposo”, o “el Primer Damo”, o “el Primer Caballero de USA…”

En cambio el “democrático” Chávez lleva ya casi 9 años rigiendo a Venezuela, y pareciera que quiere emular a su gran mentor, doctor y guía como lo es Fidel Castro, que vivo o muerto, lleva ya 48 años de sanguinaria y feroz dictadura en lo que llama “el Mar de la Felicidad”.

Por otra parte, en nuestra opinión, el mejor sistema electoral presidencial lo tiene México: el presidente de la república mexicana es electo una sola vez y por un periodo de seis años; al entregarle a su sucesor más nunca en su vida podrá volver a ser presidente.

Por eso mismo, el ex presidente mexicano Vicente Fox no podrá mas nunca volver a ser presidente mexicano. A este Chávez llamó “entregista”, “cachorro del Imperio” y “caballerito”; además le recitó las coplas de la obra de alberto Arvelo Torrealba “Florentino y el Diablo”:

«Yo soy como el espinito

que en la sabana florea

le doy aroma al que pasa

y espino al que me menea”; no se meta conmigo caballero que sale espinao»

De acuerdo con eso, Chávez hubiera sido electo en 1998, hubiera tomado posesión (como en efecto tomó) en febrero de 1999, hubieran habido elecciones en el año 2004 y en febrero del año 2005 Chávez hubiera entregado el poder para no volver a Miraflores nunca jamás; al menos como presidente.

De la misma manera, en el año 2010 tendríamos nuevas elecciones para el sucesor del sucesor de Chávez, que a su vez tonaría posesión en febrero del 2011; y así sucesivamente…

Pero lamentablemente, no tenemos en Venezuela ni el sistema electoral mexicano ni tampoco el del “imperio maldito”, en ambos casos Chávez hubiera dejado de ser presidente de Venezuela, y para siempre…

Pero como estamos en el sistema electoral que estamos, hay que partir la realidad. Por otra parte, la presidenta de la Asamblea Nacional Cilia Flores nos dice el eufemismo que nos vamos a tener que calar, no una re-elección “indefinida” sino “continua”, nos está “tomando el pelo”, nos está “mamando el gallo”; a lo mejor piensa que somos una partida, mas que de rojos-rojitos, de bobos-bobitos; como que si no supiéramos hablar castellano, como que si fuéramos una partida de enajenados que no supiéramos donde estamos parados; aparte que dicha re-elección “continua” es solo para Chávez, no para ningún otro funcionario: ¡por favor!.

Esta supuesta argucia mental de la Presidenta de la Asamblea Nacional (que de argucia no tiene nada) nos recuerda lo siguiente:

«¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!…Ustedes, guías ciegos, cuelan el mosquito, pero se tragan el camello!” (Mateo 23, 23-24)

Lo que está en el fondo de esta supuesta “re-elección continua”, es el deseo de Chávez de perpetuarse en el poder y de emular a Francisco Franco, autodenominado “caudillo de España por la Gracia de Dios” que rigió con garrote vil a España por 35 años y que se murió placida y felizmente en su cama; o como antes dijimos el sanguinario dictador Fidel Castro que el pasado el 1º de Enero cumplió 48 años en el poder, cuya enfermedad es actualmente un “secreto de estado”; o como el “Benemérito” Juan Vicente Gómez, que mentalmente rigió con el criterio de un “machete” a Venezuela durante 27 años, que al igual que Chávez creyó (según el mismo lo expresara) que Venezuela era una hacienda que él había descubierto y que por lo tanto era su capataz; y que por lo tanto podía hacer con su “hacienda personal” lo que le diera su real gana, como en efecto lo hizo; y es el caso que Chávez ambiciona mismo, y para muestra vale un botón: Chávez regala lo que le da la gana, como si fuera su hacienda personal, y no le rinde cuentas a nadie.

O como el dictador Augusto Pinochet, que rigió a punta de represión, sangre, violación de derechos humanos y violencia, rigió a Chile durante 17 años como Presidente y que además quedó como Comandante General del Ejército durante 8 años más. O como el otro dictador Marcos evangelista Pérez Jiménez que hizo un fraude electoral en diciembre de 1952, que duró 10 años en el poder (1948-1958) ya que venía darle un golpe de estado a Rómulo Gallegos, el 24 de noviembre de 1948 junto con Delgado Chalbaud y otros…

De lo anterior se desprende lo siguiente:

Comandante Fidel Castro: 48 años General

General Francisco Franco: 35 años

General Juan Vicente Gómez: 27 años

General Augusto Pinochet: 25 años (17+8)

General Marcos Pérez Jiménez: 10 años

Teniente-Coronel Hugo Chávez: casi 9 años, y según él: “por ahora”

Todos los casos anteriores tienen en común varias cosas: militarismo y la ambición desmedida y obsesiva de conservar el poder, como sea, al precio que sea, sin límites de ningún tipo; salvo que la muerte o circunstancias ajenas a su voluntad lo obliguen a irse; esto y no otra cosa es lo que está en el fondo del esperpento ese de la llamada “re-elección continua”, que lo que de verdad es, es una pretensión de re-elección “vitalicia”, “forever”, “in aeternun”. ¡No se lo permitamos!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba