Opinión Nacional

El próximo Gobierno

Aunque pueda parecer una falacia, lo más preocupante de la situación actual de nuestro país no es la inseguridad, ni la inflación galopante, ni la deficiencia eléctrica y de los demás servicios, ni la crisis misma de gobernabilidad que se asoma por todos lados. Lo que más debe mover a preocupación es lo que se expresa en una pregunta que a veces alguien nos hace: “¿Cuánto tiempo cree usted que se necesitará, después de salir de este gobierno, para recuperar la normalidad y para que el país vuelva a ser por lo menos como fue en los cuarenta años de la mal llamada “4ª república”, con sus muchos vicios y defectos, pero también con sus numerosas realizaciones positivas?”.

La respuesta no es fácil, pero es indudable que se requerirán varias generaciones. La tremenda responsabilidad y la gigantesca tarea del próximo gobierno abruman de solo pensarlo. Porque habrá un próximo gobierno, no se sabe cuándo ni por qué vía, independientemente de que el señor Maduro considere que el solo hecho de decirlo es subversivo, y prueba de que quien lo dice es un conspirador. Y ese próximo gobierno tendrá que iniciar ese largo proceso de recuperación, tarea nada fácil ni sencilla.

Porque no hay duda de que lo que el próximo gobierno heredará del actual es una verdadera catástrofe, que muchos sectores de la población –y no únicamente los chavistas, por cierto– tratarán no solo de mantener, sino incluso de incrementar.

Basta citar un caso cualquiera, al azar, para comprender lo inmenso y grave de esa futura situación. Digamos lo que hoy ocurre con los motorizados. Sabemos que no todos ellos son delincuentes, pero de que estos abundan no puede haber duda. Y se trata, además, de un problema nada reciente, pues existía ya mucho antes de la llegada del actual gobierno, pero este ha permitido –algunos dicen que intencionalmente– que en este caso se haya llegado a una situación inaudita, de tal magnitud y naturaleza que el gobierno, en todas sus instancias, no está en capacidad de controlar. Es notorio el pavor que la policía misma siente ante esa terrible mafia que son hoy los motorizados.

Y así como ocurre con los motorizados, erigidos en un tremendo problema social, hay muchos otros casos, de situaciones catastróficas que el próximo gobierno heredará del actual. Y lo peor es que ese próximo gobierno en muchos casos tendrá que adoptar medidas drásticas, con todos los riegos que eso significa, ante un pueblo mal acostumbrado a numerosas prácticas negativas, incluso algunas de carácter delictivo.

 

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba