Opinión Nacional

El General en Jefe que exige respeto

Con relación a las noticias donde el General en Jefe, Carlos José Mata Figueroa, Ministro del Poder Popular para la Defensa, en ocasión de un acto de incorporación de unos buques a la Armada, en declaraciones que dio a la prensa; solicitaba a los venezolanos de la oposición venezolana, con calificativos agresivos y ofensivos hacia estos, que respetasen a la Fuerza Armada venezolana, muy respetuosamente, me permito opinar lo siguiente.

Entre las incongruencias que declaró el General, cito las siguientes: La Fuerza Armada está más que nunca, alineada con el presidente Hugo Chávez.   No busquen calentarle la oreja a los uniformados, pues fracasarán. Aquí no hay golpistas. Aquí no hay traidores. Los “tiranos” se acabaron. Cada día tenemos una Fuerza Armada más orgullosa de estar al lado de su Gobierno y del comandante en Jefe que tiene. No se equivoquen», vociferó el funcionario durante el acto de incorporación de los nuevos buques a la Armada, celebrado en la isla de Margarita (Nueva Esparta).

Como el amigo lector, puede apreciar, el General, nunca se refirió a la lealtad que los militares le deben a Venezuela y a su constitución vigente. Se refirió a la lealtad que le tienen al gobierno a al presidente de la republica Hugo Chávez. Me pregunto: ¿No le parece General, que esa declaración política que hizo es una falta de respeto a Venezuela y los venezolanos?

Usted hablo de traidores, pero no se refirió a quien se ha traicionado. Déjeme aclararle, General, que si refiere a los militares perseguidos y presos por este gobierno, por intentar defender la constitución de Venezuela, la democracia y la dignidad de los militares y de los venezolanos en general, que estos no son ningunos traidores. Para nosotros los demócratas venezolanos, ellos son héroes, que se merecen nuestra admiración y respeto.

Si usted, desea buscar traidores en Venezuela, busque en el mismo gobierno, al cual usted le es totalmente leal. Pregunte, por ejemplo: ¿Quién entrego Venezuela al dominio de los cubanos, los cuales están inmersos hasta en nuestras cédulas de identidad y sopas? Si usted quiere indagar sobre traidores, mire hacia quienes endeudaron a Venezuela en forma grotesca y desproporcionada, que no nos queda otra opción que no sea la de pagarla con petróleo a futuro. ¿Quién ha traicionado al pueblo, con tantas ofertas incumplidas? ¿Por qué nos pretenden convertir en un país socialista, si hemos rechazado electoralmente esta posibilidad?

No generalice General. La oposición democrática, no anda calentándole las orejas a los militares, para que den un golpe de estado. Acá el único golpe de estado que tememos, es que subrepticiamente develó el General Henry Rangel Silva que se produciría, en caso de que la oposición ganase las próximas elecciones presidenciales. Estas declaraciones fueron públicas y notorias y las declaró abiertamente, sin ningún rubor en su rostro.

Por otra parte General, usted subestima e irrespeta a los militares institucionalistas que aún quedan en las fuerzas armadas, que no han podido ideológicamente adoctrinar. La existencia  de éstos, es “voz populi”. Además, se especula que lo conforman mayormente los cuadros de oficiales medios y bajos de la jerarquía militar. Ese descontento es un sentimiento genuino válido e interno de la Fuerza Armada, General; no alimentado por la oposición desde afuera.

¿De que tiranos habla usted General, cuando dice que se acabaron? De un solo nombre de un tirano del lado de la oposición, que ustedes hayan eliminado o neutralizado en Venezuela. Que se sepa, este gobierno sustituyó a un gobierno mucho más democrático que el actual. No confunda a malos gobernantes, si existió alguno, con tiranos, General.

Que se sepa, al único tirano, que un sector de la oposición tilda abiertamente como tal, es al Presidente de la República Hugo Chávez, por las numerosas y reiteradas violaciones a los derechos humanos de parte del gobierno chavista, durante su gestión de casi 13 años.

No creo que la Fuerza Armada venezolana esté orgullosa del oscuro e ignominioso papel  que están desempeñando al lado de este gobierno. Quizás sea cierto que el grupito de poder, del cual usted forma parte lo esté. Eso no se pone en duda. Pero extrapolar y generalizar  hacia toda la Fuerza Armada,  es muy difícil de digerir y de creer. Por la realidad misma de las situaciones que vivimos hoy día en Venezuela, nos hacen sospechar, que es todo lo contrario, y que la gran masa de militares, no tendría razones para estar orgullosa de su rol actual.

Usted solicita respeto de la oposición hacia la Fuerza Armada, pero se olvida de los irrespetos que muchos miembros de esa fuerza, han cometido reiteradamente en contra del pueblo de Venezuela, y en especial, en contra de las minorías políticas u oposición. Respete, para que le respeten, General. Cuando usted en sus declaraciones políticas, viola reiteradamente la constitución de la republica, usted irrespeta a los venezolanos, quienes fueron los que la diseñaron, la propusieron  y la aprobaron, ¡para que se respete, no para que se viole!

Seamos correctos General, no le pida respeto a quiénes no lo han irrespetado.  Pídaselo a aquellos chavistas politiqueros de oficio, que les han tentado, utilizado, politizado, idiotizado, ideologizado, y convencido; de apoyar a un proyecto político comunista, que usted y sus militares allegados tomaron como la mejor decisión, para darse cuenta tardíamente, de que la opción que tomaron ha sido la peor, por ser ésta inconstitucional. Me pregunto, General: ¿No cree que es un irrespeto del presidente Hugo Chávez, el tratarlo a usted de “camarada”, tal como lo hace con los comunistas de su gobierno? ¿Es acaso usted comunista, General?

Sobre su advertencia a la oposición política de que no se equivoquen, permítame decirle General,  que puede dormir tranquilo. Tal como lo han manifestado frecuentemente los líderes más representativos de la oposición,  el propósito que se desea, es el de llegar al poder democrática y pacíficamente en elecciones totalmente transparentes; donde los venezolanos tengamos la oportunidad de expresarnos libremente si presiones, sin trampas, ni argucias, en las urnas electorales.

Para finalizar, General, permítame compartir con usted una definición de respeto, que me gusta mucho, y pienso que define acertadamente el sentido correcto de la palabra. Cito sic:

RESPETO

Conocer el valor propio y honrar el valor de los demás es la verdadera manera de ganar respeto. Respeto es el reconocimiento del valor inherente y los derechos innatos de los individuos y de la sociedad. Estos deben ser reconocidos como el foco central para lograr que las personas se comprometan con un propósito más elevado en la vida.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar