Opinión Nacional

El golpe de la oposición

La presidenta de la Asamblea Nacional, diputada Cilia Flores, señaló en días pasados que “la oposición quiere la AN para darle un golpe de Estado al presidente Chávez y al pueblo…lo que quieren consumar es un golpe institucional”.

El mismo día, y de manera sincronizada, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, sostuvo que “la orientación de la oposición es desestabilizar y promover que Chávez deje de gobernar”. Por lo visto, esta es una estrategia concebida desde Miraflores y que todos los dirigentes del PSUV deben divulgarla. El objetivo es crear miedo en los electores afectos al “proceso” que hoy están manifestando en silencio un escandaloso descontento.

Sin duda, las estadísticas sobre la evaluación de la gestión de gobierno y la intención del voto de los electores tienen disparados todos los dispositivos de alerta roja tanto en Miraflores como en el PSUV. Saben que las posibilidades de salir derrotados en septiembre son ciertas.

Cilia Flores dice que, de ganar la oposición la Asamblea Nacional, buscarán dar un “golpe de estado institucional” para sacar a Chávez del poder (parecido al que dieron en Honduras contra Zelaya). Bueno, doña Cilia, vaya bajándose de esa nube porque el único golpe para el cual está trabajando intensamente la oposición es para el “golpe de los votos en el 2010 y en el 2012”. El enfoque en esas dos fechas es total.

Hasta un elemental análisis político y situacional del país indica que, a partir del 2010, todos los escenarios electorales son favorables para la oposición, y que desde hace mucho rato el gobierno de Hugo Chávez ya llegó a su nivel de incompetencia natural (léase Principio de Peter), lo cual está paralizando poco a poco al país.

Doña Cilia, relájese, porque la oposición llegará hasta el final con la agenda electoral. No se preocupe por Chávez porque a la oposición venezolana le conviene que siga en el cargo hasta el 2012, para que no salga como una víctima. Hay que dejarlo hasta esa fecha para que no le eche la culpa a nadie más de su fracaso, para que no diga que no lo dejaron terminar la tarea. Él debe asumir completamente la responsabilidad de la mayor tragedia económica y social jamás vista en nuestra historia. Debe quedar constancia expresa que su proyecto político ha sido el mayor fraude y que él jugó con las esperanzas de un pueblo. Él solito será el Comandante de la más triste derrota sufrida jamás por político venezolano alguno en 200 años de historia republicana.

Será el propio pueblo chavista quien le diga a Hugo Chávez: “hasta aquí lo acompañamos, presidente; no llenó las expectativas que tanto nos creó por esos micrófonos incansables, puro bla bla , mucha charada criolla y hojarasca tercermundista, no cubrió las esperanzas de crecimiento y desarrollo de un país joven; hemos perdido demasiado tiempo sin resultados. No queremos parecernos a Cuba. Su proyecto nos ha costado mucho dinero y muchas vidas, y sin resultados que lo justifiquen. Esto es lo peor. Así que adiós”.

Este será, palabras más palabras menos, el desenlace popular y electoral en el 2012, doña Cilia. Bien pendeja sería la oposición si, en un arranque de inmadurez, le diera una patada al tablero cuando tiene la partida ganada, y más pendeja todavía si intentara atajos irresponsables que pueden conducir al país a una guerra civil.

Así que sigamos enfocados en la confrontación electoral. Dejen de delirar con golpes que jamás la oposición intentará. El único golpe de la oposición es y seguirá siendo el electoral. No sé si ese será el mismo enfoque de ustedes.

[email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba