Opinión Nacional

El pecado original de nuestra dirigencia demócrata

Lo circunscribo al hecho de su empeño por trabajar en favor de la fachada democrática del  socialismo en gobierno, con una vehemencia tal que le lleva  incluso a jugar con  las reglas que aquel  propone.

Lo anterior parece extraído de un teatro del absurdo, pero es una realidad. Entendemos, que en las primeras etapas de este gobierno hoy de facto, vista su infinita capacidad para la farsa, insita al socialismo, el grueso del liderazgo demócrata creyese posible derrotar, la para entonces incipiente dictadura con la sola aplicación de elementales mecanismos democráticos, incluida la observación internacional.

Pasado aquel 11 de abril, debieron comprender que ello no bastaba. Sin embargo, desde el RR en 2.004 hasta el presente, aquel pecado original continúa derivando castigos, ya que sus responsables siguen renuentes a ganarse un perdón, por lo menos por parte de la población.

Resulta del todo incomprensible, que a la fecha, cuando el régimen en gobierno entra en su ¨caída en barrena¨, nuestra dirigencia demócrata promueva la displicencia ante la acción gubernamental socialista, plena de ineptitud y corrupción, de notorios ilícitos dirigidos a ¨quebrar¨ la resistencia popular; todo ello bajo el insulso argumento de esperar al próximo evento comicial.

Parecieran creer, que la sola celebración de elecciones parlamentarias, bastará para ¨neutralizar¨ el avance y la existencia misma del socialismo en gobierno. Cualquiera sea la razón que lleve a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a persistir en tan craso error, nos va conduciendo sin dudas a la reiteración de un fracaso.

A contracorriente del anterior accionar, la MUD está muy a tiempo de asumir el rol que dicta el sentido común: Imponer con la fuerza de los acontecimientos, el cumplimiento pleno de la Constitución, inclusive la programación electoral. Seria entonces el régimen socialista en gobierno, quien deberá esmerarse por cumplir, so pena de perder la fachada democrática que tanto  le ha costado sostener.

En la factible eventualidad de formalizarse la dictadura, la MUD se hallaría en mejores condiciones políticas de plantar confrontación legítima. Distinto será el  escenario, si mantiene su rol actual de contención claudicante.

Se equivocan, quienes conservando tan displicente postura, pretenden al tiempo reconocimientos mayores a los alcanzados el 02-12-2.007. Bien lo va demostrando el demócrata-cristiano Oswaldo Álvarez Paz, los antivalores del socialismo en gobierno se confrontan anteponiendo los valores democráticos de la Constitución. Porque  la firmeza de los valientes y honrados, llega a merecer incluso el respeto de los tiranos. ORA y LABORA.


Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar