Opinión Nacional

El rompecabezas chavista

Los recientes nombramientos, enroques y anuncios que el presidente Chávez ha hecho, realmente no nos sorprenden, cuestión que no implica como de hecho sucede que nos preocupa. Los inicios del 2007 comienzan a pintar muy mal para los demócratas. Hay varios puntos y aristas para hilvanar un análisis que se aproxime en la mayor medida posible a la caótica y sui generis situación que manifiesta la Venezuela del 2007. Hay indiscutiblemente una mezcla de situaciones, fenómenos, y fines.

Lo primero que vale la penar colar y expresar esta en un rotundo y desmedido anhelo de poder que explica la salida de José Vicente Rangel Vale, que a pesar de cualquier crítica y señalamiento, igual como sucedió con Luís Miquelena, era uno de los dirigentes del alto gobierno como peso especifico, con pegada propia, con vuelo y naturalmente con cierto talante democrático. Para el proyecto de radicalización que implica la desmesura, el arremeter contra los medios de comunicación y demás acciones que rompen el canon democrático, pues el Sr. Rangel Vale es sin lugar a dudas un obstáculo.

Lo segundo que también hay que señalar, es que el trípode que sustentara el arrecie del proceso, presente y futuro de la revolución criolla, es la promoción y establecimiento del socialismo del siglo XXI, el partido único y la reforma constitucional con miras a la reelección indefinida. Tal menú requiere lo que el presidente Chávez esta haciendo, es decir, en primer lugar, concentrar esfuerzo y una clase que ocupe el alto gobierno de su más altísima confianza, es por ello que prácticamente todos los 13 nuevos ministros proceden de la Asamblea Nacional, el Comando Miranda y naturalmente el estamento militar.

La estrategia y modelo socialista a la venezolana con claros visos y propensión al autoritarismo, de acuerdo a las inferencias que en las primeras de cambio podemos sacar, es que el gobierno no tiene otra manera de implementar el trípode o triada (socialismo del siglo XXI, el partido único y la reforma constitucional con miras a la reelección indefinida) y para ello requiere control de medios de comunicación, ya no basta CONATEL, por ello se refuerza a esta última con la creación del Ministerio de Telecomunicaciones bajo la dirección del capitán e ingeniero Jesse Chacón. Pero aparte de las comunicaciones, el gobierno interviene, politiza la educación, y para ello esta el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte dirigido por su hermano Adán Chávez Frías. Pero la cuadratura del círculo requiere una clara visión “socialista” y “anticapitalista” en el manejo del petróleo, la energía y las finanzas, la responsabilidad recae en el ministro Rafael Ramírez, Jorge Giordani y Rodrigo Cabezas respectivamente. El rompecabezas diseñado por Chávez con neta tendencia socialista – comunista, incorpora un elemento netamente de corte neoliberal como son los tributos, por ello ratifica al también capitán José Gregorio Vielma Mora frente al SENIAT.

Nos parece sumamente desmedido y peligroso el que se plantee quitarle la autonomía que tradicionalmente ha gozado el Banco Central de Venezuela (BCV), continua con un manejo populachero y buhoneril de PDVSA, pedir la nacionalización de la industria petrolera, CANTV y demás. Queda claro que hay dos países, dos sociedades, dos proyectos y sistemas en pugna. La democracia supone división de poderes, alternancia, tolerancia, medios de comunicación alternativos, disidencia, existencia de pluralismo ideológico, instituciones de control, legalidad, etc, etc, aspectos e indicadores que comienzan a escasear, y lo peor aún, se sustituyen rápida o gradualmente por concentración de poder, ausencia de controles, eliminación de la disidencia, el establecimiento de un partido único, excesivo protagonismo del estamento militar, controles a los medios de comunicación y el establecimiento de un solo discurso, un solo color y un pensamiento único.

El gran debate pendiente es el de salud, la educación, el empleo, la seguridad, la productividad, las alianzas estratégicas, cómo superar la pobreza, la revalorización de lo local, la promoción del Estado de derecho, la inversión, etc, etc. La realidad es dura. Los anuncios, nombramientos y decisiones del presidente Chávez no se corresponden con las realidades regionales y globales, signadas por la promoción de la democracia y la calidad de vida de los ciudadanos, más bien son una autentica expresión de desmesura, de poder y borrachera, olvidando que hay medio país que legítimamente diciente de las ejecutorias y forma de hacer política del gobierno actual. Veremos…
(*) Profesor de la Universidad de Los Andes

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba