Opinión Nacional

El gallo del patio

Terminaron unas elecciones, pero ya vienen otras. En Anzoátegui la diferencia entre un candidato presidencial y el otro fue de apenas 3%, es decir, un empate técnico. Pero la lucha continúa, el camino no se ha truncado.

En este estado ya tenemos las opciones claritas, uno es el gallo del patio, el constructor de Cantaura, el líder nacido de la voluntad del pueblo a través de unas primarias, Antonio Barreto Sira y el otro es el impuesto por la dedocracia, el candidato-visitante, el aspirante del Psuv, aquél que vive en Caracas, vota en Catia y no conoce las necesidades de los anzoatiguenses, Aristóbulo Istúriz. Usted decidirá entre estas dos alternativas.

Sin lugar a dudas como soy anzoatiguense de pura cepa, nací en Puerto La Cruz, me presentaron en Lechería y mis padres viven en la zona rural de Barcelona, tengo que restearme con el gallo del patio, le voy al de la casa, mi voto este 16 de diciembre será para Antonio Barreto Sira.

¿Quién dijo que Puerto La Cruz es Caracas?, ¿quién dijo que Anzoátegui es Caracas?, para que nos manden un nativo de la capital. Aquí los anzoatiguenses podemos resolver nuestros problemas, aquí nosotros mismos somos capaces de gobernarnos solitos; no necesitamos extranjeros, ni forasteros, y menos a uno que ya fracasó como alcalde capitalino y por eso los caraqueños no lo reeligieron.

Me niego a creer que no exista talento regional en las filas del oficialismo, me niego a creer que no exista un anzoatiguense que salga a defender las banderas del Gobierno, me rehúso a aceptar que dentro del Psuv no milite un anzoatiguense que quiera a su estado y desee trabajar por su bienestar.

La dedocracia lastimosamente se impone, por eso mi voto es para un líder, para un plan de trabajo, para un proyecto de estado que sí responde a las necesidades del pueblo, que sí tiene sintonía con las graves situaciones de inseguridad, desempleo y servicios públicos que padecemos en la región.

Pero qué puede saber un caraqueño de los males que sufrimos en Las Charas, La Charneca, en La Pica del Neverí, en Las Casitas, en Santa Rosa, en Chorrerón, en El Chaparral, en Tronconal, en El Viñedo, en Valle Verde y El Cumbre. Qué puede saber el candidato importado del oficialismo si su única vinculación con el estado es navegar por sus aguas en una lujosa embarcación, ¡me imagino que producto de sus esfuerzos y el sudor de su frente!.

Le voy al gallo de Anzoátegui, porque aquí lo tenemos todo y no necesitamos que venga ningún caraqueño a decirnos que hacer, Anzoátegui es lo mejor, es suelo de bondades, es una tierra de  anzoatiguenses para anzoatiguenses.

¡Fuertes a locha a mi gallo voy!… No queremos patarucos de Caracas, no queremos importados, ¡que se vaya para Caracas!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba